LA EDAD DE PERGAMO
Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos, dice estas cosas: Yo sé tus obras, y dónde moras, donde está la silla de Satanás; y retienes mi nombre, y no has negado mi fe, aun en los días en que fue Antipas mi testigo fiel, el cual ha sido muerto entre vosotros, donde Satanás mora.
Pero tengo unas pocas cosas contra ti: porque tú tienes ahí los que tienen la doctrina de Balaam, el cual enseñaba a Balac a poner escándalo delante de los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.
Así también tú tienes a los que tienen la doctrina de los Nicolaítas, lo cual yo aborrezco.
Arrepiéntete, porque de otra manera vendré a ti presto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca, El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. (Apocalipsis 2:12-17).
PERGAMO Pergamum (nombre antiguo) estaba situada en Mysia, en un distrito que aprovechaba de las aguas de tres ríos, por medio de uno de los cuales tramitaban al Mar Egeo. Fue descrita como
la ciudad más ilustre de Asia. Era una ciudad de cultura con una biblioteca que solamente era superada por la de Alejandría. Pero sin embargo, era una ciudad de mucho pecado, entregada a ceremonias licenciosas de la adoración de Esculapio, quien adoraban en la forma de una serpiente viva que estaba hospedada y alimentada en el templo. En esta bella ciudad de arboledas irrigadas, parques y sendas públicas, vivía un pequeño grupo de creyentes dedicados, quienes no fueron engañados por la capa de hermosura y aborrecían la adoración Satánica que inundaba el lugar.
LA EDAD La edad de Pérgamo duró casi trescientos años, de 312 a 606 D.C.
EL MENSAJERO Usando nuestra regla dada por Dios para escoger el mensajero para cada edad, eso es: escogemos a aquel cuyo ministerio se aproxima más al ministerio del primer mensajero, Pablo, prontamente declaramos que el mensajero a Pérgamo fue Martín. Martín nació en 315 D. C. en Hungría. Sin embargo, el trabajo de su vida fue en Francia donde él obró en y alrededor de Tours como un obispo. El murió en 399 D. C. Este gran santo fue el tío de otro maravilloso Cristiano, San Patricio de Irlanda.
Martín fue convertido a Cristo mientras que estaba prosiguiendo una carrera de soldado profesional. Fue mientras él todavía estaba en esta ocupación que tomó lugar un milagro muy sobresaliente. Está registrado que un limosnero estaba tirado enfermo en la calle en el pueblo en
que Martín estaba situado. El frío del invierno era más de lo que él podía soportar porque estaba muy escasamente vestido. Nadie prestaba atención a sus necesidades hasta que llegó Martin.
Viendo la situación de este pobre hombre, pero no teniendo una vestidura de sobra, se quitó su capa, la cortó por la mitad con su espada, y con ella cubrió al hombre que se estaba congelando.
Le atendió lo mejor posible y continuó su marcha. Esa noche se le apareció el Señor Jesús en una visión. Allí estaba, como un limosnero, envuelto en la porción de la vestidura de Martín. El le habló a Martín y dijo: "Martín, aunque solamente es un catecúmeno, me ha vestido con esta vestidura." Desde ese tiempo en adelante, Martín se esforzó por servir al Señor con todo su corazón. Su vida llegó a ser una serie de maravillas manifestando el poder de Dios.
Después de haber dejado el ejército, y habiendo llegado a ser un líder en la iglesia, él tomó una posición muy militante en contra de la idolatría. El cortó las arboledas, quebró las imágenes y derribó los altares. Cuando fue confrontado por los paganos, en vista de sus hechos, él les desafió en semejante manera como Elías con los profetas de Baal. El les ofreció amarrarle a un árbol en su lado de abajo para que cuando fuese cortado él sería atrampado si Dios no entraría para voltear al árbol mientras que caía. Los paganos astutos le amarraron a un árbol que estaba creciendo en el lado de un monte, asegurados de que la atracción natural de la gravedad causaría que el árbol caería de una manera para hacerle pedazos. En el momento en que el árbol empezó a caer, Dios lo
volteó y hacia la cumbre del monte, contrario a todas las leyes naturales. Algunos de los paganos que huían fueron muertos por el árbol cuando cayó.
Historiadores reconocen que cuando menos en tres ocasiones él levantó a los muertos por fe en el Nombre de Jesús. En una ocasión él oró por un niño muerto. Como Eliseo, él se echó sobre el niño y oró. El niño volvió a vida y salud. En otra ocasión él fue llamado para ayudar a libertar a un hermano que estaba preso y lo estaban llevando a la muerte en un tiempo de gran persecución. Para cuando él llegó el hombre ya estaba muerto. Lo habían colgado de un árbol. Su cuerpo estaba sin vida y sus ojos estaban fuera de sus cuencas. Pero Martín lo bajó del árbol y cuando hubo orado, el hombre fue restaurado a vida y a su familia regocijante.
Martín nunca temía al enemigo, fuere quien fuere. Así que él fue personalmente a encontrarse con un emperador malvado quien era responsable por la muerte de muchos santos llenos del Espíritu. El emperador no le quería conceder una audiencia, así que Martín fue a ver a un amigo del emperador, uno llamado Damasus, un obispo cruel de Roma. Pero el obispo, siendo un Cristiano nominal de la vid falsa, no quería interceder. Martín volvió al palacio, pero ahora las puertas estaban cerradas con llave y no le dejaban entrar. El se postró sobre su cara ante el Señor y oró que pudiese entrar al palacio. El oyó una voz que le convidaba a levantarse. Cuando se levantó, él vio que las puertas se abrían solas. El entró en la corte, pero el emperador arrogante no se volteaba a hablar con Martín. Martín oró de nuevo. De repente un fuego vino espontáneamente
del asiento del trono y el emperador desdichado se levantó prontamente. Seguramente el Señor humilla a los orgullosos y ensalza a los despreciados.
Tal fue su ardor en servir al Señor que el diablo fue provocado grandemente. Los enemigos de la verdad emplearon asesinos para matar a Martín. Ellos vinieron ocultamente a su casa y cuando estaban al punto de matarlo, él se paró y prohibió el paso de la espada a su garganta. Cuando ellos se lanzaron sobre él, el poder de Dios de repente los echó de vuelta al otro lado del cuarto. Ellos fueron tan vencidos en aquella atmósfera tan santa y terrible que vinieron sobre sus manos y rodillas y rogaron perdón por el ataque sobre su vida.
Con demasiada frecuencia cuando hombres son usados por el Señor en una manera especial, ellos llegan a ser empalpados con orgullo. Pero no era así con Martín. El siempre se mantuvo el siervo humilde de Dios. En una cierta noche cuando él se estaba preparando para entrar al púlpito, un limosnero llegó a su oficina y le pidió ropa. Martín lo refirió a su diácono mayor. El diácono arrogante le mandó que se fuera. Entonces él regresó a ver a Martín. Martín salió y le dio su propio traje, por cierto un traje muy fino y le dijo al diácono que le trajera un traje de menor calidad. Esa noche mientras Martín predicaba la Palabra, el pueblo de Dios vio un encedimiento suave de luz blanca alrededor de su persona.
Seguramente este fue un gran hombre, un verdadero mensajero a esa edad. Nunca deseoso
de nada menos que agradar a Dios, él vivió una vida muy consagrada. Nunca pudo ser inducido a predicar sin que primero había orado y estaba de una hechura espiritual en que podía saber y entregar el consejo completo de Dios por medio del Espíritu Santo enviado del Cielo.
Frecuentemente mantenía a la gente esperándole mientras que oraba por la seguridad definitiva.
Solamente sabiendo de Martín y su poderoso ministerio puede ser que uno piense que la persecución de los santos se había disminuido. No fue así. Todavía sufrían destrucción del diablo por medio de la instrumentalidad de los malvados. Fueron quemados en la estaca. Fueron clavados en maderos, cabeza para abajo, y entonces soltaban sobre ellos perros salvajes, y así los perros despedazaban la carne y las entrañas, dejando a las víctimas morir en tormento terrible. Los infantes fueron arrancados de madres en espera y echados a los puercos. A las mujeres les cortaban los pechos y las forzaban a mantenerse de pie mientras que cada palpitación del corazón echaba la sangre en el suelo hasta que caían muertas. Y al pensar en estas cosas la tragedia fue aun peor cuando uno se da cuenta que todo esto no era solamente la obra de los paganos, pero en muchas instancias fue causado por asíllamados `Cristianos' quienes pensaban que le estaban rindiendo favor a Dios en exterminar a estos fieles soldados de la cruz, quienes se mantuvieron fieles hacia la Palabra y obediencia al Espíritu Santo.
Os echarán de las sinagogas; y aun viene la hora, cuando cualquiera que os matare,
pensará que hace servicio a Dios. (Juan 16:2) Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. (Mateo 24:9).
Por medio de señales y prodigios, por el poder del Espíritu, Martín en verdad fue vindicado como el mensajero a esa edad. Pero no solamente fue dotado con un gran ministerio, sino que él mismo fue para siempre fiel a la Palabra de Dios. El combatió organización. El resistió pecado en altos lugares. El campeonó la verdad en palabra y en hecho y vivió una vida completa de victoria Cristiana.
Un biógrafo escribió de él así: "Nadie nunca lo vio enojado, o perturbado, o agraviado, o riéndose. Siempre era uno y el mismo y parecía ser algo más que mortal, llevando en su rostro una clase de gozo celestial. Nunca había nada en sus labios más que Cristo, nunca nada en su corazón más que piedad, paz y compasión. Frecuentemente lloraba por los pecados de aun sus detractores, quienes, cuando él estaba quieto y ausente, le atacaban con labios malvados y lenguas venenosas.
Muchos le odiaban por las virtudes que ellos mismos no tenían y no podían imitar; y ¡ay! sus acometedores más ásperos eran obispos." EL SALUDO El que tiene la espada aguda de dos filos, dice estas cosas: (Apocalipsis 2:12b) El mensaje a la tercera edad está a punto de manifestarse. La tercera escena de este drama
que se está realizando, "Cristo en medio de Su Iglesia," está a punto de revelarse. Con una Voz como de trompeta, el Espíritu presenta al Ser Sin Igual, "El que tiene la espada aguda de dos filos." Cuan incomparablemente diferente es esta presentación de aquella vez cuando Pilato introdujo al Cordero de Dios, vestido con un manto rico de mofa, herido y coronado con espinas, diciendo: "He aquí vuestro Rey." Ahora, con un manto real y con una corona de gloria, está el Señor resucitado, "Cristo, el poder de Dios." En estas palabras, "El que tiene la espada aguda de dos filos", está otra revelación de la Deidad. Ud. recordará en la edad de Efeso, El fue manifestado como el Dios Invariable. En la edad de Smirna, lo vimos como el Unico Dios Verdadero y aparte de El no hay otro. Ahora en esta edad de Pérgamo, hay una revelación más fina de Su Deidad, mostrada por Su asociación con la espada aguda de dos filos, la cual es la Palabra de Dios.
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos; y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12).
Y tomad... la espada del Espíritu; que es la palabra de Dios. (Efesios 6:17) Y estaba vestido de una ropa teñida en sangre: y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS.
Y de su boca sale una espada aguda... (Apocalipsis 19:13 y 15a).
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Este era en el principio con Dios.
Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho. (Juan 1:13).
Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo. y estos tres son uno. (1a de Juan 5:7).
Ahora podemos ver Su asociación con la Palabra. EL ES LA PALABRA. Eso es lo que es. `La Palabra' es Su Nombre.
En Juan 1:1 dice: "En el principio era el Verbo." La raíz de la cual llega nuestra traducción `Verbo', es `Logos' que quiere decir, `el pensamiento o concepto'. Tiene el doble significado de `pensamiento' y `habla'. Ahora, un `pensamiento expresado' es una `palabra o palabras'. ¿No es eso maravilloso y hermoso? Juan dice que el concepto de Dios fue expresado en Jesús. Y Pablo dice la misma cosa en Hebreos I :13: Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el universo:
El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en la alturas.
Dios llegó a ser expresado en la persona de Jesucristo. Jesús era la Imagen Expresa de Dios. También en Juan 1:14: Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros...
La mera sustancia de Dios fue hecha carne y habitó entre nosotros. El gran Espíritu Dios hacia el Cual ningún hombre podía aproximarse, el Cual ningún hombre había visto ni podía contemplar, ahora estaba morando en carne y habitaba entre los hombres, expresando la plenitud de Dios a los hombres.
A Dios nadie le vio jamás: el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le declaró.
(Juan 1:18).
Dios, Quien en diversas ocasiones manifestaba Su presencia por medio de la Nube o la Columna de fuego que henchía temor en los corazones de los hombres; este Dios, Cuyos características de su corazón fueron dadas a conocer solamente por revelación de palabras por medio de profetas, ahora llegó a ser Emmanuel (Dios con nosotros) declarándose. La palabra, `declarar' viene de la raíz griega que frecuentemente traducimos como `exegis' que quiere decir
`explicar profundamente y hacer claro'. Eso es lo que hizo La Palabra Viviente Jesús.
El nos trajo Dios, porque El era Dios. El nos reveló a Dios con tanta claridad que Juan podía decir de El en la de Juan 1:13: Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, (`Logos' quiere decir `habla') lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos mirado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida; (Porque la vida fue manifestada, y vimos, y testificamos, y os anunciamos aquella vida eterna, la cual estaba con el Padre, y nos ha aparecido;) Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros: y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.
Cuando Dios verdaderamente fue revelado, fue manifestado en la carne. "El que me ha visto, ha visto al Padre." Ahora de nuevo en Hebreos 1:13, mencionamos que Jesús era la Imagen Expresa de Dios. El era Dios expresándose a Sí mismo en hombre, a hombre. Pero hay algo más que notar en estos versículos, especialmente versículos uno y dos. "Dios, habiendo hablado muchas veces y en
muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo." Quiero que se fije Ud. aquí en que después de una examinación muy cuidadosa de los manuscritos más antiguos, hallamos que la palabra `por' no es una traducción correcta. Debe ser `en', no `por'. Entonces se lee correctamente: "Dios habló en otros tiempos a los padres en los profetas por medio de la Palabra." ...porque Jehová se manifestó a Samuel en Silo con palabra de Jehová. (1a de Samuel 3:21).
Eso muestra a la de Juan 5:7 perfectamente: "El Espíritu y la Palabra son UNO." Jesús reveló al Padre. La Palabra reveló al Padre. Jesús era la Palabra Viviente. ¡Gloria a Dios, hoy día El todavía es aquella Palabra Viviente! Cuando Jesús estuvo en la tierra, El dijo: ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo de mí mismo: mas el Padre que está en mí, él hace las obras. (Juan 14:10).
Aquí está mostrado claramente que la manifestación perfecta de Dios en el Hijo fue por medio del Espíritu morador, manifestándose en Palabra y en obras. Eso es exactamente lo que hemos estado enseñando todo el tiempo. Cuando la Novia regrese a ser una Novia de la Palabra, ella producirá las mismas obras que produjo Jesús. La Palabra es Dios. El Espíritu es Dios. Todos son UNO sólo. Uno no puede obrar aparte del otro. Si uno verdaderamente tiene el Espíritu de
Dios, tendrá también la Palabra de Dios. Así es como era con los profetas. Ellos tenían el Espíritu morador de Dios y la Palabra vino a ellos. Así es como era con Jesús. En El estaba el Espíritu sin medida y la Palabra le vino a El. ("Jesús comenzó a hacer y a enseñar." "Mi doctrina no es mía, sino de aquél que me envió." Hechos 1:1, Juan 7:16.) Recuerde, Juan el Bautista era tanto el profeta como el mensajero de su día. Fue llenado del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre. Cuando él estaba bautizando en el Jordán, a él llegó la Palabra de Dios (Jesús). La Palabra siempre viene a los que en verdad son llenos del Espíritu. Esa es la evidencia de ser llenado del Espíritu Santo. Eso es lo que Jesús dijo que sería la evidencia. El dijo: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir. (Juan 14:16-17).
Ahora, sabemos lo que es verdad: "tu palabra es verdad," (Juan 17:17). También en Juan 8:43: ¿Por qué no reconocéis mi lenguaje? porque no podéis oír mi palabra.
¿Se fijó Ud. en que Jesús dijo que el mundo no podía recibir el Espíritu Santo? Pues en este versículo que acabo de leer, tampoco podían recibir la Palabra. ¿Por qué? Porque el Espíritu
y la Palabra son UNO, y si Ud. tiene el Espíritu Santo como lo tuvieron los profetas, la Palabra vendría a Ud. y Ud. la recibiría.
Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, el os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho. (Juan 14:26).
Aquí de nuevo hallamos que la Palabra viene por razón del Espíritu de Dios. También en Juan 16: 13: Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad (la Palabra), él os guiará a toda verdad (tu Palabra es Verdad); porque no hablará de sí mismo, sino que hablará (la Palabra) todo lo que oyere (Palabra de Dios), y os hará saber las cosas que han de venir (el Espíritu trayendo la Palabra de profecía).
Quiero que se fije bien que Jesús no dijo que la evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo era hablar en lenguas, o interpretando, o profetizando, o gritando o bailando. El dijo que la evidencia sería que Ud. estaría en la Verdad; Ud. estará en la Palabra de Dios para su edad.
Evidencia tiene que ver con el recibir esa Palabra.
Si alguno a su parecer, es profeta, ó espiritual, reconozca lo que os escribo, porque son mandamientos del Señor. (1a de Corintios 14:37).
¿Ve Ud. eso? La prueba del Espíritu morador era de reconocer y seguir lo que el profeta de Dios daba para su edad a medida de que ponía a la Iglesia en orden. Pablo tenía que decir a
aquellos que venían con otra revelación (versículo 36): "Qué, ¿ha salido de vosotros la palabra de Dios? ¿o a vosotros solos ha llegado?" La evidencia de un creyente Cristiano lleno del Espíritu, no es de producir la verdad (la Palabra), sino de recibir la verdad (la Palabra) y de creerla y obedecerla.
¿Ha notado Ud. en Apocalipsis 22:17? "Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven." ¿Ve Ud.? La Esposa habla la misma Palabra que el Espíritu. Ella es una Esposa de la Palabra, probando que ella tiene el Espíritu. En cada Edad de la Iglesia oímos estas palabras: "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias." El Espíritu da la Palabra. Si Ud.
tiene el Espíritu, Ud. oirá la Palabra para su edad, así como aquellos verdaderos Cristianos tomaron la Palabra para su edad.
¿Se le pasó a Ud. ese último pensamiento? Repito: cada Edad de la Iglesia termina con la misma admonición: "El que tiene oído, oiga (el individuo) lo que el Espíritu dice a las iglesias." El Espíritu da la Palabra. El tiene la verdad para cada edad. Cada edad ha tenido sus propios escogidos, y ese grupo escogido siempre `oyó la Palabra' y la recibió, probando que ellos tenían la Simiente en sí.
El que es de Dios, las palabras de Dios oye: por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios. (Juan 8:47).
Ellos negaron la Palabra (Jesús) y Sus Palabras para sus días, pero la Simiente verdadera recibió la Palabra porque eran de Dios.
Y todos tus hijos serán enseñados de Jehová (el Espíritu Santo). (Isaías 54:13).
Jesús dijo la misma cosa en Juan 6:45. Siendo UNO CON LA PALABRA, prueba si Ud.
es de Dios y lleno de Su Espíritu. No hay otro criterio.
Pero, ¿qué son las lenguas e interpretaciones y los demás dones? Son manifestaciones. Eso es lo que enseña la Palabra. Léalo en la de Corintios 12:7: Empero a cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho. Luego Pablo nombra las manifestaciones.
Ahora llegamos a esta pregunta genuina que sé que Ud. está ansioso por preguntar. ¿Por qué es que la manifestación no es una evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo, porque uno en verdad no podría manifestar al Espíritu Santo sin que verdaderamente fuere lleno del Espíritu? Ahora, ojalá que eso fuere cierto, porque a mi no me gusta ofender a la gente ni pisotear su doctrina; pero yo no sería un fiel siervo de Dios si no les anunciaba todo el consejo de Dios.
Eso es verdad, ¿o no es? Fijémonos por un momento en Balaam. El era religioso, él adoraba a Dios. El entendía la manera correcta de sacrificio y como llegar ante Dios, pero él no era un profeta de la Simiente Verdadera, porque él tomó el pago de injusticia, y lo peor de todo, él guió al pueblo de Dios a pecados de fornicación e idolatría. Sin embargo, ¿quién se atrevería a negar que el Espíritu de Dios se manifestó a través de él en una de las más hermosas porciones de
profecía, absolutamente exacta, que el mundo jamás ha conocido? Pero él nunca tuvo el Espíritu Santo. Ahora pues, ¿qué piensa Ud. de Caifás, el pontífice? La Biblia dice que él profetizó la clase de muerte que el Señor habría de morir. Todos sabemos que no hay ningún registro de él siendo un hombre lleno y guiado por el Espíritu como el precioso anciano Simeón o aquella santa amable llamada Ana. Sin embargo, él tenía una manifestación genuina del Espíritu Santo. No podemos negar eso. Así que ¿dónde queda la manifestación como evidencia? No está allí. Si Ud.
verdaderamente es lleno del Espíritu de Dios, Ud. tendrá la evidencia de la PALABRA en su vida.
Deje mostrarle cuán profundo siento y entiendo esta verdad por medio de una revelación que Dios me dio. Ahora, antes de decirlo, quiero decir esto: Muchos de Uds. me creen ser un profeta. Yo no digo que soy, Ud. lo dijo. Pero sabemos mutuamente que las visiones que Dios me da, NUNCA FALLAN NI UNA SOLA VEZ. Si hay alguien que puede probar que una visión falló, yo quiero que me lo muestre. Ahora, que me siguen hasta aquí, este es mi relato.
Hace muchos años, cuando yo por primera vez encontré a la gente Pentecostal, yo estaba en uno de sus campamentos donde había mucha manifestación de lenguas, interpretación de lenguas y profecía. Había dos predicadores en particular que estaban empeñados en esta forma de hablar más que cualquiera de los demás hermanos. Me gocé realmente en los cultos y estaba verdaderamente interesado en las diversas manifestaciones, porque tenían un sonido de realidad.
Era mi sincero deseo aprender todo lo que podía acerca de estos dones, así que me propuse a hablar acerca de ello con estos dos hermanos. Por medio del don de Dios que está en mí, me propuse a conocer el espíritu del primer hombre para ver si en verdad era de Dios o no. Después de una corta conversación con ese hermano tan amable y humilde, yo sabía que él era un genuino Cristiano macizo. El era real. El segundo no era en ninguna manera como el primero. El era orgulloso y jactancioso, y mientras que hablaba con él, una visión pasó en frente de mí y vi que él estaba casado con una dama de cabello rubio, pero que estaba viviendo con una mujer de cabello castaño y hasta tenía dos hijos por esta. El era un hipócrita bien hecho.
Ahora, déjeme decirle, yo estaba confundido. ¿Cómo podría no estar? Aquí estaban dos hombres, uno de los cuales era un verdadero creyente y el otro era un personificador pecaminoso.
Sin embargo, ambos estaban manifestando dones del Espíritu. Yo estaba muy perturbado por causa de esta confusión. Me fui del campamento para acudir a Dios por la respuesta. Me fui solo a un lugar secreto y allí con mi Biblia oré y esperé a Dios por la respuesta. No sabiendo donde leer en las Escrituras, casualmente abrí la Biblia al libro de Mateo. Leí por un rato y entonces puse la Biblia a un lado. De repente un viento sopló por el cuarto y volvió las páginas de la Biblia a Hebreos, capítulo seis. Lo leí y me interesaron en particular aquellos versículos extraños: Hebreos 6:49:
Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron el don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, Y asimismo gustaron la buena palabra de Dios, y las virtudes del siglo venidero, Y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios, y exponiéndole a vituperio.
Porque la tierra que embebe el agua que muchas veces vino sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos de los cuales es labrada, recibe bendición de Dios: Mas la que produce espinas y abrojos, es reprobada, y cercana de maldición; cuyo fin será el ser abrasada.
Pero de vosotros, oh amados, esperamos mejores cosas, y más cercanas a salud, aunque hablamos así.
Cerré la Biblia, la puse a un lado, y medité un rato y oré. Todavía no tenía la respuesta. De nuevo abrí la Biblia así casualmente pero no leí. De repente, el viento sopló de nuevo y una vez más las páginas abrieron a Hebreos capítulo seis y en ese momento el viento cesó. Leí aquellas palabras de nuevo y cuando lo hice, entonces entró el Espíritu de Dios al cuarto y yo vi una visión. En la visión vi un hombre vestido con una vestidura del blanco más puro, quien fue sembrando grano en un campo recientemente arado. Era una día resplandeciente y la siembra se hacia en la mañana. Pero ya muy tarde en la noche, después de que el sembrador en blanco se
había ido, vino un hombre en negro y audazmente sembró más semilla entre aquella que el hombre en blanco había sembrado. Pasaron los días el sol y la lluvia bendijeron la tierra; y un día apareció el trigo. ¡Que lindo era! Pero al día siguiente apareció la cizaña.
El trigo y la cizaña crecieron juntos. Ellos aprovecharon del mismo nutrimiento de la misma tierra. Ellos bebieron del mismo sol y la misma lluvia.
Entonces llegó el día en que los cielos eran como latón y todas las plantas empezaron a entristecerse y a morir. Oí al trigo que levantaba la cabeza y clamaba a Dios por lluvia. La cizaña también alzaba su voz y lloraba por lluvia. Entonces los cielos se oscurecieron y vino la lluvia y ahora el trigo, lleno de fuerza, alzó su voz y clamó en adoración, "Alabado sea el Señor." Y a mi asombro, vi también a la cizaña refrescada mirar hacia arriba y decir, "Aleluya".
Entonces conocí la verdad del campamento y la visión. La parábola del Sembrador y la Simiente, el sexto capítulo de Hebreos y la manifestación evidencial de dones Espirituales en una congregación mezclada todo llegó a ser maravillosamente claro. El Sembrador en blanco era el Señor. El sembrador en negro era el diablo. El mundo era el campo. Las semillas eran la gente, escogidos y réprobos. Ambos aprovecharon del mismo alimento, agua y sol. Ambos oraron.
Ambos recibieron ayuda de Dios, porque El hace que Su sol y lluvia caigan sobre bueno y malo.
Y aunque ambos tuvieron la misma maravillosa bendición y ambos tuvieron las mismas maravillosas manifestaciones, todavía había esa gran diferencia: ERAN DE SIMIENTES DISTINTAS.
Aquí también estaba la respuesta a Mateo 7:21-23: No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les protestaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad.
Jesús no niega que ellos hicieron las grandes obras que solamente el Espíritu Santo puede obrar por medio del hombre. Pero El sí negó que jamás los había conocido. Estos no eran apóstatas. Eran mas bien réprobos malvados y blasfemosos. Estos eran de la simiente de Satanás.
Allí está la cosa. Ud. no puede decir que manifestación es la evidencia de ser nacido o llenado del Espíritu. No señor. Yo reconozco que verdadera manifestación es la evidencia del Espíritu Santo obrando grandes cosas, pero no es la evidencia del individuo siendo lleno del Espíritu, aunque sea que aquel individuo tenga una abundancia de dichas manifestaciones.
La evidencia de haber recibido el Espíritu Santo hoy día, es igual como fue cuando Jesús
habló acerca de ello (Juan 8:47). Es recibiendo la Palabra de verdad para el día en que Ud. vive.
Jesús nunca puso el énfasis sobre la importancia de las obras, tanto como la importancia de la Palabra. El sabía que si la gente obtenía la Palabra, entonces las obras seguirían. Eso es la Biblia.
Ahora, Jesús sabía que iba haber una gran separación de la Palabra en la edad de Pérgamo, que aun estaba a doscientos años de la visión de Patmos. El sabía que esa separación les causaría entrar en la Edad del Oscurantismo. El sabía que el camino original por el cual el hombre se apartó de Dios era por primeramente dejando la Palabra. Si Ud. deja la Palabra, Ud. ha dejado a Dios. Así que se está presentando a la iglesia de Pérgamo y en verdad a todas las iglesias de todas las edades: "Yo soy la Palabra. Si quieren Deidad en su medio, entonces reciban y den la bien venida a la Palabra. Nunca dejen que nada o nadie venga entre Ud. y esa Palabra. Esto que les estoy dando (la Palabra) es una revelación de Mí mismo. Yo soy la Palabra. ¡Nunca olviden eso!" A veces me pongo a pensar en que si estamos suficientemente estimulados con la Palabra en nuestro medio. Déjeme darle un pensamiento aquí. ¿Cómo es que oramos? ¿No es verdad que oramos en el Nombre de Jesús? Toda oración es en Su Nombre o no hay respuesta. Sin embargo en la de Juan 5:14, y 15 la Biblia nos dice: Y esta es la confianza que tenemos en él, que si demandáremos, alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que demandáremos, sabemos que
tenemos las peticiones que le hubiéremos demandado.
Ahora preguntamos, "¿Qué es la voluntad de Dios?" Solamente hay una manera de conocer Su voluntad y esa es por medio de la Palabra de Dios.
¿Quién será aquel que diga, que vino algo que el Señor no mandó? (Lamentaciones 3:37).
Allí está. Si no está en la Palabra, Ud. no lo puede tener. Así que no podemos pedir sin que esté en la Palabra; y no podemos suplicar o pedir sin que sea en Su Nombre. Allí está de nuevo. Jesús (el Nombre) es la Palabra (voluntad). Ud. no puede separar a Dios de la Palabra.
Son UNO.
Ahora pues, esta Palabra que El ha dejado en la página imprimida es una parte de El cuando Ud. lo acepta por fe en una vida llena del Espíritu. El dijo que Su Palabra era vida (Juan 6:63). Pero eso es exactamente lo que El es: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida" (Juan 14:6). "Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de él" (Romanos 8:9b). Allí está, El es Espíritu y El es Vida. Eso es exactamente lo que es la Palabra; eso es exactamente lo que es Jesús. El es la Palabra. Así que cuando un hombre, que es nacido y llenado del Espíritu, toma esa Palabra en fe en su corazón y la pone sobre sus labios, pues eso es igual a que hablare Deidad.
Toda montaña tiene que desvanecerse. Satanás no se puede oponer a ese hombre.
Si la iglesia, allá en aquella tercera edad, tan sólo hubiera retenido la revelación de la Palabra viviente en su medio, entonces el poder de Dios no hubiera decaído como sucedió en las Edades del Oscurantismo. Y hoy mismo, cuando la iglesia vuelve a la Palabra en fe, podemos decir sin duda que la gloria de Dios y las maravillosas obras de Dios estarán en su medio de nuevo.
Una noche, mientras yo estaba inquiriendo al Señor, el Espíritu Santo me dijo que tomara mi pluma y escribiera. Mientras yo tomaba la pluma, Su Espíritu me dio un mensaje para la iglesia.
Se lo quiero traer tiene que ver con la Palabra y la Novia: Aquí está lo que les estoy tratando de decir. La ley de reproducción es que cada especie produce según su propio género, aun según Génesis 1:11: Y dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé simiente; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su simiente esté en él, sobre la tierra: y fue así.
Cualquier vida que estaba en la simiente, vino en la planta y luego en el fruto. La misma ley se aplica a la iglesia hoy día. Cualquier simiente que empezó la iglesia, vendrá y será igual a la simiente original, porque es la misma simiente. En estos últimos días, la verdadera NoviaIglesia (la Simiente de Cristo) llegará a la piedra fundamental, y ella será
la super iglesia, una super raza, a medida que se acerca a El. Ellos, que están en la Novia, serán tanto como El que estarán en Su mismo imagen. Esto es de manera para ser unidos con El. Ellos serán uno. Ellos serán la mera manifestación de la Palabra del Dios viviente.
Denominaciones no pueden producir esto (simiente equivocada). Ellos producirán sus credos y sus dogmas, mezcladas con la Palabra. Este cruzamiento produce un producto híbrido.
El primer hijo (Adam) era la Palabrasimiente hablada de Dios. Le fue dada una esposa para reproducirse. Para eso le fue dada la esposa, para reproducirse; para producir otro hijo de Dios. Pero ella cayó. Ella cayó por medio de cruzamiento. Por causa de ella, él murió.
El segundo Hijo (Jesús), también una PalabraSimiente hablada de Dios, fue dado una novia así como fue Adam. Pero antes de que El se pudiera casar con ella, ella había caído también. Ella, como la esposa de Adam, fue puesta a la prueba para ver si creería la Palabra de Dios y tener Vida, o dudar la Palabra y morir. Ella dudó. Ella dejó la Palabra.
Ella murió.
De un grupo pequeño de la verdadera simiente de la Palabra, Dios presentará a
Cristo una Novia querida. Ella es una virgen de Su Palabra. Ella es una virgen porque no conoce ningún credo ni dogma hecha por el hombre. Por y por medio de los miembros de la Novia será cumplido todo lo prometido de Dios que habría de ser manifiesto en la virgen.
La palabra de promesa vino a la virgen María. Pero esa Palabra de promesa era El mismo, Quien habría de ser manifestado. Dios fue manifestado. El mismo actuó en ese tiempo y cumplió Su propia Palabra de promesa en la virgen. Fue un ángel quien le había traído el mensaje. Pero el mensaje del ángel fue la Palabra de Dios (Isaías 9:6). El, en ese tiempo, cumplió todo lo que estaba escrito acerca de El porque ella aceptó Su Palabra.
Los miembros de la Novia virgen Le amarán y ellos tendrán Sus potenciales, porque El es su cabeza y todo poder le pertenece. Ellos son sujetos a El así como los miembros de nuestros cuerpos son sujetos a nuestra cabeza.
Note la armonía entre el Padre y el Hijo. Jesús nunca hizo nada sin que primeramente se le fue mostrado del Padre (Juan 5:19). Esta armonía ahora habría de existir entre el Novio y la Novia. El le enseña a ella Su Palabra de Vida. Ella la recibe y nunca la duda. Así que nada la puede dañar, ni aun la muerte. Porque si la simiente fuere sembrada, el agua la traerá de nuevo. Aquí está el secreto de esta cosa: la Palabra está en la Novia (así como estuvo en María). La Novia tiene la mente de Cristo porque ella sabe lo
que El quiere que se haga con la Palabra. Ella lleva a cabo el mandamiento de la Palabra en Su Nombre porque ella tiene ASI DICE EL SEÑOR. Entonces la Palabra es vivificada por el Espíritu, y llega a suceder. Así como una simiente que es sembrada y regada, llega a la cosecha madura, cumpliendo su propósito.
Aquellos en la Novia hacen solamente Su Voluntad. Nadie los puede hacer que hagan de otra manera. Si no tienen ASI DICE EL SEÑOR, se quedan callados. Ellos saben que tiene que ser Dios en ellos haciendo las obras, cumpliendo Su propia Palabra. El no completó toda Su obra cuando estaba aquí en Su ministerio terrestre, así que ahora obra en y por medio de la Novia. Ella sabe eso, porque no era el tiempo para hacer ciertas cosas que ahora tiene que hacer. Pero El ahora cumplirá por medio de la Novia aquella obra que dejó para este tiempo en particular.
Ahora, mantengámonos firmes como J osué y Caleb. Nuestra tierra prometida está apareciendo aun como la de ellos. Ahora, J osué significa `J ehováSalvador' y él representa el líder del último día quien vendrá a la Iglesia aun como vino Pablo como el líder original.
Caleb representa aquellos que permanecieron fieles con J osué. Recuerde, Dios había puesto a Israel inicialmente como una virgen juntamente con Su Palabra. Pero ellos deseaban algo diferente, así como también la iglesia del último día. Fíjese como es que Dios no movió a
Israel o no la dejó entrar a la tierra prometida hasta que fuese Su propio tiempo asignado.
Ahora, el pueblo pudiera haber puesto la exigencia sobre Josué, el líder, diciendo: " La tierra es nuestra, avancemos a tomarla. Josué, tú estás acabado, a la mejor perdiste tu comisión, no tienes el poder que antes tenías. Antes oías de Dios y conocías la voluntad de Dios y actuabas eficazmente. Algo está mal contigo." Pero Josué era un profeta enviado por Dios y él conocía las promesas de Dios y en ellas esperaba. El esperaba hasta obtener una decisión clara y definitiva de Dios y cuando llegó el tiempo para moverse, Dios colocó la dirección completa en las manos de Josué porque él se había quedado con la Palabra. Dios podía confiar en Josué, pero no en los demás. Así se repetirá en este último día. El mismo problema, las mismas exigencias.
Tome el ejemplo que vemos en Moisés. Este poderosamente ungido profeta de Dios tuvo un nacimiento raro, siendo nacido en el tiempo correcto para la liberación de la simiente de Abraham de Egipto. El no se quedó en Egipto para discutir las Escrituras con ellos, ni tampoco para hacer pleito con los sacerdotes. El fue al desierto hasta que el pueblo estaba listo para recibirle. Dios llamó Moisés al desierto. El tiempo de espera no era de parte de Moisés, sino que por razón del pueblo que no estaba listo para recibirle. Moisés pensaba que la gente entendería, pero no entendieron.
Entonces tenemos a Elías, a quien la Palabra del Señor vino. Cuando él acabó de predicar la verdad, y aquel grupo allá, que es el antecedente de la J ezabel Americana, no quería recibir la Palabra, Dios lo llamó del campo y afligió a aquella generación por haber rechazado al profeta y el Mensaje que Dios había dado. Dios lo llamó al desierto y él no saldría ni aun para ver al rey. Aquellos que trataban persuadirle a salir, murieron. Pero Dios le habló a Su profeta fiel por medio de visión. Salió de su escondite y trajo de nuevo la Palabra a Israel.
Luego vino J uan el Bautista, el precursor fiel de Cristo, el poderoso profeta para su día. El no fue al seminario de su padre, ni tampoco la escuela de los fariseos. El no fue a ninguna denominación, sino que fue al desierto, a donde fue llamado por Dios. Allí se quedó hasta que el Señor lo envió con el Mensaje, clamando: " El Mesías está a la mano." Ahora, obtengamos aquí una advertencia de las Escrituras. ¿No fue en los días de Moisés, quien Dios había vindicado, en los cuales se levantó Coré contra ese poderoso profeta? El disputaba con Moisés y clamaba que él tenía semejante dotación de Dios para guiar al pueblo y que otros también compartían de la revelación Divina así como también Moisés. El negó la autoridad de Moisés. Ahora aquel pueblo, después de que habían escuchado la verdadera Palabra y conocían perfectamente el hecho de que un verdadero profeta había sido vindicado por Dios, declaro yo que aquellas gentes creyeron a Coré y sus
contradicciones. Coré no era un profeta de las Escrituras, pero la gente en gran números, juntamente con sus líderes, le creyeron. Como es semejante a los evangelistas de este día con sus proyectos de `becerros de oro' así como los proyectos de Coré. Estas cosas parecen bien al pueblo así como las de Coré parecían allá entonces. Tienen sangre en la frente, aceite en sus manos y bolas de fuego en la plataforma. Permiten mujeres predicadoras, dejan que las mujeres se corten el cabello, que usen pantalones (largos y cortos); y se desvían de la Palabra de Dios por razón de sus propias dogmas y credos. Eso muestra qué clase de simiente está en ellos. Pero no todo el pueblo vino en contra de Moisés y no todos dejaron la Palabra de Dios. No. Los escogidos se quedaron con él. Lo mismo está sucediendo hoy día. Muchos están dejando la Palabra, pero hay algunos que se están quedando. Pero recuerde la parábola del trigo y la cizaña. La cizaña tiene que ser juntada para ser abrasada. Estas iglesias apóstatas se están ligando y juntado más cada día, preparándose para los fuegos del juicio de Dios. Pero el trigo va a ser juntado para el Maestro.
Ahora, quiero que tenga mucho cuidado aquí y que vea esto: Dios ha prometido que en el tiempo del fin, Malaquías 4 será cumplido. Tiene que ser cumplido porque es la Palabra de Dios vivificada por el Espíritu, hablada por el profeta Malaquías. Jesús refirió a esta Escritura. Es inmediatamente antes de que J esús viene la segunda vez. Para cuando
viene Jesús, toda Escritura tiene que ser cumplida. La dispensación gentil estará en su edad final de la iglesia cuando vendrá aquel mensajero de Malaquías. El estará perfectamente con la Palabra. El tomará la Biblia entera, de Génesis hasta Apocalipsis. El empezará con la Simiente de la Serpiente y continuará hasta el mensajero en la lluvia tardía. Pero será rechazado por las denominaciones.
Tiene que ser así porque eso solamente es la historia repitiéndose desde el tiempo de Achab. La historia de Israel bajo Achab está sucediendo aquí mismo en América, donde aparece el profeta de Malaquías. Así como Israel salió de Egipto para adorar en libertad, desparramaron a los habitantes indígenas, levantaron una nación con poderosos líderes como David, etc. y entonces pusieron en el trono a un Achab con una J ezabel detrás de él para dirigir, así igualmente hemos hecho en América. Nuestros antecedentes partieron para esta tierra para vivir y adorar en libertad. Echaron para atrás a los indígenas y se apoderaron de la tierra. Levantaron a hombres poderosos como Washington y Lincoln, pero después de un tiempo levantaron a otros hombres de una calidad tan inferior a estos hombres tan ilustres que dentro de poco tiempo un Achab fue puesto en la silla presidencial con una J ezabel detrás de él para dirigirle. Es en un tiempo como este en que el mensajero de Malaquías 4 debe venir. Luego en la lluvia tardía vendrá un reto semejante al de aquel
en el Monte Carmelo. Fíjese bien en esto para verlo en la Palabra. Juan fue el precursor de Malaquías 3. El sembró la lluvia temprana y fue rechazado por las organizaciones de su día. Jesús vino y tuvo un reto en el Monte de la Transfiguración. El segundo precursor de Cristo sembrará para la lluvia tardía. Jesús será el reto entre las denominaciones y los credos porque El vendrá para respaldar a Su Palabra y para llevar a Su Novia en el rapto.
El primer reto fue en el Monte Carmelo; el segundo fue en el Monte de la Transfiguración; y el tercero será en el Monte Sión.
El comportamiento extraño de Moisés, Elías y J uan, separándose del pueblo a soledad, trajo confusión entre muchos. Ellos no se dieron cuenta de que fue porque sus mensajes habían sido rechazados. Pero la simiente había sido sembrada. La siembra estaba completada. Ahora seguía juicio. Ellos habían cumplido su propósito como una señal al pueblo, así que juicio era lo que seguía.
Yo creo que según Apocalipsis 13:16, la Novia tendrá que suspender la predicación porque la bestia está demandando la marca en la mano o en la frente si permiso para predicar es dado. Las denominaciones tomarán la marca o serán forzadas a suspender la predicación. Entonces el Cordero vendrá por Su Novia y juzgará la gran ramera.
Ahora, recuerde que Moisés nació para una cierta obra, pero él no podía hacer esa obra hasta que había recibido los dones que le habilitarían hacer la obra. El tenía que salir
al desierto y allí esperar Dios tenía un tiempo apuntado. Habría de haber un cierto Faraón en el trono y la gente tenía que estar llorando por el pan de vida antes de que Dios lo podía enviar de nuevo. Esto es verdad para nuestro día.
Pero, ¿qué es lo que tenemos en este nuestro día? Multitudes están obrando señales hasta que tenemos una generación de buscadores de señales que conocen poco o nada de la Palabra o de un verdadero movimiento del Espíritu de Dios. Si ellos ven sangre, aceite y fuego, ellos están contentos; no importa lo que está en la Palabra. Ellos respaldarán a cualquier señal, aun las que no son de acuerdo con las Escrituras. Pero Dios nos ha precavido acerca de eso. El dijo en Mateo 24 que en los últimos días los dos espíritus serían tan semejantes que solamente los escogidos podrían diferenciar, porque sólo ellos no serían engañados.
¿Cómo puede uno diferenciar entre los espíritus? Solamente déles la prueba de la Palabra. Si no hablan esa Palabra, entonces son del ser maligno. Así como el ser maligno engañó a las primeras dos novias, también tratará de engañar a la Novia de este último día por medio de tratando hacer que se mezcle con credos o por simplemente desviándose de la Palabra hacia cualquier señal que le guste. Pero Dios nunca colocó las señales antes de la Palabra. Las señales siguen la Palabra, como cuando Elías le dijo a la mujercita que le
hiciera primeramente el panecito, de acuerdo con la Palabra del Señor. Cuando ella hizo como dijo la Palabra, entonces vino la señal correcta. Venga primeramente a la Palabra y luego fíjese en el milagro. La Palabra de la Simiente es vivificada por el Espíritu.
¿Cómo puede cualquier mensajero enviado de Dios creer solamente una parte de la Palabra y negar otra parte? El verdadero profeta de Dios en este último día proclamará la Palabra entera. Las denominaciones le odiarán. Sus palabras puede ser que sean tan ásperas como las de Juan el Bautista, quien les llamó víboras. Pero los predestinados oirán y estarán preparados para el rapto. La Simiente Real de Abraham, con fe como la de Abraham, se asirán de la Palabra juntamente con él porque son predestinados juntos.
El mensajero del último día aparecerá en el tiempo señalado por Dios. Ahora, como todos saben, es el tiempo del fin, porque Israel está en su propia tierra. Ahora a cualquier momento él vendrá según Malaquías. Cuando lo veamos, él estará dedicado a la Palabra. El estará indicado (señalado en la Escritura Apocalipsis 10:7) y Dios vindicará su ministerio.
El predicará la verdad como hizo Elías y estará listo para el reto del Monte de Sión.
Muchos lo entenderán mal porque han sido enseñados la Escritura de una cierta manera que ellos consideran ser la verdad. Cuando él viene en contra de esas cosas, ellos no
creerán. Aun algunos verdaderos ministros entenderán mal al mensajero porque tanto ha sido llamado la verdad de Dios por engañadores.
Pero este profeta vendrá y como fue que el precursor de la primera venida clamó: " He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo," así también sin duda él clamará: " He aquí el Cordero de Dios viniendo en gloria." El hará esto, porque aun como J uan fue el mensajero de verdad a los escogidos, así también es este el último mensajero a la Novia escogida y nacida de la Palabra.
CRISTO ELOGIA A LA IGLESIA Yo sé tus obras, y dónde moras, donde está la silla de Satanás; y retienes mi nombre, y no has negado mi fe, aun en los días en que fue Antipas mi testigo fiel, el cual ha sido muerto entre vosotros, donde Satanás mora. (Apocalipsis 2:13).
"Yo sé tus obras." Estas son las mismas palabras pronunciadas a cada uno de los siete mensajeros en relación al pueblo de Dios en cada edad. A medida de que estas palabras son habladas a las dos vides (verdadera y falsa), traerán gozo y felicidad a los corazones de un grupo, pero deberán traer terror a los corazones del otro. Porque aun siendo que somos salvos por gracia, aparte de obras, verdadera salvación producirá obras o hechos que agradarán a Dios.
Hijitos, no os engañe ninguno: el que hace (obra) justicia es justo, como él también es justo. (1a de Juan 3:7).
Si este versículo tiene significado alguno, aquel significado es que lo que un hombre hace eso es lo que es.
¿Echa alguna fuente por una misma abertura agua dulce y amarga? (Santiago 3:11).
...Porque los que somos muertos al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? (Romanos 6:2).
O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, ó haced el árbol corrompido, y su fruto dañado; porque por el fruto es conocido el árbol.
Generación de víboras; ¿cómo podéis hablar bien, siendo malos? porque de la abundancia del corazón habla la boca.
El hombre bueno del buen tesoro del corazón saca buenas cosas: y el hombre malo del mal tesoro saca malas cosas. (Mateo 12:33-35).
Ahora, si un hombre es nacido de la Palabra, ("Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre" 1a de Pedro 1:23) él producirá la Palabra. El fruto o las obras de su vida serán un producto de la clase de simiente o vida que está en él. Así que, sus obras serán de acuerdo con las Escrituras.
¡Oh, que acusación va a ser esta verdad en contra de la Edad de Pérgamo! Allí está aquel Ser Incomparable y en Su mano la espada aguda de dos filos la Palabra de Dios. Y esa Palabra nos
juzgará en el último día. Por cierto, la Palabra está juzgando aun ahora, porque es el discernidor de los pensamientos e intenciones del corazón. Separa lo carnal de lo Espiritual. Nos hace epístolas vivientes leídas y conocidas de todos los hombres para la gloria de Dios.
"Yo sé tus obras." Si un hombre tiene temor de que posiblemente no agrade a Dios, entonces déjelo que cumpla la Palabra. Si un hombre no sabe si va a oír esas palabras, "Bien, buen siervo y fiel," déjelo que cumpla la Palabra de Dios en su vida, y seguramente él oirá esas palabras de alabanza. La Palabra de verdad era el criterio allá entonces todavía es el criterio hoy. No hay otra norma; no hay otra plomada. Como el mundo será juzgado por uno, Cristo Jesús, asimismo será juzgado por la Palabra. Si un hombre quiere saber como está viviendo, déjelo que haga como sugirió Santiago: "Fíjese en el espejo de la Palabra de Dios." "Yo sé tus obras." Mientras El estaba allí con la Palabra, examinando sus vidas en la luz del plan que El había fijado para ellos, El habría de haber sido agradado de gran manera porque ellos, como los que habían pasado ya antes, estaban sufriendo la persecución de los injustos y todavía con gozo asiéndose del Señor. Aunque fue difícil a veces servir al Señor, ellos le sirvieron y le adoraron en Espíritu y en verdad. Pero con la vid falsa no fue así. ¡Ay, ellos habían repudiado la vida que es edificada sobre la Palabra y ahora se estaban alejando más y más de la verdad! Sus acciones mostraban las profundidades a las cuales habían caído.
TU RETIENES MI NOMBRE "¿A quién iremos? tú tienes palabras de vida eterna." En ese tiempo retuvieron; estaban reteniendo ahora, pero no con temor fatalista como hombres que viven vidas estériles. Ellos estaban reteniendo en Su fuerza, en la seguridad del Espíritu que eran uno en El. De ellos era el seguro conocimiento de pecados perdonados y llevaban el nombre de `Cristiano' como testimonio de esa verdad. Conocían y amaban ese Nombre que estaba más alto que todo nombre. Sus rodillas habían doblado a ese Nombre. Sus lenguas habían confesado a ese Nombre. Todo lo que hacían, lo hacían en el Nombre del Señor Jesús. Habían clamado ese Nombre y habían separádose de mal y habiendo tomado su posición, ahora estaban preparados para morir por ese Nombre, habiendo sido asegurados de una mejor resurrección.
Lleva el Nombre de Jesús contigo, Hijo de pesares y angustias. Te dará gozo y consuelo.
Llévalo, pues, doquier que vayas. Nombre precioso, o cuán dulce, Esperanza de la tierra y gozo del Cielo.
Ahora, aun en el segundo siglo, esas palabras: "Padre, Hijo y Espíritu Santo," significaban `Trinidad' para muchos, y la idea politeísta de tres Dioses había llegado a ser una doctrina en la iglesia falsa. Ahora ya no sería mucho tiempo hasta que el Nombre sería quitado, como en verdad fue hecho en esta edad y en Su lugar los títulos del UNICO DIOS GRANDE serían sustituidos por el Nombre, Señor Jesucristo. Mientras que los muchos apostataron y tomaron una trinidad y
bautizaron empleando los títulos de la Deidad, el Rebaño Pequeño todavía bautizaba en el Nombre de Jesucristo y así retuvieron la verdad.
Con tantos deshonrando a Dios, volviéndolo en tres Dioses, y cambiando Su afable Nombre a títulos, uno se pondría a pensar si las señales y prodigios que seguían como consecuencia de tan grande Nombre, todavía estarían entre el pueblo. Ciertamente, aquellas señales fueron manifestadas poderosamente y maravillosamente, aunque por cierto no en la vid falsa. Hombres como Martín fueron grandemente usados y Dios testificó de ellos por medio de señales y prodigios y dones del Espíritu Santo. Aquel Nombre todavía era efectivo como siempre ha sido y siempre será donde los santos le honran a El por medio de la Palabra y NO HAS NEGADO MI FE En Hechos 3:16, cuando a Pedro le preguntaron que cómo era que se había hecho el poderoso milagro con el cojo en la puerta del templo llamada Hermosa, él lo explicó así: "Y en la fe de su (Jesús) nombre, a éste (antes cojo) que vosotros veis y conocéis, ha confirmado su (Jesús) nombre: y la fe que por (de) él (Jesús) es, ha dado a este (el hombre) esta completa sanidad en presencia de todos vosotros." Fíjese, allí está. El Nombre y la Fe de Jesús trajeron a cumplimiento el milagro. Pedro no dijo que era su propia fe humana como tampoco dijo que era su propio nombre. El dijo que el Nombre de Jesús usado en la fe que viene de Jesús fue lo que
obró ese gran milagro. Esta fe es aquella de la cual hablaba el Señor en Apocalipsis 2:13. Era Su fe. No era fe en El. Pero era Su propia Fe que El había dado a los creyentes.
...conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno (según versículo 1, este cada uno son HERMANOS). (Romanos 12:3).
Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto (fe) no de vosotros, pues es don de Dios.
(Efesios 2:8).
Hermanos míos, (note que él también está hablando a HERMANOS) no tengáis la fe de (no en) nuestro Señor Jesucristo glorioso en acepción de personas. (Santiago 2:1).
En esta edad de Pérgamo en que los hombres estaban humanizando la salvación, habiéndose desviado de la verdad que "salvación es del Señor," habiendo echado a un lado la doctrina de elección y habiendo abierto la puerta de la iglesia y la puerta de su compañerismo para cualquiera y todos que querían creer sus proposiciones ("no hagan caso a la Palabra"); en esta edad de degradación rápida, todavía había aquel pequeño número que tenían la medida de aquella fe de nuestro Señor Jesucristo y no solamente emplearon esa fe en obras de poder, pero con ella también resistieron a aquellos que atrevían decir que estaban salvos simplemente por haberse unido con una iglesia. Ellos sabían que ningún hombre podía realmente creer hacia Vida Eterna y la Justicia de Dios aparte de la medida de fe del Señor Jesús mismo. Así como la iglesia hoy día está llena de creyentes mentales quienes concuerdan con el nacimiento por medio de la virgen, la
sangre derramada, asistiendo a la iglesia y tomando de la comunión y no son de ninguna manera renacidos, así también en aquella tercera edad tenían el mismo problema. Fe humana no era suficiente allá entonces, y no es suficiente hoy. Se necesita que caiga la mera fe del Hijo de Dios en el corazón del hombre para que él así pueda recibir el Señor de Gloria en el templo no hecho con manos.
Esta era una fe viviente. "Yo vivo en la fe del Hijo de Dios." Pablo no dijo que vivía por fe en el Hijo de Dios. Era la fe del Hijo de Dios la cual le había dado vida y que lo mantenía viviendo en la victoria Cristiana.
No, ellos no habían negado que la salvación era sobrenatural de principio a fin. Ellos mantenían viva la verdad de Su Nombre y Su Fe y fueron bendecidos por el Señor y fueron estimados dignos de El.
ANTIPAS MI TESTIGO FIEL No hay ningún otro registro en la Palabra o en ninguna historia secular en relación a este hermano. Ciertamente no hay necesidad de que haya. Es más que suficiente que él fue preconocido y conocido por el Señor. Es más que suficiente el ver su fidelidad hacia el Señor registrada en la Palabra viviente. El era Cristiano. El tenía el Nombre de Jesús. El tenía la fe de nuestro Señor Jesucristo y estaba entre aquellos que vivían por medio de esa fe. El había
respondido a las palabras de Santiago: "No tengáis la fe de nuestro Señor Jesucristo glorioso en acepción de personas." Lleno del Espíritu Santo y de fe como fue Esteban, él respetaba a nadie, él temía a nadie; y cuando muerte fue pronunciada sobre todos los que tomarían aquel Nombre y andarían en la fe de Jesucristo, el tomó su lugar con aquellos que no regresarían. Sí, él murió, pero como Abel, él obtuvo un testimonio de Dios (su nombre está escrito en la Palabra) y aunque muerto, su voz todavía habla en las páginas del Registro Divino de Dios. Otro mártir fue llevado a su reposo. Pero en esta ocasión Satanás no triunfó, así como no triunfó cuando mató al Príncipe de Paz, porque como Satanás fue despojado en la cruz, así también ahora la sangre de Antipas clamará a centenares más, quienes tomarán sus cruces y seguirán al Señor.
DONDE ESTA LA SILLA DE SATANAS La razón por la cual esto es parte del elogio del Espíritu es porque estos valientes soldados de la cruz estaban venciendo a Satanás allí en medio de su propio trono. Estaban obteniendo la victoria en la batalla por medio del Nombre y la Fe de Jesús, allí mismo en el campo de los líderes de tinieblas. ¡Qué comendación tan tremenda! Como los poderosos hombres de David quienes invadieron el campo del enemigo para traerle a David agua que saciaría su sed, así también estos gigantes de la fe invadieron el reino de la fortaleza terrestre de Satanás, y por medio de predicar y exhortar, trajeron el agua de salvación a aquellos quienes vivían bajo la sombra de la muerte.
Ahora, tanto como estas palabras acerca del trono y el reino de Satanás son parte de la alabanza de Dios para Sus escogidos, en verdad fijan la escena para la denuncia del mal que había logrado supremacía en la iglesia.
PERGAMO: El trono y la morada de Satanás. Para muchos, estas frases han sido simplemente gráficas en vez de verdaderamente históricas. Pero verdaderamente son reales y la historia lo prueba. Pérgamo en verdad era el trono y la morada de Satanás. Así es como sucedió: Pérgamo no fue el lugar donde Satanás originalmente moraba (en relación a los asuntos humanos). Babilonia siempre ha sido literalmente y figuradamente su centro de operación. Fue en la ciudad de Babilonia donde adoración Satánica tuvo su origen.
Y Cush engendró a Nimrod: éste comenzó a ser poderoso en la tierra.
Y fue la cabecera de su reino Babel, y Erech, y Accad, y Calneh, en la tierra de Shinar.
Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová. (Génesis 10:8-10).
Era entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras.
Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí.
Y dijeron los unos a los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y fueles el
ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla.
Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.
Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un lenguaje: y han comenzado a obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensado hacer.
Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero.
Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra. (Génesis 11:19).
Babel es el nombre original para Babilonia. Quiere decir confusión. Fue comenzado literalmente por Cush, el hijo de Cham, pero fue hecho un reino de poder y grandeza bajo su hijo, Nimrod, el cazador vigoroso. Nimrod, según el registro de Génesis 11 y también según la historia secular, se propuso a hacer tres cosas. El quería edificar una nación poderosa, lo cual hizo. Quería propagar su propia religión, lo cual hizo. Quería hacerse un nombre, lo cual también realizó. Sus hechos fueron tan monumentales que el reino de Babilonia fue llamado la cabeza de oro entre
todos los gobiernos del mundo. Que su religión logró prominencia es probado por el hecho de que las Escrituras la identifican completamente con Satanás, en Isaías 14 y en capítulos 17 y 18 de Apocalipsis. Y por medio de la Historia, podemos probar que invadió al mundo completo y que es la base para todo sistema de idolatría y que es el tema de la mitología, aunque los nombres de los dioses varían en las diferentes tierras según el idioma del pueblo. Que se hizo un nombre para sí mismo y para sus seguidores está conocido bien, porque por tanto tiempo que esta edad presente continua (hasta que Jesús se presenta a Sus hermanos), él será adorado y honrado, aunque bajo un nombre diferente que Nimrod, y en un templo un poco diferente del cual en que fue adorado originalmente.
Siendo que la Biblia no trata en detalle con las historias de otras naciones, será necesario escudriñar los antiguos registros seculares para hallar nuestra respuesta a la pregunta de ¿cómo es que Pérgamo llegó a ser el centro de la religión satánica de Babilonia? Los mayores recursos de información serán en registros de cultura Egipcia y Griega. La razón por esto es que Egipto recibió su ciencia y matemática de los caldeos y entonces Grecia los recibió de Egipto. Ahora, siendo que los sacerdotes tenían a su cargo la enseñanza de estas ciencias, y siendo que estas ciencias fueron empleadas como parte de religión, entonces ya conocemos la clave de como es que la religión de Babilonia logró su poder en estas dos naciones. También es verdad que cuando una nación podía vencer a otra nación, entonces dentro de poco tiempo la religión del vencedor
llegó a ser la religión del vencido. Es bien conocido que los griegos tenían las mismas señales del Zodíaco que los babilonisences; y ha sido hallado en los antiguos registros egipcios que los egipcios les dieron a los griegos su conocimiento de politeísmo. Así que los misterios de Babilonia se esparcieron de nación a nación hasta que aparecieron en Roma, China, India, y aun en Norte y Sud América hallamos básicamente la misma clase de adoración.
Las historias antiguas concuerdan con la Biblia que esta religión de Babilonia ciertamente no era la religión original de las primeras gentes de la tierra. Era la primera que se separó de la fe original; pero no era ella misma la original. Historiadores como Wilkinson y Mallett han probado, conclusivamente de los documentos antiguos, que en un tiempo todas las gentes de la tierra creían en UN DIOS supremo, eterno e invisible, Quien por la Palabra de Su boca habló todas las cosas a la existencia y que en Su carácter El era amante, bondadoso y justo. Pero como Satanás siempre corromperá todo lo que puede, hallamos que está corrompiendo las mentes y los corazones de los hombres para que rechacen la verdad. Como él siempre se ha esforzado por recibir adoración como si fuera Dios y no el siervo y la creación de Dios, él quitó adoración de Dios para atraérsela a sí mismo y así ser exaltado. Ciertamente él logró su deseo de esparcir su religión por todo el mundo. Esto es autenticado por Dios en el libro de los Romanos: "Cuando conocieron a Dios, no
le glorificaron como a Dios, hasta que se desvanecieron en sus discursos y por medio de necedad de corazón aceptaron una religión corrupta hasta el punto de que adoraban a las criaturas y no al Creador" (Romanos 1:21). Recuerde, Satanás era una criatura de Dios (Hijo de la Mañana). Así que hallamos que donde en una vez la verdad fue diseminada entre los hombres, y todos se apegaron a esa sola verdad, después vino un día cuando un grupo grandísimo se separó de Dios y esparcieron una forma de adoración diabólica alrededor del mundo. La historia muestra que los de la tribu de Sem que se mantuvieron con la verdad invariable, estuvieron en completa oposición a los de la tribu de Cham, quienes se apartaron de la verdad a la mentira del diablo. No hay tiempo para entrar en una discusión sobre esto; solamente es introducido para que Ud. pueda ver que hubo dos religiones y solamente dos, y que la mala llegó a cubrir el mundo.
Monoteísmo se volvió en politeísmo en Babilonia. En aquella ciudad, la mentira y los misterios del diablo se enfrentaron con la verdad y los misterios de Dios. Satanás ciertamente llegó a ser el dios de este mundo y exigió adoración de aquellos que había engañado, causándoles creer que él ciertamente era el Señor.
La religión politeísta del enemigo comenzó con la doctrina trinitaria. Fue allá en la antigüedad que la idea de "un Dios en tres personas" vino a la existencia. Cuán raro es que nuestros teólogos modernos no han visto esto; pero, claramente igual de engañados como fueron sus antepasados, ellos todavía creen en tres personas en la Deidad. ¡Que nos muestren una sola
Escritura donde se encuentra autoridad para esa doctrina! ¿No es algo extraño que mientras los descendientes de Cham siguieron en su camino de adoración satánica, lo cual abarcaba un concepto básico de tres dioses, que no hay ni una sola señal de los descendientes de Sem creyendo tal cosa o alguna adoración ceremonial que implicaba aun alguna clase de ello? ¿No es extraño que los hebreos creyeron, "Oíd, oh Israel, el Señor vuestro Dios es UN Dios," si hubiera tres personas en la Deidad? Abraham, el descendiente de Sem, en Génesis 18 solamente vio UN Dios con dos ángeles.
Ahora, ¿cómo fue expresada esta trinidad? Fue expresada por medio de un triángulo equilátero, aun como es expresado hoy día en Roma. Lo que es raro es que los hebreos no tenían tal concepto. Ahora, ¿quién tiene la verdad los hebreos o los de Babilonia? En Asia, la idea politeísta de tres dioses en uno salió en una imagen de un cuerpo con tres cabezas. El es expresado como tres inteligencias. En la India, desearon expresarlo como un dios en tres formas.
Ahora eso ya es buen teología moderna de este día. En Japón hay un imagen de Buddha con tres cabezas como el que previamente describimos. Pero el más revelante de todos es aquel que muestra el concepto trinitario de Dios en una forma trina de: 1. La cabeza de un anciano que simboliza Dios el Padre; 2. Un círculo, que en los misterios significaba "Simiente", lo cual
significa el Hijo; 3. Las alas y la cola de una ave (la paloma). Aquí estaba la doctrina de Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas en la Deidad, una verdadera trinidad. Ud. puede ver la misma cosa en Roma. Ahora, deje preguntar una vez más, ¿no es extraño que el diablo y sus adoradores tenían en realidad más verdad revelada que aun el padre de fe (Abraham) y sus descendientes? ¿No es extraño que los adoradores de Satanás conocían más acerca de Dios que aun los hijos de Dios? Ahora, eso es lo que los teólogos modernos se esfuerzan por decirnos cuando hablan acerca de una trinidad. Solamente acuérdese de esta cosa de aquí en adelante: estos registros son verdad y esto es verdad: Satanás es un mentiroso y el padre de la mentira. Y aun cuando él viene con alguna luz, todavía es mentira. El es un asesino y su doctrina de trinidad ha destruido a las multitudes y continuará destruyendo hasta que venga Jesús.
Según la historia, no fue mucho tiempo hasta que se hizo un cambio en este concepto de un Padre y un Hijo y el Espíritu Santo. Satanás los guió paso a paso, apartándolos de la verdad.
El concepto de Deidad que se produjo ahora era: 1. El Padre eterno; 2. El Espíritu de Dios encarnado en una madre Humana (¿lo hace pensar eso? ); 3. Un Hijo Divino, el producto de aquella encarnación (la simiente de la mujer).
Pero el diablo no está contento. Todavía no ha logrado adoración de sí mismo, solamente en una manera indirecta. Así que lleva la gente aun más lejos de la verdad. Por medio de sus misterios, él revela a la gente que siendo que el gran PadreDios
invisible no se interesa en los asuntos de los hombres, sino que mantiene silencio en relación a esas cosas, entonces sigue que El muy bien puede ser adorado en silencio. Efectivamente lo que quiere decir es ignorarlo lo más posible, si no por completo. Esta doctrina también fue alrededor del mundo y hoy día en la India, Ud. puede ver que los templos edificados al gran creador, el dios callado, son en verdad pocos.
Siendo que no era necesario adorar al padrecreador, solamente fue natural que la adoración fuese dirigida a "La madre e Hijo" como los objetos de exaltación. En Egipto hubo la misma combinación de madre e hijo, llamada Isis y Osiris. En India era Isi e Iswara. (Note Ud.
aun la semejanza de los nombres.) En Asia era Cybele y Deoius. En Roma y en Grecia era igual, como también en la China. Pues imagine Ud. la sorpresa de algunos misioneros Católicos Romanos cuando entraron a la China y hallaron allí una Señora e Hijo con rayos de luz procediendo de la cabeza del niño. La imagen bien se podría haber intercambiado con la que estaba en el Vaticano con la excepción de ciertas características de la cara.
Ahora nos conviene descubrir la madre e hijo original. La diosamadre original de Babilonia era Semiramis, quien fue llamada Rhea en los países orientales. En sus brazos cargaba un hijo, quien aun siendo niño, fue descrito como alto, fuerte, hermoso y especialmente
encantador de las mujeres. En Ezequiel 8:14, él fue llamado Tammuz. Entre escritores clásicos fue llamado Bacchus. Para los de Babilonia era Ninus. Lo que da razón por el hecho de que es representado como un niño en brazos y aun descrito como un hombre grande y fuerte es que es conocido como el "EsposoHijo".
Uno de sus títulos era "Esposo de la Madre", y en la India donde los dos son conocidos como Iswara e Isi, él (el esposo) es representado como el niño bebiendo del pecho de su misma esposa.
Que este Ninus es el Nimrod de la Biblia, podemos afirmar por medio de comparar historia con el registro en Génesis. Pompeius dijo: "Ninus, rey de Asiria, cambió las antiguas moderadas maneras de vida por el deseo de la conquista. El fue el primero que hizo guerra en contra de sus vecinos. El conquistó todas la naciones de Asiria a Libia, como era que estos hombres no conocían las artes de guerra." Diodorus dijo: "Ninus era el rey Asirio más antiguo mencionado en la historia. Siendo de índole de guerrero, él entrenó rigurosamente a muchos jóvenes en las artes de guerra. El subyugó a Babilonia cuando aun no había ciudad de Babilonia." Así que vemos que este Ninus empezó a llegar a ser grande en Babilonia, edificó a Babel y se apoderó de Asiria, llegando a ser su rey y entonces procedió a devorar otros territorios grandes donde la gente no estaba al tanto en esto de guerrear y vivían en una manera moderada, como dijo
Pompeius. Ahora en Génesis 10, hablando del reino de Nimrod, la Biblia dice: Y fue la cabecera de su reino Babel, y Erech, y Accad, y Calneh, en la tierra de Shinar.
De *aquesta tierra salió Assur, y edificó a Nínive, y a Rehoboth, y a Calah, (Génesis 10:10-11).
Pero los traductores erraron en traducir Assur como nombre porque es un verbo y en el caldeo quiere decir, `hacer fuerte'. Así que es Nimrod, quien habiendo sido hecho fuerte (estableció su reino por medio de edificar el primer ejército en el mundo, el cual entrenó por instrucción y por los rigores de cacería) fue más allá de Shinar con su ejército fuerte y subyugó naciones y edificó ciudades como Nínive, la cual es nombrada por él porque aun hoy día una mayor parte de las ruinas de esa ciudad son llamadas Nimroud.
Siendo que hemos descubierto quién fue Ninus, ahora nos es necesario descubrir quién era su padre. Según la historia, es Bel, el fundador de Babilonia. Se debe notar aquí que Bel fundó la ciudad en el sentido de que él comenzó la cosa entera, pero fue el hijo, Ninus, quien la estableció y fue su primer rey, etc. Pero según la Escritura, el padre de Nimrod fue Cush: "Y Cush engendró a Nimrod." No solamente es cierto eso pero hallamos que Cham engendró a Cush. Ahora, en la cultura egipcia, Bel fue llamado Hermes, y Hermes quiere decir: "El hijo de Cham." Según la historia, Hermes fue el gran profeta de idolatría. El fue el intérprete de los dioses. Otro nombre por el cual fue llamado era Mercurio (vea Hechos 14:11-12).
Hyginus dice esto acerca de aquel dios quien fue conocido como Bel, Hermes, Mercurio y etc.: "Por muchas edades los hombres vivían bajo el gobierno de Jove (no el Jove romano, sino que Jehová de los hebreos Quien fue antes de la historia romana), sin ciudades ni leyes y todos hablaban el mismo idioma. Pero después de que Mercurio (Bel, Cush) interpretó los idiomas de los hombres (por consiguiente un intérprete es llamado Hermeneutes), el mismo individuo distribuyó las naciones. Entonces empezó el desacuerdo." De esto se ve que Bel o Cush, el padre de Nimrod, originalmente era el cabecilla que guió a la gente de la presencia del Dios verdadero y animó a la gente como el "intérprete de los dioses", a tomar otra forma de religión. El les animó a seguir con la torre que su hijo en realidad construyó. Esta animación es lo que produjo la confusión y la división de los hombres, así que él era `intérprete' y `confusador'.
Entonces Cush era el padre del sistema politeísta y cuando hombres fueron deificados por hombres, él, desde luego, llegó a ser el padre de los dioses. Ahora, Cush fue llamado Bel. Bel en la mitología romana era Janus. El es figurado como teniendo dos caras y llevaba un palo con el cual confundía y `desparramaba' a la gente. Ovid escribe que Janus dijo de sí mismo: "Los de la antiguedad me llamaban Caos." Así que hallamos que el Cush de la Biblia, el rebelde original en contra de monoteísmo, fue llamado Bel, Belus, Hermes, Janus, etc. entre la gente de la antigüedad. El implicaba traer revelaciones e interpretaciones de los dioses al pueblo. En hacer así, él causó la desparramación de la gente por medio de la ira de Dios, trayendo división y
confusión.
Ahora, hasta aquí hemos visto de dónde es que vino el politeísmo o la adoración de muchos dioses. Pero, ¿notó Ud. que también hallamos la mención de un hombre llamado Cush a quien se le fue dado un título de `el padre de los dioses'? ¿Notó Ud. aquí el tema de las mitologías antiguas, que los dioses se identifican con los hombres? De allí es donde viene la adoración de los antepasados. Así que nos conviene examinar la historia para conocer más bien la adoración de antepasados. Pues, fue mostrado que Cush introdujo una adoración de tres dioses: padre, hijo y espíritu. Tres dioses que eran iguales. Pero él sabía que venía la simiente de la mujer; así que tenía que haber una mujer y su simiente en el cuadro. Esto fue traído a cumplimiento cuando murió Nimrod. Su esposa, Semiramis, lo deificó y así se hizo la madre del hijo y también la madre de los dioses. (Exactamente igual como la iglesia Romana ha deificado a María. Dicen que ella era sin pecado y que era la Madre de Dios.) Ella (Semiramis) llamó a Nimrod, "Zeroashta" lo cual quiere decir, "la simiente prometida de la mujer".
Pero no fue mucho tiempo hasta que la mujer empezó a atraer más atención que el hijo, y prontamente ella fue la que fue representada subyugando la serpiente. La llamaron "la reina del cielo" y la hicieron divina. Cuan semejante a este día presente en que María, la madre de Jesús, ha sido elevada a la inmortalidad y ahora mismo, desde septiembre de 1964, el concilio del Vaticano
está intentando darle una calidad a María que ella no posee, porque la desean llamar "María la Medianera," "María la Madre de todos los Creyentes," o "Madre de la Iglesia". Si jamás ha habido adoración Babilónico de antepasados en una religión, es la religión de la Iglesia de Roma.
No solamente fue originada en Babilonia, la adoración de antepasados, sino también la adoración de la naturaleza. Fue en Babilonia donde los dioses fueron identificados con el sol y la luna, etc. El objeto principal en la naturaleza es el sol el cual tiene cualidades de dar luz y calor y al hombre le parece una bola de fuego en los cielos. Así que el dios principal sería el dios del sol, quien ellos llamaban Baal. Frecuentemente el sol fue representado como un círculo de llama y prontamente aparecía una serpiente alrededor de la llama. No fue largo el tiempo hasta que la serpiente llegó a ser símbolo del sol y por consiguiente fue adorada. Así que el deseo del corazón de Satanás llegó a cumplimiento completo. El fue adorado como Dios. Su trono fue establecido.
Sus esclavos se inclinaban ante él. El fue adorado allí en Pérgamo en la forma de una serpiente viva. El Arbol de Ciencia del Bien y del Mal, simbolizada ahora en la forma de una serpiente viva, no solamente había seducido a Eva, pero también la mayoría de la humanidad.
Pero ¿cómo es que Pérgamo llegó a ser la silla de Satanás si la silla fue Babilonia? De nuevo la respuesta está en la historia. Cuando Babilonia cayó a los MedosPersas, el sacerdoterey,
Attalus, huyó de la ciudad y fue a Pérgamo con sus sacerdotes y sus misterios sagrados. Allí edificó su reino afuera del imperio Romano y prosperó grandemente bajo el cuidado del diablo.
Este ha sido un resumen muy corto de la historia de la religión Babilónica y su culminación en Pérgamo. No hay duda de que hay muchas preguntas que han sido dejadas sin respuesta y que también se pudo haber dicho mucho más para iluminarnos, pero esto no es intencionado para ser un estudio de historia, sino que más bien ha sido intencionado ser una ayuda en el estudio de la Palabra.
LA DENUNCIACION Pero tengo unas pocas cosas contra ti: porque tú tienes ahí los que tienen la doctrina de Balaam, el cual enseñaba a Balac a poner escándalo delante de los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.
Así también tú tienes a los que tienen la doctrina de los Nicolaítas, lo cual yo aborrezco.
(Apocalipsis 2:14-15).
En esta edad de Pérgamo, el Señor denuncia dos doctrinas que El aborrece: 1. La doctrina de Balaam que trajo idolatría y excesos pecaminosos a Israel en Baalpeor; y 2. La doctrina de los
Nicolaítas, lo cual apenas era hechos en la edad de Efeso. Junte esta denunciación con el hecho de que El ha estado poniendo énfasis sobre Pérgamo como el asiento de Satanás y es muy fácil y propio de concluir que de alguna manera la religión de Babilonia ha llegado a ser mezclada con Cristianismo.
Ahora, esto no es solamente una cosa fingida sino que es un hecho histórico que probaremos por regresar en la historia hasta como el año 36 D.C. y avanzando hasta el Concilio de Nicea en 325 D.C. Cuando los Cristianos (la mayoría siendo judíos por nacimiento) fueron esparcidos desde Jerusalem, ellos fueron por todas partes predicando el Evangelio, particularmente en las sinagogas. Así que dentro de tres años o como 36 D.C., el Evangelio había sido llevado a Roma por Junia y Andrónico, quienes según Romanos 16:7, eran apóstoles. La obra prosperó allí por varios años hasta que por causa de las continuas controversias de los judíos entre ellos mismos causó que el Emperador Claudio los expulsara de Roma. Con los judíos desterrados de esa ciudad, el hueso dorsal de aquella iglesia estaba casi quebrada. Puede ser que aun los ancianos eran judíos y así ni ellos estarían. El rebaño estaría solo y siendo que la Palabra no había sido escrita como guía, sería muy fácil que este rebaño se fuera apartando o que fuera inundada por los filósofos y paganos de ese día. Con lobos rapaces en asechanza y el espíritu de anticristo suelto, hallamos de la historia que esta pequeña iglesia en Roma llegó a una condición retrozada sin esperanza y empezó a introducir ceremonias paganas bajo títulos Cristianos.
Como el tiempo de destierro duró por 13 años, los fundadores Junia y Andrónico no regresaron hasta 54 D.C. Imagine Ud. su horror al hallar una iglesia con un título Cristiano que era tan despreciablemente pagana. Había altares en la iglesia sobre los cuales colocaban incienso y celebraban ritos paganos. No podían acercarse a los líderes establecidos de esa iglesia, así que con los pocos que se esforzaron por permanecer fiel, empezaron una iglesia nueva o la Segunda Iglesia de Roma. Dios afablemente obró entre ellos con señales y maravillas y se empezó una tercera iglesia. Y aunque la Primera Iglesia fue reprobada por ser pagana y no Cristiana en su adoración, ella no resignaría su título, sino que permaneció y todavía permanece la Primera Iglesia de Roma La Iglesia Católica Romana.
Ahora, la mayoría de nosotros tenemos la idea errada de que cualquier y toda persona que se dice ser Cristiano sería el blanco del diablo y consecuentemente el golpe de tiranía política.
Pero no es así. Esta primera iglesia había empezado a florecer y a multiplicar tanto en números que los emperadores y diversos oficiales del gobierno en realidad favorecían aquella iglesia por razones políticas. Así que cuando los líderes de la Primera Iglesia en Roma hallaron que estaban favorecidos, tomaron la oportunidad para convertir el gobierno en contra de los verdaderos creyentes y demandar su persecución si no entraran a su redil. Uno de los obispos de tales pensamientos de la Primera Iglesia de Roma era Aniceto, quien vivió en el segundo siglo y era
contemporáneo de Policarpio. Cuando el venerable Policarpio supo que la Primera Iglesia Cristiana de Roma estaba envuelta en ceremonias paganas y que habían corrompido la verdad del Evangelio, él fue a implorarles que cambiaran. El los vio que se postraban ante imágenes nombradas según apóstoles y santos. El vio que encendían velas y quemaban incienso en el altar.
Vio que celebraban la Pascua paganamente elevando el pan en forma de disco en honra del dios del sol y entonces vaciaban el vino como una libación a los dioses. Pero este santo anciano, quien había viajado como 2,000 Km. no podía impedir su decadencia tan avanzada. Dios habló por medio de él cuando estaba a punto de despedirse: "Efraim es dado a ídolos; dejadlo" (Oseas 4: 17). Policarpio nunca jamás regresó.
Siguiendo a Aniceto fue el malvado obispo de Roma llamado Víctor. El introdujo aun más fiestas y ceremonias paganas en la Primera Iglesia y también se esforzó mucho en persuadir a las verdaderas iglesias Cristianas que incorporaran las mismas ideas. Ellos no harían como él quería así que él persuadió a los oficiales del gobierno que persiguieran a los creyentes, trayéndolos ante la ley, echándolos a la prisión y aun dando muerte a muchos. Un ejemplo de sus hechos tan viles se halla en historia cuando el Emperador Séptimus Severus fue persuadido por Callistus (el amigo de Víctor) a matar a 7,000 en Tesolonaica porque estos verdaderos creyentes celebraban la Pascua según el Señor Jesús y no según la adoración de Astarte.
La vid falsa ya estaba soltando su furor en contra del Dios viviente por medio de asesinar a los escogidos, aun como hizo su antepasado Caín cuando mató a Abel.
La Iglesia Verdadera continuó esforzándose por hacer que la Primera Iglesia se arrepintiera. No lo haría. Aumentó en tamaño e influencia. Embarcó en una campaña continua para desacreditar la simiente verdadera. Clamaban que ellos y solamente ellos eran los verdaderos representantes del Señor Jesucristo y ostentaron el hecho de que eran la iglesia original en Roma y que eran la Primera Iglesia. En verdad eran La Primera Iglesia, y en verdad lo son.
Así que al tiempo de esta tercera edad de la Iglesia, tenemos dos iglesias que llevan el mismo nombre, pero con una diferencia amarga entre las dos. La una se ha apartado de la verdad, se ha casado con ídolos y no tiene nada de vida. Ella se ha hibridizado y las señales de muerte (no de vida) siguen en sus pasos. Ella es poderosa con muchos miembros. Ella es favorecida por el mundo. La otra es un pequeño grupo perseguido. Pero ella sigue la Palabra y las señales le siguen.
Los enfermos son sanados y los muertos son levantados. Ella es viva con la Vida y la Palabra de Dios. Ella no ama su vida, pero se afirma en Su Nombre y en Su Fe aun hasta la muerte.
Y así la terrible persecución oficial de Roma cayó sobre los verdaderos creyentes hasta que Constantino llegó a poder y concedió libertad de adoración religiosa. Parece que hay dos razones por las cuales fue concedido esta libertad. En primer lugar, varios emperadores buenos no habían admitido persecución, pero al morir ellos, fueron seguidos por aquellos que asesinaban
Cristianos. Esto fue tan sin razón que por fin vino a la atención pública que los Cristianos debieran ser dejados en paz. La segunda razón, siendo la más bien conocida, fue que Constantino tenía delante de él una batalla dificultosa en tomar posesión del imperio. Una noche en un sueño él vio una cruz blanca que aparecía delante de él. El sintió que esto era un presagio a él, que si los Cristianos oraban por una victoria, entonces él ganaría la batalla. El prometió libertad para ellos en el caso de que fuese victorioso. Fue victorioso y la libertad de adoración fue concedida en el edicto de Nantes de 312 D.C.
Pero esta libertad de persecución y muerte no fue tan magnánima como primeramente apareció. Constantino ahora era el patrón. Como un patrón, su interés era algo más que la de un observador, porque él decidió que la iglesia necesitaba su ayuda en sus asuntos. El los había visto en desacuerdo en relación a ciertas cosas, entre las cuales una tenía que ver con Arius, Obispo de Alejandría, quien enseñó a sus seguidores que Jesús no era verdaderamente Dios, sino que un ser de menos importancia, siendo que fue creado por Dios. La Iglesia Occidental sostenía la vista opuesta, creyendo que Jesús era la mera esencia de Dios y como ellos decían, `coigual con el Padre'. Con tales asuntos, juntamente con la intrusión de ceremonia pagana en la adoración, el emperador llamó el Concilio de Nicea de 325 D.C. con el pensamiento de que traería a todos los
diferentes grupos bajo un sólo techo donde podían resolver sus diferencias y todos venir a un entendimiento común y ser todos uno. ¿No es extraño que aunque esto empezó allá con Constantino no murió pero está realmente vivo hoy en la forma de "El Concilio Mundial de Iglesias"? Y donde él falló en obtenerlo, será en verdad obtenido en este día por medio del movimiento ecuménico.
Ahora esta intervención del estado con la iglesia es una cosa necia porque el mundo no entiende ni la verdad hallada en la Palabra, ni los caminos de la iglesia. Pues la misma decisión dada por el concilio que Arius estaba equivocado fue cambiado dos años después por el emperador y por muchos años aquella doctrina falsa fue impuesta sobre el pueblo.
Pero que la iglesia y el estado se juntarían fue ciertamente antes conocido por el Señor. El mismo nombre `Pérgamo' significa "completamente casado". Y ciertamente, el estado y la iglesia estaban casados; la política y la religión fueron unidas. Los resultados de aquel matrimonio han sido conformemente los híbridos más horribles que el mundo jamás ha conocido. La verdad no está en ellos, pero más bien en ellos están todos los caminos malvados de Caín (el primer híbrido).
No solamente fueron casados el estado y la iglesia en esta edad, pero la religión Babilónica también fue oficialmente unida con la Primera Iglesia. Satanás ahora tenía acceso al Nombre de Cristo y él fue colocado en el trono como Dios en la adoración. Con la ayuda de auxilio federal, las iglesias fueron herederas de edificios hermosos los cuales tenían altares de mármol blanco e
imágenes de santos ya partidos. Y aquí en esta edad es cuando la `bestia' (de Apocalipsis 13:3) que fue herida a la muerte (el Imperio Romano pagano) volvió a vida y poder como el "Santo Imperio Romano". Roma, como una nación material, había sufrido mucho vaciamiento y muy pronto lo sufriría por completo; pero ahora ya no importaba, porque su imperio religioso la mantendría sobre todo el mundo, gobernando desde adentro donde no parecería hacerlo desde afuera.
Permíteme mostrar la verdad exacta de las Escrituras sobre este asunto, porque no quiero que nadie piense que yo estoy dando una revelación propia, una que no se halle en las Escrituras.
Tú, oh rey, veías, y he aquí una grande imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible.
La cabeza de esta imagen era de fino oro; sus pechos y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de metal; Sus piernas de hierro; sus pies, en parte de hierro, y en parte de barro cocido.
Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, la cual hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.
Entonces fue también desmenuzado el hierro, el barro cocido, el metal, la plata y el oro, y se tornaron como tamo de las eras del verano: y levantólos el viento, y nunca más se les halló lugar. Mas la piedra que hirió a la imagen, fue hecha un gran monte, que hinchió toda la tierra.
Este es el sueño: la declaración de él diremos también en presencia del rey.
Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, potencia, y fortaleza, y majestad.
Y todo lo que habitan hijos de hombres, bestias del campo, y aves de cielo, él ha entregado en tu mano, y te ha hecho enseñorear sobre todo ello: tú eres aquella cabeza de oro.
Y después de ti se levantará otro reino menor que tú; y otro tercer reino de metal, el cual se enseñoreará de toda la tierra.
Y el reino cuarto será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y doma todas las cosas, y como el hierro que quebranta todas estas cosas, desmenuzará y quebrantará.
Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero, y en parte de hierro, el reino será dividido; mas habrá en él algo de fortaleza de hierro, según que viste el hierro mezclado con el tiesto de barro.
Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro, y en parte de barro cocido, en parte será el reino fuerte, y en parte será frágil.
Cuanto a aquello que viste, el hierro mezclado con tiesto de barro, mezclaránse con simiente humana, mas no se pegarán el uno con el otro, como el hierro no se mistura con el tiesto.
Y en los días de estos reyes, levantará el Dios del cielo un reino que nunca jamás se corromperá: y no será dejado a otro pueblo este reino; el cual desmenuzará y consumirá todos estos reinos, y él permanecerá para siempre.
De la manera que viste que del monte fue cortado una piedra, no con manos, la cual desmenuzó al hierro, al metal, al tiesto, a la plata, y al oro; el gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir: y el sueño es verdadero, y fiel su declaración. (Daniel 2:31-45).
Aquí está revelado un registro detallado de historia futura que fue profetizada a venir sobre la tierra desde el tiempo de Daniel hasta que Jesús viniera a reinar como el Hijo de David.
Es conocido como "Los Tiempos de los Gentiles". Este tiempo abarcaba cuatro divisiones históricas las cuales fueron conocidas por el imperio dominante en cada división: Babilónica, MedoPersa, Griega y Romana. La monarquía más grande y más absoluta fue Babilonia, que fue tipificada por la cabeza de oro. La que seguía en grandeza fue el reino de MedoPersa, que como muestra la historia, ciertamente fue menos gloriosa y fue tipificada como el pecho y los brazos de plata. Entonces seguía la edad Griega cuyo rey fue el líder militar más ilustre que el mundo jamás ha conocido, así que bien fue tipificada como el vientre y muslos de metal. Fue menos gloriosa que las otras dos antes. Al fin tenemos el último reino, el cual era el Imperio Romano,
representado como las piernas y los pies. Pero en que los reinos anteriores fueron representados como minerales puros (oro, plata, y metal puro) este último imperio fue hierro puro solamente en las piernas, porque cuando llegó a los pies, era una mezcla de hierro y barro; tierra y mineral simplemente no se pueden mezclar para producir constancia y fuerza. Pero no solamente es cierto esto, sino que lo más asombroso es que este último imperio (Romano) continuaría en su `estado mezclado' hasta el regreso de Jesús.
Este Imperio Romano de hierro (el hierro significando poder y gran fuerza destructiva en contra de la oposición) habría de ser compuesto de dos divisiones mayores. Y ciertamente fue así, porque el imperio literalmente se dividió en dos: Oriente y Occidente. Ambas partes fueron muy poderosas, destruyendo todo a su frente.
Pero como es que la gloria y el poder de todos los imperios falla, así también este imperio empezó a caer. Así que Roma cayó. El pagano imperio Romano ya no era de hierro. Ella se desmoronó. Fue herida hasta la muerte. Ahora no podía gobernar Roma. El fin había llegado.
Según pensaba el mundo. Pero cuan errado estaba el mundo, porque aquella cabeza (Roma) aunque herida, no fue herida hasta el punto de morir. (La traducción de Apocalipsis 13:3, según Wuest es: "Y una de sus cabezas pareció haber sido herida mortalmente, la garganta habiendo sido cuchillada. Y su golpe de muerte fue sanado. Y el mundo entero siguió en pos de la Bestia
Salvaje en asombro.") La gente se fija en Roma. Se fijan en la nación de Italia. Y a medida de que se fijan no se dan cuenta de que Roma, con sus límites tan estrictas donde el Papa tiene en realidad una área como su dominio, es literalmente una nación dentro de una nación; y ella tiene embajadores y recibe embajadores. ROMA FALSAMENTE CRISTIANA, BAJO EL PAPA (aun es llamada la ciudad eterna ¡ cuán blasfemoso!) AHORA DOMINA POR RELIGION AUN MAS EFICAZMENTE QUE CUANDO ROMA IMPERIAL (PAGANA) CONTROLABA POR MEDIO DEL HIERRO PURO DE FUERZA.
Roma tomó un nuevo aspecto de vida cuando Constantino juntó la iglesia y el estado y respaldó a esa unión con fuerza. El espíritu que motivaba a Roma pagana es el mismo espíritu que ahora motiva a (falsamente llamada) Roma Cristiana. Ud. puede ver que eso es así porque ahora sabe que el cuarto imperio nunca dejo de existir, solamente cambió su tejido exterior.
Ya una vez que el Concilio de Nicea había entregado el poder político a la iglesia, parecía que no había límites entre las cuales se quedaría la Primera Iglesia Cristiana. El nombre, Cristiano, que originalmente traía persecución, ahora era el nombre de los perseguidores. Fue en esta edad en que Agustín de Hippo (354-430) expresó el precepto que la iglesia debiera y TIENE QUE usar
fuerza si se necesita para traer sus hijos de nuevo al redil y que estaba en armonía con la Palabra de Dios matar a los apóstatas y herejes. En su controversia con los Donatistas, él escribió: "Ciertamente, es mejor que los hombres debieran ser guiados a adorar a Dios por medio de enseñanza, en vez de que debieran ser estimulados a hacerlo por medio de temor de castigo o dolor, pero no viene consiguiente que porque la primera forma produce los mejores hombres que entonces aquellos que no se rinden debieran ser olvidados. Porque muchos han hallado ventaja (como hemos probado y estamos probando diariamente por experiencia práctica) en primeramente ser constreñido por medio de dolor, para que así después puedan ser influidos por enseñanza, para que así también puedan continuar a hacer lo que han aprendido en palabra... mientras que aquellos que son guiados directamente por amor son los mejores, ciertamente son más numerosos los que son corregidos por temor. Porque ¿cómo sería posible que alguien nos amara más que Cristo, Quien dio Su Vida por las ovejas? Sin embargo, después de haber llamado a Pedro y los otros apóstoles solamente por Sus Palabras, cuando vino a llamar a Pablo, no solo le constriñó con Su Voz, pero lo tumbó a la tierra con Su poder; y para que El pudiese traer a fuerzas a uno quien estaba rabiando entre la oscuridad de infidelidad, para desear la luz del corazón, primeramente le hirió con ceguedad física de los ojos. ¿Por qué entonces no debiera la Iglesia usar fuerza para constreñir a sus hijos perdidos que regresen? El Señor mismo dijo: `Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar.' Así que si el poder que la Iglesia ha recibido por decreto divino en
su debido tiempo, por medio del carácter religioso y la fe de reyes, es el instrumento por el cual aquellos que son hallados en los caminos y los vallados eso es en herejías y en cismas son constreñidos a entrar, entonces que no critiquen el ser constreñido." La inclinación a derramar sangre estaba acrecentando. La vid falsa en España ahora estaba influenciando al Emperador Máximo a que se juntara en el ataque sobre los verdaderos creyentes quienes tenían con ellos la Palabra, las señales y las maravillas. Así que algunos Prisillianistas fueron traídos a Treves por el Obispo Ithacus en 385 D.C. Les acusó de brujería e inmoralidad, y muchos fueron asesinados. Martín de Tours y Ambrosio de Milán protestaron esta acción y rogaron que se cesara la persecución, pero sin resultados. Cuando la persecución fue prolongada, estos dos obispos negaron tener compañerismo con el Obispo Hydatus y otros semejantes a él.
Tan extraño como parece, el sínodo de Treves aprobaba de los asesinos.
De aquí en adelante, particularmente durante la Edad del Oscurantismo, veremos a los hijos de la carne perseguir y destruir a los hijos del Espíritu, aunque ambos claman el mismo Padre, como fue en el caso de Ismael e Isaac. La oscuridad de corrupción espiritual se profundizará y la verdadera luz de Dios disminuirá hasta que, en términos de números, apenas está encendida. Sin embargo, la promesa de Dios permanecerá verdad: "La luz brilla en la
oscuridad y la oscuridad no puede hacer nada acerca de ello." Ahora, hasta aquí no he hablado acerca de aquel punto de la historia como prometí hacer, eso es: la mezcla de la religión de Nimrod con la religión Cristiana. Ud. recordará que Attalus huyó de Babilonia a Pérgamo y edificó su reino afuera del alcance del Imperio Romano. A través de los años su reino abundó, siendo nutrido por el dios de este mundo. Una sucesión de sacerdotesreyes siguieron a Attalus hasta el reino de Attalus III cuando por razones conocidas solamente por la soberanía de Dios, él, por medio de su testamento, entregó el reino a Roma.
Julio Cesar entonces tomó el reino físico y el espiritual porque él llegó a ser Pontífice Máximo de la religión Babilónica y por razón de eso fue el sacerdoterey.
Este título pasó a los emperadores que le siguieron hasta el tiempo de Máximo III, quien lo rechazó. Según la historia de Stevens, entonces fue cuando el Papa tomó la cabecera que el emperador rechazó y hoy día todavía hay un pontífice en el mundo y ciertamente es Pontífice Máximo. El tiene una triple corona y radica en Roma. Y en Apocalipsis 17, Dios ya no se refiere a Pérgamo como la silla de Satanás ni tampoco dice que allí es donde mora Satanás. No, el trono ya no es en Pérgamo, pero es MISTERIO Babilonia. No es en Babilonia, sino que en MISTERIO Babilonia. Es en una ciudad sobre siete montes. Su cabeza es el anticristo porque él ha usurpado la posición de Cristo Quien sólo es
mediador y Quien sólo puede perdonar pecados. Sí, Pontífice Máximo está con nosotros hoy día.
LA DOCTRINA DE LOS NICOLAITAS Así también tú tienes a los que tienen la doctrina de los Nicolaítas, lo cual yo aborrezco.
(Apocalipsis 2:15).
Ud. recordará que en la Edad de Efeso mencioné que la palabra "Nicolaíta" viene de dos palabras griegas: nikao, que quiere decir conquistar, y Lao, que quiere decir el laico. Nicolaíta quiere decir "conquistar el laico". Ahora, ¿por qué es que esto es una cosa tan terrible? Es terrible porque Dios nunca ha puesto a Su Iglesia en las manos de un directorio elegido que se conduce con mentalidad política. El ha puesto a Su Iglesia en el cuidado de hombres que son ordenados por Dios, llenos del Espíritu, que viven por la Palabra y quienes guían al pueblo por medio de alimentándolos con la Palabra. El no ha dividido al pueblo en clases para que las multitudes fueran guiadas por un sacerdocio santo. Es verdad que la dirección tiene que ser santa, pero así también tiene que ser la congregación entera. Además, no hay nada en la Palabra para respaldar a esto de sacerdotes o ministros o tales mediando entre Dios y el pueblo, ni tampoco hay lugar en la Escritura donde están separados en su adoración al Señor. Dios quiere que todos le amen y le adoren juntos. Nicolaísmo destruye a aquellos preceptos y al contrario separa a los ministros del pueblo y hace mayordomos de los líderes, en vez de siervos. Ahora esta doctrina empezó sencillamente como un hecho en la primera edad. Parece que el problema está en dos palabras:
`ancianos' (presbíteros) y `sobrestante' (obispo). Aunque las Escrituras muestran que hay unos cuantos ancianos en cada iglesia, algunos empezaron a enseñar (entre ellos Ignacio) la idea de que un obispo era uno de preeminencia o autoridad y control sobre los ancianos. Ahora la verdad del asunto es que la palabra `anciano' significa quién es la persona, mientras que la palabra `obispo' significa el oficio del mismo hombre. El anciano es el hombre. Obispo es el oficio del hombre.
`Anciano' siempre se ha referido y siempre se referirá simplemente a la edad cronológica que un hombre tiene en el Señor. El es un anciano, no porque es ordenado, elegido o etc., pero porque es de mayor edad. El es más maduro, enseñado, no es un neófito, es confiable por razón de su experiencia y la prueba fija de su experiencia Cristiana. Pero no, los obispos no se quedaron con las epístolas de Pablo, sino que más bien regresaron al registro de Pablo en la ocasión cuando él llamó a los ancianos de Efeso a Mileto en Hechos 20. En el versículo 17, el registro dice que `ancianos' fueron llamados y luego en versículo 28 son llamados obispos. Y estos obispos (sin duda eran de mente política y ansiosos por poder) insistieron que Pablo había dado el significado de que `obispos' eran más que el anciano local con capacidad oficial solamente en su propia iglesia. Para ellos un obispo ahora era uno con autoridad extendida sobre muchos líderes locales.
Tal concepto no era según las Escrituras ni según la historia, sin embargo, un hombre aun de la estatura de Policarpio se inclinaba hacia tal forma de organización. Así que lo que empezó como
hecho en la primera edad fue hecha una doctrina literal y así es hoy. Obispos todavía dicen que tienen poder para controlar los hombres y hacer con ellos como desean, colocándolos en el ministerio donde ellos quieren. Esto niega la dirección del Espíritu Santo, Quien dijo: "Sepárame a Pablo y a Bernabé para la obra a la cual los he llamado." Esto es antiPalabra y antiCristo.
Entonces Jesús llamándolos, dijo: Sabéis que los príncipes de los Gentiles se enseñorean sobre ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos potestad.
Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor; Y el que quisiere entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo: Como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. (Mateo 20: 2528).
Mas vosotros, no queráis ser llamados Rabbí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo; y todos vosotros sois hermanos.
Y vuestro padre no llaméis a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos. (Mateo 23:89).
Para aclarar esto aun más, permíteme explicar Nicolaísmo de esta manera: Recuerde Ud.
que en Apocalipsis 13:3, la Biblia dice:
Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fue curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.
Ahora, nosotros sabemos que la cabeza herida fue el pagano Imperio Romano, aquel gran poder político mundial. Esta cabeza se levantó de nuevo como el "Imperio Católico Romano Espiritual". Ahora fíjese cuidadosamente. ¿Qué hizo Roma política pagana que era la base de su éxito? Ella "dividió y conquistó". Eso era la simiente de Roma dividir y conquistar. Sus dientes de hierro desgarraron y devoraron. Cualquiera que ella desgarrare y devorare, aquel ya no podía levantarse, como cuando ella destruyó a Cartagena y la sembró para la sal. La misma simiente permaneció en ella cuando se levantó como la iglesia falsa y su teoría ha permanecida igual dividir y conquistar. Eso es Nicolaísmo, y Dios lo aborrece.
Ahora, es un hecho bien conocido en la historia que cuando este error entró en la iglesia, los hombres empezaron a competir para el oficio de obispo con el resultado de que esta posición estaba siendo dada a los más educados, y los más progresivos económicamente y los más aventurosos políticamente. El conocimiento y el programa humano empezaron a apoderarse del lugar de la sabiduría Divina y el Espíritu Santo ya no controlaba. Esto era en verdad un mal trágico porque los obispos empezaron a decir que ya no se exigía un carácter transparente para
ministrar la Palabra o los ritos de la iglesia, porque eran los elementos y la ceremonia que importaban. Esto permitió que hombres malvados (engañadores) desgarraran el rebaño.
Con la doctrina hecha por el hombre de la elevación de obispos a un lugar no concedido por las Escrituras, el siguiente paso era la extensión de títulos clasificados que culminó en la edificación de una jerarquía religiosa; porque dentro de poco habían arzobispos sobre los obispos y cardinales sobre arzobispos, y al llegar el tiempo de Bonifacio III, había un Papa sobre todo un Pontífice.
Ya con esto de la doctrina Nicolaíta y la amalgamación de Cristianismo con Babilonianismo, los resultados tenían que ser lo que vio Ezequiel: Entré pues, y miré, y he aquí imágenes de todas serpientes, y animales de abominación, y todos los ídolos de la case de Israel, que estaban pintados en la pared alrededor. (Ezequiel 8:10).
Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles. (Apocalipsis 18:2).
Esta doctrina Nicolaíta, esta regla que fue establecida en la iglesia, no fue de acuerdo con mucha gente, porque ellos no podían leer la rara epístola escrita por alguna persona piadosa acerca de la Palabra. ¿Qué hizo entonces la iglesia? Excomulgó a los maestros justos y quemó los
pergaminos. Ellos dijeron: "Se necesita una educación especial para leer y entender la Palabra.
Pues aun dijo Pedro que muchas cosas que escribió Pablo eran difíciles de entender." Habiendo quitado la Palabra de la gente, dentro de poco llegó a un caso de la gente solamente oyendo lo que el sacerdote tenía que decir y haciendo lo que él les decía. A eso llamaron: `Dios y Su Santa Palabra'. Se apoderaron de las mentes y los corazones de la gente, y los hicieron los siervos de un sacerdocio despótico.
Ahora, si Ud. quiere la prueba de que la Iglesia Católica demanda las vidas y las mentes de hombres, escuche el edicto de Teodocio X. El Primer Edicto de Teodocio X: Este edicto fue despachado inmediatamente después de que fue bautizado por la Primera Iglesia de Roma. "Es la voluntad de nosotros, tres emperadores, que nuestros sujetos adhieran firmemente a la religión que fue enseñada por San Pedro a los Romanos, la cual ha sido fielmente preservada por tradición, y la cual es ahora también profesada por el pontífice, Damasus de Roma y Pedro, obispo de Alejandría, un hombre de santidad apostólica según la institución de los Apóstoles y la doctrina del Evangelio; creamos en una Deidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, de igual majestad en la Santa Trinidad. Nosotros ordenamos que los adherentes de esta fe, sean llamados "Cristianos Católicos;" marcamos a todos los seguidores insensatos de las otras religiones con nombre infamante de "herejes", y prohibimos sus conventículos apropiando el nombre de `iglesias.' Además de la condenación de juicio divino, ellos deben estar en espera del
grave castigo que nuestra autoridad, guiada por sabiduría celestial, piense propio para infligir..." Las quince leyes penales que este emperador despachó en el mismo número de años, impidieron de los evangélicos todos los derechos de ejercer su religión; los excluyó de todo oficio civil, y los amenazaron con multas, confiscación, destierro y en algunos casos aun muerte.
¿Sabe. Ud. que nosotros nos encontramos dirigidos en esa dirección hoy día? La Iglesia Católica Romana se llama a sí misma, `La Iglesia Madre'. Se dice ser la iglesia primera u original.
Eso es absolutamente la verdad. Ella fue la original, Primera Iglesia de Roma que cayó y entró en el pecado. Ella fue la primera que organizó. En ella fueron halladas los hechos y luego la doctrina de Nicolaísmo. Nadie negará el hecho de que ella es una madre. Ella es una madre y ha producido hijas. Ahora, una hija viene de una mujer. Una mujer vestida de escarlata está sentada sobre los siete montes de Roma. Ella es una ramera y ha engendrado hijas. Aquellas hijas son las iglesias Protestantes que salieron de ella y luego volvieron a entrar en organización y Nicolaísmo. Esta Madre de las hijasiglesias es llamada una ramera. Esa es una mujer que ha sido infiel a sus votos matrimoniales. Ella estaba casada con Dios y luego salió a fornicar con el diablo, y de sus fornicaciones ella ha parido hijas que son exactamente igual a ella. Esta combinación de madre e hija es antiPalabra,
antiEspíritu y consecuentemente antiCristo. Ciertamente ANTICRISTO.
Ahora, antes de que me adelante mucho, quiero decir que estos primeros obispos pensaban que estaban sobre la Palabra. Ellos decían a la gente que ellos podían perdonar sus pecados en cuanto confesaran aquellos pecados. Eso nunca fue la verdad. Empezaron a bautizar a los infantes en el segundo siglo. En realidad practicaban bautismo regenerativo. Con razón la gente está toda confundida hoy día. Si estuvieron tan confundidos entonces y estando tan cerca a Pentecostés, entonces hoy están en una condición desesperada siendo que están 2,000 años más lejos de la verdad original.
¡Oh, Iglesia de Dios, solamente hay un remedio: vuelva a la Palabra y manténgase con ella! LA DOCTRINA DE BALAAM ...tú tienes ahí los que tienen la doctrina de Balaam, el cual enseñaba a Balac a poner escándalo delante de los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. (Apocalipsis 2:14).
Ahora, es imposible tener una situación de Nicolaísmo en la iglesia y no tener esta otra doctrina también. Ve Ud., si se quita la Palabra de Dios y el movimiento del Espíritu como los medios de adoración ("los que me adoran es necesario que me adoren en Espíritu y en verdad"),
entonces se tendrá que dar al pueblo otra forma de adoración como sustituto, y sustitución significa Balaamismo.
Si es que vamos a entender lo que la doctrina de Balaam es en la iglesia en el Nuevo Testamento, nos conviene regresar y ver lo que era en la iglesia en el Antiguo Testamento y aplicarla a aquella tercera edad y luego traerla al presente.
El relato se halla en Números, del capítulo 22 al 25. Ahora, nosotros sabemos que Israel era el pueblo escogido de Dios. Ellos eran los Pentecostales de su día. Ellos habían tomado refugio bajo la sangre, todos habían sido bautizados en el Mar Rojo y salieron de entre las aguas cantando en el Espíritu y bailando bajo la fuerza del Espíritu Santo, mientras que María, la profetisa, tocó su pandero. Después de un cierto tiempo de viajar, estos hijos de Israel llegaron a Moab. ¿Recuerda Ud. quién fue Moab? El fue el hijo de Lot por una de sus mismas hijas, y Lot era el sobrino de Abraham, así que Israel y Moab eran parientes. Quiero que Ud. vea eso. Los Moabitas conocían la verdad, sea que la viviesen o no.
Israel llegó a la frontera de Moab y mandó mensajeros al rey diciendo: "Nosotros somos hermanos. Permítenos pasar por su tierra. Si nuestra gente o nuestros animales comen o beben algo, con gusto le pagaremos por ello." Pero el rey Balac se perturbó mucho. Aquel que era la cabeza de aquel grupo Nicolaíta no estaba de ninguna manera dispuesto a permitir que la iglesia
pasase por su tierra con sus señales y maravillas y diversas manifestaciones del Espíritu Santo, con sus rostros luciendo la gloria de Dios. Era demasiado peligroso, siendo que había la posibilidad de que perdiese algunos de sus miembros. Así que Balac prohibió la pasada a Israel. Por cierto, tan grande fue su temor de ellos que él fue a un profeta asalariado quien se llamaba Balaam y le rogó que fuera intercesor entre él y Dios, y que suplicara al Todopoderoso que maldijera a Israel y que los dejara sin poder. Y Balaam, siendo ansioso por tomar parte en asuntos políticos y así ser un hombre grande, estaba dispuesto y feliz en hacerlo. Pero viendo que tenía que allegarse a Dios, y recibir de Dios una audiencia para obtener la maldición para el pueblo, porque no lo podía hacer él solo, él fue a preguntarle a Dios que si podía obtener Su permiso para ir. Ahora, ¿no es eso igual a los Nicolaítas que tenemos hoy día? Ellos maldicen a todos los que no van en su propio camino.
Cuando Balaam le pidió permiso a Dios para ir, Dios le prohibió ir. ¡Eso dolió! Pero Balac persistió, prometiéndole aun mayores recompensas y honores. Así que Balaam volvió a hablar con Dios. Ahora, una sola respuesta de Dios debiera haber sido suficiente. Pero no para el obstinado Balaam. Cuando Dios vio su perversidad, le dijo que se levantara y fuera. Prontamente ensilló al asno y se fue. El debiera haber dádose cuenta de que esto solamente era la voluntad permisiva de Dios y que no le iba a ser posible maldecir a esa gente aunque fuera veinte veces y tratara de hacerlo veinte veces. ¡Cuán semejante a Balaam es la gente hoy día! Ellos creen en tres Dioses y
en bautizarse en tres títulos en vez de en el Nombre y sin embargo, Dios manda el Espíritu sobre ellos como hizo con Balaam y ellos continúan creyendo que están exactamente bien y son, en realidad, Balaamitas perfectos. ¿Ve Ud. la doctrina de Balaam? Continúe pues; hágalo de su propia manera. Ellos dicen: "Pues, Dios nos ha bendecido, tiene que estar bien." Yo sé que El les ha bendecido. Yo no niego eso. Pero es la misma ruta organizacional que tomó Balaam. Es desafío de la Palabra de Dios. Es enseñanza falsa.
Así que Balaam fue impetuosamente por su camino hasta que un ángel de Dios se puso en su camino, prohibiéndole el paso. Pero aquel profeta (obispo, cardinal, encargado, presidente o sobrestante) estaba tan ciego en cuanto a cosas Espirituales por la idea de honor y gloria y dinero que él no podía ver al ángel que estaba allí con la espada desenvainada. Allí estaba para cerrar el paso al profeta enfurecido. El asno lo vio y trató de evadirlo por un lado y luego por el otro hasta que por fin quebró el pie de Balaam cuando pegó con una pared de piedra. El asno paró y no se iría más adelante no podía. Balaam saltó del animal y empezó a azotarle. Entonces sucedió que el asno empezó a hablar a Balaam. Dios permitió que aquel asno hablara en una lengua. Aquel asno no era híbrido, él era simiente original. El dijo al profeta cegado: "¿No soy yo tu asno y no te he cargado fielmente?" Balaam respondió, "Sí, sí, tú eres mi asno y tú me has cargado fielmente hasta ahora; y si no puedo hacer que te muevas, te voy a matar... ¡jo! ¡Qué es esto! ¿hablando con
un asno? Eso es raro, pensé que oía al asno hablar y yo le estaba contestando." Dios siempre ha hablado en una lengua. El habló en la ocasión del banquete de Belsasar y luego en Pentecostés. Lo está haciendo de nuevo hoy. Es una amonestación de juicio que viene pronto.
Entonces se le fue hecho visible el ángel a Balaam. El le dijo a Balaam que si no fuera por el asno, él hubiera estado muerto aun en ese momento, por haber tentado a Dios. Pero cuando Balaam prometió volver, entonces fue enviado a seguir, pero con la admonición de decir solamente lo que Dios le diera.
Así que Balaam fue allí y edificó siete altares para las bestias puras del sacrificio. El mató a un carnero, significando la venida del Mesías. El sabía que hacer para llegar ante Dios. El tenía las mecánicas exactamente bien; pero no las dinámicas igual como hoy. ¿No lo pueden ver, Uds.
Nicolaítas? Allá en el valle estaba Israel ofreciendo los mismos sacrificios, haciendo las mismas cosas, pero solamente uno tenía las señales que seguían. Solamente uno tenía a Dios en su medio.
Formas no le conducirán a ninguna parte. No pueden tomar el lugar de la manifestación del Espíritu. Eso es lo que sucedió en Nicea. Ellos persuadieron a la gente que aceptaran la doctrina de Balaam en vez de la doctrina de Dios. Allí tropezaron, aun se cayeron. Llegaron a ser hombres
muertos.
Después de que se hizo el sacrificio, Balaam estaba listo para profetizar. Pero Dios le enredó la lengua y él no podía maldecirlos los bendijo.
Balac estaba muy enojado, pero no había nada que Balaam podía hacer acerca de la profecía. Había sido hablado por el Espíritu Santo. Así que Balac le dijo a Balaam que descendiera al valle y que viera sus imperfecciones para ver si no había posiblemente alguna manera que él podía maldecirlos. La táctica que usó Balac es la misma táctica que usan hoy día.
Las denominaciones grandes miran a los grupos pequeños y cualquier cosita que hallan entre ellos para producir un escándalo, lo sacan y lo gritan. Si la gente moderna vive en pecado, nadie dice nada; pero permita que uno de los escogidos se meta en un problemita, y todos los periódicos en la nación lo publican. Sí, Israel tuvo sus imperfecciones (carnalismos).
Tenían su lado que no era tan digno de alabanza; pero al pesar de sus imperfecciones, por el propósito de Dios, Quien obra por medio de elección, por gracia y no por obras, ELLOS TENIAN LA NUBE DE DIA Y LA COLUMNA DE FUEGO DE NOCHE, TENIAN A LA PIEDRA HERIDA, LA SERPIENTE ARDIENTE Y LAS SEÑALES Y LAS MARAVILLAS.
Ellos estaban vindicados; no en si mismos, pero en Dios.
Dios no tuvo respeto para con aquellos Nicolaítas con sus PHD, LLD, y DD y todas sus
finísimas organizaciones y lo mejor que el hombre podía producir; pero sí tuvo respeto a Israel porque ellos tenían la Palabra vindicada en su medio. Ciertamente que Israel no parecía estar toda en orden etc., habiendo apenas salido de Egipto en huida precipitosa, pero de todas maneras era un pueblo bendecido. Todo lo que habían conocido por más de trescientos años era cuidar el ganado, labrar los campos y ser esclavos en temor de muerte bajo los egipcios. Pero ahora estaban libres. Era un pueblo bendecido por medio de la soberanía de Dios. Cierto, Moab despreciaba a Israel. Todas las demás naciones la despreciaban también. Organización siempre desprecia a los que no son organizados y, o los conducirán por medio de determinación a ser organizados o los destruirán cuando es que no quieren entrar.
Ahora, alguien me podrá preguntar, "Hermano Branham, ¿por qué piensa Ud. que Moab estaba organizada e Israel no? ¿De dónde saca tal idea? " De esta misma Biblia es de donde la saco. Aquí todo está tipificado. Todo lo que está escrito en el Antiguo Testamento en forma de relato, está escrito para nuestra admonición para que de ello podamos aprender. Aquí está en Números 23:9: Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré: he aquí un pueblo que habitará confiado, y no será contado entre las gentes.
Allí está. Dios mirando de la cumbre de las peñas, no en algún valle buscando sus puntos malos y condenándolos. Dios mirándolos como quería verlos de
la altura de amor y misericordia.
Ellos moraban confiados y no estaban organizados. Ellos no tenían rey. Tenían más bien a un profeta y el profeta tenía a Dios en él por el Espíritu; y la Palabra vino al profeta y la Palabra fue al pueblo. Ellos no pertenecían a las Naciones Unidas. No pertenecían al Concilio Mundial de Iglesias, a los Bautistas, Presbiterianos, Asambleas de Dios o cualquier otro grupo. Ellos no tenían necesidad de pertenecer. Ellos estaban unidos a Dios. No tenían necesidad de consejo de concilios ellos tenían en su medio ASI DICE EL SEÑOR. ¡Aleluya! Ahora, a pesar de que Balaam conocía la forma correcta para llegar a Dios y podía traer una revelación del Señor por medio de una dotación especial de poder, todavía era, tomando todo eso en cuenta, un obispo en el grupo falso. Porque ¿qué hizo ahora para obtener gracia con Balac? Formuló un plan por el cual Dios estaría forzado a obrar en muerte con Israel. Así como Satanás sabía que podía engañar a Eva (causarla que cayera en pecado carnal) y así causando que Dios fijara su sentencia pronunciada de muerte en contra de pecado, así también Balaam sabía que si él podía hacer que Israel pecara, Dios tendría que tratar con ellos en muerte. Así que él formuló una manera para hacerlos que viniesen a ligarse en pecado. El mandó invitaciones para que viniesen al banquete de BaalPeor
(venid a adorar con nosotros). Ahora, no hay duda de que Israel había visto los banquetes de los egipcios, así que no sintieron que fuera gran pecado no mas ir a ver y quizás comer con la gente. (¿Qué pues hay de mal en compañerismo? ¿Debemos amarlos, que no o como es que los vamos a ganar? ) Teniendo amistad nunca hizo mal a nadie o según así pensaron. Pero cuando aquellas mujeres moabitas sensuales empezaron a bailar y a desvestirse mientras bailaban su `rock and roll' y su `twist', el deseo aumentó en los israelitas y fueron llevados en adulterio y Dios en Su ira quitó la vida de 42,000 israelitas.
Y eso es lo que hizo Constantino y también sus sucesores en Nicea y después de Nicea.
Invitaban el pueblo de Dios a la convención. Y cuando la iglesia se sentó a comer, y luego se levantó para jugar (participando en formalidades de la iglesia, y en ceremonias y fiestas paganas llamadas según ritos Cristianos) estaba atrampada; había cometido fornicación y Dios se apartó de ellos. Cuando cualquier hombre se desvía de la Palabra de Dios y se junta con una iglesia en vez de recibir el Espíritu Santo, aquel hombre muere. ¡Muerto! Eso es lo que es. No se una Ud. a una iglesia. No se meta en organización ni se deje llevar con credos y tradición o cualquier cosa que toma el lugar de la Palabra o el Espíritu o Ud. está muerto. Está terminado. ¡Ud. está muerto eternamente separado de Dios! Eso es lo que ha sucedido en cada edad desde entonces. Dios libra al pueblo. Ellos salen
por medio de la sangre, son santificados por la Palabra, caminan por las aguas del bautismo y son llenados del Espíritu; pero después de un tiempo, el primer amor se enfría un poco y a alguien se le ocurre que se deben organizar para preservarse y para hacerse un nombre y se organizan de vuelta en la segunda generación y a veces aun antes. Ya no tienen el Espíritu de Dios solamente una forma de adoración. Están muertos. Se han hibridizado con credo y forma y no hay vida en ellos.
Así que Balaam causó que Israel cometiera fornicación. ¿Sabe Ud. que fornicación física es el mismo espíritu que está en religión organizada? Yo dije que el espíritu de fornicación es el espíritu de organización. Y todos los fornicadores tendrán su parte en el Lago de Fuego. Eso es lo que Dios piensa de organización. Sí señor, la ramera y sus hijas estarán en el Lago de Fuego.
Denominaciones no son de Dios; nunca han sido y nunca serán. Es un espíritu malo el que separa al pueblo de Dios en clases de jerarquía y laico; por eso es un espíritu malo el que trae separaciones entre el pueblo. Eso es lo que hacen organizaciones y denominaciones. En organizar se separan de la Palabra de Dios y se llevan en adulterio espiritual.
Ahora, note que Constantino dio fiestas especiales a la gente. Eran fiestas paganas de antes con nombres nuevos tomados de la iglesia, o en algunos casos eran ritos Cristianos los que fueron abusados con ceremonias paganas. El tomó la adoración del dios del sol y lo cambió al
Hijo de Dios. En vez de celebrarlo en el día 21 de diciembre, que era cuando antes celebraban la fiesta del dios del sol, lo avanzaron al 25 de diciembre y lo llamaron el cumpleaños del Hijo de Dios. Pero nosotros sabemos que nació en abril, cuando la vida empieza, no en diciembre. Y tomaron la fiesta de Astarte y la llamaron la celebración de la Pascua, en la cual el Cristiano debe celebrar la muerte y resurrección del Señor. En verdad era una fiesta pagana a Astarte.
Colocaron altares en la iglesia. Pusieron también imágenes. Dieron al pueblo lo que llamaron `el credo apostólico' aunque Ud. no lo puede hallar en la Biblia. Enseñaron al pueblo la adoración de antepasados y así haciendo de la Iglesia Católica Romana la iglesia espiritista más grande en el mundo. Toda ave inmunda estaba en esa jaula. Y Ud. tiene a los Protestantes con sus organizaciones haciendo la misma cosa.
"Comían de las cosas sacrificadas a ídolos." Ahora, yo no digo que esto en verdad significa que ellos estaban literalmente comiendo carnes sacrificadas a ídolos. Porque aunque el concilio en Jerusalem había hablado en contra de tales cosas, Pablo no dijo mucho acerca del asunto, solamente que los ídolos no eran nada. Solamente era un asunto de consciencia con excepción de un caso donde ofendía a un hermano más débil y entonces no era permitido. Lo que es más, esta revelación tiene que ver con gentiles y no judíos siendo que estas son iglesias gentiles. Yo veo esto en la misma luz en que veo las palabras del Señor, "Si no comiereis mi carne y bebiereis mi sangre, no tendréis vida. No solo por pan vivirá el hombre sino por toda palabra
que sale de la boca de Dios." Ud. puede ver que comiendo en realidad es participando en un sentido espiritual. Así que cuando esta gente estaba inclinándose ante las imágenes, encendiendo las velas, usando días festivos paganos, confesando sus pecados a hombres, (todo de lo cual pertenece a la religión del diablo) fueron participantes con el diablo y no con el Señor. Estaban en la idolatría si lo confesaban o no. Ellos pueden hablar todo lo que quieren acerca de que los altares y el incienso son solamente para recordarles de las oraciones del Señor o lo que ellos creen que significa; y ellos pueden decir que cuando oran ante la imagen es solamente para énfasis; y que cuando confiesan al sacerdote, en verdad a Dios es que lo están haciendo en sus corazones y cuando dicen que el sacerdote los perdona, solamente es que lo está haciendo en el Nombre del Señor; ellos pueden decir lo que quieren pero están participando en la bien conocida religión Satánica, Babilónica, y se han unido a ídolos y han cometido fornicación espiritual, que significa muerte. ¡Están muertos! Así que la iglesia y el estado fueron casados. La iglesia se juntó con ídolos. Con la fuerza del estado respaldándolos, ellos sintieron que ahora "El reino había venido y la voluntad de Dios había sido ejecutada en la tierra." Con razón la Iglesia Católica Romana no está esperando la venida del Señor Jesús. Ellos no son de los que creen en el Milenio. Ellos tienen su milenio aquí mismo. El Papa está reinando ahorita y Dios está reinando en él. Así que cuando El viene (según ellos) tiene que ser cuando la tierra nueva y los cielos nuevos son preparados. Pero ellos están
equivocados. Aquel Papa es la cabeza de la IGLESIA FALSA. Y en verdad va haber un milenio, pero mientras eso está sucediendo él no estará en ello. El estará en alguna otra parte.
LA AMONESTACION Arrepiéntete, porque de otra manera vendré a ti presto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. (Apocalipsis 2:16).
¿Qué más puede decir? ¿Puede Dios pasar por alto el pecado de aquellos quienes han llevado Su Nombre en vano? Hay una sola manera para recibir gracia en la hora de pecado: ARREPENTIR. Confiese que está equivocado. Venga a Dios para obtener perdón y el Espíritu de Dios. Este es un mandato de Dios. El desobedecer es muerte porque El dice, "Pelearé contra ellos con la espada de mi boca." La bestia hizo guerra con los santos, pero Dios hará guerra con la bestia. Aquellos quienes combatieron la Palabra, algún día hallarán la Palabra combatiendo en contra de ellos. Es una cosa seria quitar de o agregar a la Palabra de Dios. Porque aquellos que La cambiaron e hicieron con Ella como quisieron, ¿cuál será su fin sino muerte y destrucción? Pero todavía la gracia de Dios clama: "¡Arrepentíos! " Oh cuán dulces son los pensamientos de arrepentimiento. Nada en mis manos traigo, simplemente a Tu cruz me acojo. Traigo mi tristeza.
Me arrepiento de que soy lo que soy y de lo que he hecho. Ahora es la sangre, nada más que la sangre de Jesús. ¿Qué será? ¿Arrepentimiento o la espada de muerte? La decisión está con Ud.
LAS RECOMPENSAS El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. (Apocalipsis 2 :17).
El Mensaje a cada edad individual, tiene un incentivo para el creyente, animándole a ser un vencedor y así ser recompensado por el Señor. En esta edad, el Espíritu está prometiendo el maná escondido y un nombre escrito en una piedrecita blanca.
Ahora, siendo que cada uno de estos mensajes es dirigido al `ángel' (mensajero humano), una grande responsabilidad como también un privilegio maravilloso es su porción. A estos hombres Dios hace promesas especiales, como en el caso de los doce apóstoles estando sentados en doce tronos juzgando las doce tribus de Israel. Luego, acuérdese de Pablo, a quien se le fue dado una promesa especial: la promesa de presentar la gente de la Novia de su día a Jesús.
Pues que os celo con celo de Dios; porque os he desposado a un marido, para presentaros como una virgen pura a Cristo. (2a de Corintios 11:2).
Así será con cada mensajero que ha permanecido fiel a la Palabra de su hora y su edad. Así será en el último día. Será la misma recompensa especial que fue dada a Pablo. Creo que Ud.
recuerda como es que dije que siempre había tenido miedo de morir por si fuera que me encontrara con el Señor y El no estaría complacido conmigo como es que yo le he fallado tantas
veces. Pues, yo había estado pensando en eso una madrugada mientras estaba así acostado en la cama , cuando de repente fui llevado en una visión muy extraña. Digo que era extraña porque yo he tenido miles de visiones y ni una sola vez parecía que había salido de mi cuerpo. Pero fui transportado y miré para atrás para ver a mi esposa y vi mi cuerpo allí a su lado. Entonces me hallé en el lugar más hermoso que jamás he visto. Era un paraíso. Vi a multitudes de gente las personas más contentas y más hermosas que jamás he visto. Todos parecían estar tan jóvenes de 18 a 21 años de edad. Entre ellos no había ni un cabello gris, ni una sola arruga, ni una deformidad. Todas las jóvenes tenían cabello hasta la cintura y los jóvenes eran tan masculinos y fuertes. Oh, cómo me dieron la bienvenida. Me abrazaron y me llamaron su precioso hermano y me decían repetidamente que cuán contentos estaban por verme. Mientras trataba de razonar quienes eran estas gentes, uno que estaba a mi lado dijo, "Son tus gentes." Estuve tan sorprendido. Pregunté, "¿Son todos estos Branham?" El dijo, "No, ellos son tus convertidos." Entonces él señaló a una dama en particular y dijo, "¿Ves esa joven que estabas admirando hace un ratito? Ella tenía 90 años cuando la guiaste al Señor." Dije, "¡Ay, ay, y para imaginar que de esto es lo que tenía temor!" El hombre dijo: "Aquí estamos reposando mientras esperamos la venida del Señor."
Respondí: "Quiero verle a El." El dijo: "Todavía no Lo puedes ver; pero El viene muy pronto y cuando viene, vendrá a ti primero y tú serás juzgado según el Evangelio que has predicado y nosotros seremos tus sujetos." Dije: "¿Ud. me quiere decir que yo soy responsable por todos estos?" El dijo: "Todos. Tú naciste un líder." Le pregunté: "¿Será responsable cada uno? ¿Qué de San Pablo?" El me contestó: "El será responsable por su día." Entonces dije: "Pues, yo prediqué el mismo Evangelio que predicó Pablo." Y la multitud clamó: "¡En eso estamos confiando!" Sí, yo puedo ver que Dios va a dar una recompensa especial a Sus mensajeros quienes han despachado fielmente la responsabilidad que El ha puesto sobre ellos. Si ellos han recibido la revelación de la Palabra para esa edad y han predicado fielmente en su día, y han vivido lo que han predicado, entonces recibirán una gran recompensa.
Ahora, con esta idea en la mente, vea el versículo de nuevo: "Daré a comer del maná escondido." Todos sabemos que el maná era alimento angélico, fue lo que Dios mandó a caer sobre la tierra para Israel durante el tiempo de su vagancia. Era alimento perfecto. Es asombroso como era que aquel alimento los mantenía en salud perfecta. Nadie se enfermó. Fue todo lo que necesitaban. Cuando el arca fue construido, pusieron una cierta cantidad de maná en él. Entonces
el arca fue colocado atrás del velo, y solo el pontífice se atrevía a acercarse al arca, y entonces tenía que tener la sangre sacrificial. El Pan del Cielo, simbolizada por el maná, un día bajó del Cielo y llegó a ser Vida para todos los que creen en El. El dijo: Yo soy el pan de vida.
Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre. (Juan 6:48-51).
Cuando El se fue, nos dejó Su Palabra: No con solo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.
(Mateo 4:4).
Su Palabra fue pan. Fue el maná perfecto, el cual, si un hombre viviere por él, nunca morirá. Pero inmediatamente después de la muerte de los padres, nadie parecía conocer la verdad exactamente bien, y en poco tiempo, este maná parecía estar escondido de la gente. Pero en cada edad Dios empezó a dar de nuevo, por revelación, aquello que estaba escondido hasta que en este último día, según Apocalipsis 10:7, un profeta vendrá y revelará todos los misterios y entonces regresará el Señor. Ahora, en cada edad, yo digo, los mensajeros recibieron verdad escondido.
Pero no lo recibieron solamente para ellos mismos. Pero es mas bien como fue cuando los discípulos fueron suplicados a servir pan y pescado a las multitudes; Jesús les dio a ellos el alimento quebrado, pero ellos en su vez lo dieron al pueblo. Dios da Su maná escondido al
vencedor. No puede ser de otra manera. El no abriría Sus tesoros a aquellos que rechazan lo que ya está revelado.
Lo que he estado diciendo acerca del mensajero de cada edad, recibiendo de Dios una porción de la verdad original de Pentecostés, es tipificado en el Antiguo Testamento donde Moisés fue mandado a tomar un gomer de maná y colocarlo en un vaso de oro atrás del velo del lugar santo (Exodo 16:32-36).
Allí podía entrar el pontífice de cada generación con sangre sacrificial. Entonces podía tomar una pequeña porción de este maná (porque no se corrompía) que era del original y se lo comía. Ahora, en cada edad el mensajero del Señor a esa edad fue dado la revelación de Dios para ese período en particular. Ya una vez que el mensajero fue iluminado con la verdad, él traía esa verdad al pueblo. Y aquellos cuyos oídos habían sido abiertos por el Espíritu, oirían esa verdad, la creerían y la vivirían.
Ahora, también hay el pensamiento de la participación futura del maná escondido. Yo pienso que será la participación eterna de la revelación de Jesucristo en las edades eternas venideras. ¿De qué otra manera podríamos empezar a conocer las riquezas inescudriñables de Su propio Ser? Todo lo que hemos anhelado saber, todas nuestras preguntas no contestadas, todo eso será revelado. Será de Cristo, Quien es nuestra vida, que lo recibiremos. ¡Oh, a veces
pensamos que empezamos a aprender un poco acerca de El y de Su Palabra aquí y es tan rico que nos hace regocijar; pero algún día cuando nuestra carne cambie, aquella Palabra y El llegarán a ser lo que nosotros nunca pensábamos posible! También dice aquí que El va a dar al vencedor una piedrecita blanca y en (no sobre) la piedra un nombre nuevo, el cual, solamente el dueño conoce. Ahora, la idea de un nombre nuevo, es una idea conocida. Abram fue cambiado a Abraham, Saraí a Sara, Jacob a Israel, Simón a Pedro, y Saulo a Pablo. Estos nombres trajeron un cambio o fueron dados por razón de un cambio. Fue solamente después de que Abram y Saraí tuvieron sus nombres cambiados por el Señor, que fueron listos para recibir el hijo prometido. En el caso de Jacob, él tenía que vencer y entonces fue llamado príncipe. En el caso de Simón y de Saulo, su cambio vino cuando ellos habían recibido al Señor. Y hoy día, cada uno de nosotros los verdaderos creyentes, hemos tenido un cambio de nombre. Somos Cristianos. Es un nombre que es común entre nosotros. Pero algún día tendremos otro cambio; ciertamente recibiremos un nombre nuevo. Muy bien puede ser que ese nombre fue nuestro nombre original y verdadero escrito en el Libro de la Vida del Cordero desde la fundación del mundo. El conoce el nombre pero nosotros no. Algún día, según Su buena voluntad, nosotros conoceremos también.
Una piedrecita blanca. ¡Cuán hermoso! Aquí está otro cuadro del santo recibiendo recompensa de la mano de Dios por sus aflicciones en la tierra. ¿Sabe Ud., que después de
Constantino, le fue posible a la iglesia falsa poner su mano en la tesorería del estado y con ese medio construir edificios hermosos llenos de estatuaría hermosa? Estas estatuas, hechas de mármol blanco, en realidad eran ídolos romanos nombrados nuevamente como santos. Las iglesias y sus contenidos eran excepcionalmente bellas, aun como se ven hoy día. Pero Dios no estaba con ellas. ¿Dónde estaba Dios? Estaba con Sus santos en algún hogar o en alguna cueva o alguna región salvaje en la sierra donde estaban escondidos de los miembros de la iglesia falsa. Ellos no tenían edificios hermosos, coros con batas, ropa fina y las demás atracciones mundanas. Pero ahora en esta promesa especial a los creyentes verdaderos de todas las edades, Dios ha declarado que les dará recompensas de gran hermosura y de duración eterna. Deje que los ricos desprecien a los pobres. Déjelos que den grandes cantidades a la iglesia para que ella a su vez honre al donador por medio de fijando una placa de mármol o alguna estatua en su honor en un lugar público para que todos aplauden. Algún día el Dios que ve y sabe todo, una vez más comendará a la viuda por dar su todo, aunque fuera apenas dos blancas; y El mismo recompensará con los tesoros del Cielo.
Sí, maná escondido y un nombre nuevo en una piedrecita blanca. ¡Cuán bondadoso es el Señor para con nosotros por recompensarnos tan maravillosamente, y nosotros tan indignos! ¡Oh, yo quiero estar listo a toda hora para hacer Su voluntad y para acumular tesoros en el Cielo!