LA EDAD DE TIATIRA
Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, que tiene sus ojos como llama de fuego, y sus pies semejantes al latón fino, dice estas cosas: Yo he conocido tus obras, y caridad, y servicio, y fe, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras.
Mas tengo unas pocas cosas contra ti: porque permites aquella mujer Jezabel (que se dice profetisa) enseñar, y engañar a mis siervos, a fornicar, y a comer cosas ofrecidas a los ídolos.
Y le he dado tiempo para que se arrepienta de la fornicación; y no se ha arrepentido.
He aquí, yo la echo en cama, y a los que adulteran con ella, en muy grande tribulación, si no se arrepintieren de sus obras: Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones: y daré a cada uno de vosotros según sus obras.
Pero yo digo a vosotros, y a los demás que estáis en Tiatira, cualesquiera que no tienen esta doctrina, y que no han conocido las profundidades de Satanás, como dicen: Yo no enviaré sobre vosotros otra carga.
Empero la que tenéis, tenedla hasta que yo venga.
Y al que hubiere vencido, y hubiere guardado mis obras hasta el fin, yo le daré potestad
sobre las gentes; Y las regirá con vara de hierro, y serán quebrantados como vaso de alfarero, como también yo he recibido de mi Padre: Y le daré la estrella de la mañana.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. (Apocalipsis 2:18-29).
TIATIRA Históricamente, Tiatira era la ciudad de menos importancia entre las siete ciudades de esta revelación. Estaba situada sobre la frontera de Mysia e Ionia, y se encontraba rodeada por ríos, los cuales estaban llenos de sanguijuelas. Su característica más meritoria fue su prosperidad económica debido a los gremios colectivos de alfareros, curtidores, tejedores, tintoreros, fabricantes de ropa, etc. Fue de esta ciudad de donde vino Lidia, la vendedora de púrpura, que fue la primera convertida de Pablo en Europa.
Ahora, la razón por la cual el Espíritu escogió a esta ciudad como la que contenía los elementos espirituales para la cuarta edad, fue por causa de su religión. La religión mayor de Tiatira fue la adoración de Apolo Tyrimnaios, la cual estaba mezclada con la secta que adoraba a los emperadores. Apolo era el dios del sol y también el que seguía en poder a su padre Zeus. El fue conocido como el `separador de maldad'; él gobernaba sobre la ley religiosa y la expiación (el medio de expiación, haciendo enmiendas por injusticias o culpas). Plato dijo de él: "El explica a
los hombres la institución de templos, sacrificios y servicios a deidades, además de ritos conectados con la muerte y después de la muerte." El comunicaba su conocimiento de `el futuro' y `la voluntad de su padre' a los hombres por medio de profetas y oráculos. En Tiatira, este rito fue conducido por una profetisa que se sentaba en una silla de tres patas y entregaba los mensajes mientras estaba en trance.
El dominio de esta religión era extraordinario. Su formidable poder no consistía exclusivamente en el dominio de misterios, sino en el hecho de que nadie podía pertenecer a los gremios, los cuales ofrecían a la gente su vivienda, sin pertenecer al templo donde se adoraba a Apolo. Cualquier hombre que se negaba a participar en las fiestas idólatras y las orgías licenciosas era excluido de estos gremios del primer siglo. Para pertenecer a la vida social y comercial, uno tenía que ser un verdadero pagano e idólatra.
Es demasiado interesante notar que el mismo nombre Tiatira quiere decir "Mujer Dominante." Así que esta edad es caracterizada por una fuerza dominante, una fuerza que cruelmente invade a todo, conquista a todo, y despóticamente controla. Ahora, una mujer dominante es la maldición más grande en todo el mundo. El hombre más sabio que el mundo jamás conoció fue Salomón, y él dijo: Yo he rodeado con mi corazón por saber, y examinar, e inquirir la sabiduría, y la razón;
y por conocer la maldad de la insensatez, y el desvarío del error; Y yo he hallado más amarga que la muerte la mujer, la cual es redes, y lazos su corazón; sus manos como ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador será preso en ella.
He aquí, esto he hallado, dice el Predicador, pesando las cosas una por una para hallar la razón; Lo que aun busca mi alma, y no encuentro: un hombre entre mil he hallado; mas mujer de todas éstas nunca hallé. (Eclesiastés 7:25-28).
Pablo dijo: Porque no permito a la mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio.
Desde el Huerto del Edén en adelante, la mujer se ha esforzado constantemente, y con buen éxito, por tomar el dominio sobre el hombre; y hoy mismo, el mundo es de la mujer, siendo la diosa de América una mujer desnuda. Como el ídolo femenino cayendo del cielo (recuerde que sus brazos eran barras de hierro) caracterizaba la primera edad o sea la Edad de Efeso, así es como su poder ha aumentado hasta el punto que ella ha obtenido autoridad absoluta, siendo usurpada tal autoridad por su actitud de hierro.
Ahora, la mujer no ha sido diseñada para tener una actitud férrea; ella, según la Escritura,
debe ser sumisa al varón. Para ella, eso es un mandamiento. Una mujer que en verdad sea femenina, toda femenina, tendrá esa actitud. No será un felpudo, porque ningún hombre que en verdad sea un varón hará de ella un felpudo, pero ella querrá estar bajo la autoridad y no gobernar sobre el varón porque él es la cabeza en la casa. Si ella rompe esa imagen que Dios ha hecho de ella, ella se pervierte. Cualquier hombre que deja que la mujer tome autoridad sobre él, también romperá esa imagen, tornándose en un pervertido. Por eso es que una mujer NO DEBE PONERSE LA ROPA QUE LE CORRESPONDE AL HOMBRE, NI TAMPOCO DEBE CORTARSE EL CABELLO. Ella nunca debe ponerse la ropa que le corresponde al varón ni debe cortarse el cabello. Cuando hace estas cosas está entrometiéndose en el dominio del varón, está tomando autoridad y se está pervirtiendo. Y cuando una mujer invade el púlpito, lo cual le es MANDADO QUE NO LO HAGA, entonces muestra de qué espíritu es. Siendo una mujer dominante es anticristo, y la simiente de la Iglesia Católica Romana está en ella, aunque ella niegue esto vehementemente. Pero cuando llegamos a la Palabra, antes bien sea Dios verdadero, mas todo hombre mentiroso (Romanos 3:4), eso es amén.
Volvamos al principio. En la creación original (física) como la conocemos hoy día, Dios hizo todo en pares, varón y hembra. En todo hubo dos: el gallo y la gallina, la vaca y el toro, y así
sucesivamente. Pero cuando llegó al hombre, solamente había uno. No hubo un par. Adam había sido hecho a la semejanza de Dios. El era un hijo de Dios. Como un hijo de Dios, él no podía ser tentado y luego caer. Eso sería imposible. Así que Dios tomó un producto anexo del hombre para permitir la caída. La mujer no salió directamente de la mano de Dios como un producto original; ella fue formada del hombre. Y cuando Dios hizo que ella fuese sacada del hombre, ella fue en gran manera diferente de las demás hembras que El había creado; ella tenía la capacidad de ser engañada. Ninguna otra hembra en la creación puede ser inmoral; pero la hembra humana puede ser tomada en casi todo tiempo. Y aquella debilidad en ella, permitió que Satanás la engañara por medio de la serpiente, y trajo a la mujer a una posición muy extraordinaria delante de Dios y Su Palabra. Por un lado, ella es tipo de toda cosa vulgar, inmunda y aborrecible, y por el otro lado, ella es tipo de toda cosa limpia, hermosa y santa, como el receptáculo del Espíritu y las bendiciones de Dios. Por un lado, ella es llamada la ramera que está emborrachada con el vino de sus fornicaciones, y por el otro lado, ella es llamada la Novia de Cristo. Por un lado, ella es llamada Misterio Babilonia, la abominación delante de Dios; y por el otro lado, ella es llamada la Nueva Jerusalem, nuestra madre. Por un lado, ella es tan aborrecible, malvada y lujuriosa que es echada sumariamente en el Lago de Fuego como el único lugar digno que merece; y por el otro lado, ella es exaltada al Cielo, compartiendo del mismo trono de Dios como el único lugar propio para una reina como ella.
Y en esta Edad de Tiatira, ella es una MUJER DOMINANTE. Ella es Misterio Babilonia.
Ella es la gran ramera. Ella es Jezabel, la profetisa falsa. ¿Por qué? Porque la mujer verdadera es sumisa a Dios. Cristo es su cabeza. Ella no tiene otra palabra que la de El; ni pensamientos fuera de los de El, ninguna guianza más que la de El. Pero ¿qué de esta iglesia? Ella ha echado fuera a la Palabra y ha destruido las Biblias y los documentos dignos de los piadosos. Ella ha dado muerte a los que predican la verdad. Ella se ha apoderado de reyes, príncipes y naciones. Ella domina ejércitos e insiste en que ella es el verdadero Cuerpo de Cristo y que sus Papas son los vicarios de Cristo. Ella ha sido completamente seducida por el diablo, en cambio ahora ella ha llegado a ser la seductora de otros. Ella es la novia de Satanás y ha producido sus religiones que son sus hijos bastardos.
Ella ha dominado a través de las Edades del Oscurantismo. Por más de novecientos años ella despojó y destruyó; terminó con las artes, destruyó las ciencias, y lo único que produjo fue muerte hasta el punto que la Luz de la Verdad estaba ya casi completamente apagada y solamente quedaba un débil rayo de Luz. El aceite y el vino casi habían cesado de fluir; pero aunque dominaba los reinos de la tierra y demandaba de todos los hombres que hallasen su ciudadanía en ella, había un pequeño grupo que pertenecía a Dios, y su ciudadanía estaba en el Cielo, y a éstos, ella no podía destruir. Dios tomó cuidado de Su manada pequeña; ellos no podían ser destruidos.
Esta Iglesia de Roma llegó a ser tan pagana y malvada como la Reina Athalía, quien trató de
destruir a toda la simiente real y casi logró hacerlo, pero Dios preservó a uno, y de él llegó a haber más piadosos. Así que Dios preservó a una manada pequeña en aquella larga y oscura noche y al fin llegó Lutero como el mensajero de Su verdad.
Cualquiera que conozca un poco de la Iglesia Católica Romana y su forma de adoración, podrá entender por qué la ciudad de Tiatira fue escogida por el Espíritu para representar a la iglesia en las Edades del Oscurantismo. Allí está ante nuestros ojos.
LA EDAD La Edad de Tiatira fue la más larga de todas las Edades de la Iglesia. Duró como novecientos años, desde el año 606 hasta el 1520 D.C.
EL MENSAJERO Por mucho tiempo la iglesia había estado dividida en dos grupos, el grupo occidental y el grupo oriental. De vez en cuando un reformador salía de algún grupo y por un tiempo guiaba a una porción de la iglesia a una relación más profunda con Dios. Tal hombre en el occidente fue Francisco de Asís. El verdaderamente prosperó por un tiempo, pero a su obra le fue puesto fin por la jerarquía de Roma. Pedro Waldo de Lyons, un negociante que renunció a su vida secular, llegó a ser muy activo en el servicio del Señor y guió a muchos a El; pero él fue contrarrestado en su obra y fue excomulgado por el Papa. Ni los grupos occidentales como tampoco los orientales
tenían dentro de ellos a un hombre con la posibilidad de ser el mensajero para esta edad, examinándolo a la luz de la Escritura. Sin embargo, hubo dos hombres en las Islas Británicas, cuyos ministerios en Palabra y en hechos podían soportar la prueba de la Verdad. Ellos fueron San Patricio y San Colombo. Es a San Colombo a quien le corresponde el oficio de ser el mensajero.
Aunque el mensajero a la Edad de Tiatira fue San Colombo, yo quiero comentarles un poco acerca de la vida de San Patricio como un ejemplo para nosotros y también para mostrarles la mentira acerca de la pretensión de Roma de que San Patricio pertenecía a ella, así como tampoco pertenecía Juana de Arco. Patricio nació de la hermana de San Martín, en la pequeña ciudad de Bonavern que estaba situada en las riberas del río Clyde. Cierto día mientras estaba jugando en las playas del río con sus hermanas, llegaron unos piratas y se llevaron a los tres niños.
Nadie sabe qué sucedió con las niñitas, pero Patricio (su nombre era Succat) fue vendido a un comandante en el norte de Irlanda. Su obligación era atender los cerdos. Para hacer esto, él amaestró a unos perros. Sus perros fueron tan perfectamente amaestrados que mucha gente venía de lejos y de cerca para comprarlos. El, en su soledad, se rindió a Dios y fue salvo. Entonces en él se despertó el deseo urgente de escapar y volver a su casa y a sus padres. El formuló un plan donde su habilidad como amaestrador le sirvió de gran utilidad. El enseñó a los perros que se acostaran sobre él, cubriendo su cuerpo cuidadosamente, y que no se moviesen hasta que él les
diera la orden de hacerlo. Así que cierto día cuando su dueño vendió varios perros, Patricio ordenó a los perros (con excepción del líder del grupo) a que se metieran en la lancha. El líder del grupo, al cual le había dado una orden secreta, corrió y rehusó subirse a bordo. Mientras el dueño y el que los estaba comprando trataban de atrapar al perro, Patricio entró a la lancha y le ordenó a los perros que le cubrieran; entonces con un silbido trajo también al líder y le ordenó que se echara sobre él. Ahora, siendo que no podían encontrar a Patricio, el negociante alzó la vela y salió al mar. Después de asegurarse de que el capitán estaba demasiado lejos para regresarse, Patricio dio otra señal que hizo que los perros se pelearan. Entonces él vino ante el capitán y le dijo que si no lo llevaba a su casa, él mandaría a los perros que siguieran peleando y tomaría posesión del barco. Sin embargo, por cuanto el capitán era un Cristiano, cuando oyó el relato del joven, con mucho agrado lo llevó a las riberas cerca de su casa. Patricio ingresó en la escuela Bíblica y luego regresó a Irlanda donde ganó a miles para el Señor por medio de la Palabra y el poder de Dios en muchas señales y maravillas. El, en ninguna ocasión fue a Roma ni tampoco fue comisionado por Roma. La verdad del asunto es que Roma, cuando al fin estableció un fundamento seguro en la isla y vio que el tiempo era oportuno, mató a más de 100.000 Cristianos, quienes a través de los años, habían crecido de aquel grupo original que había venido al Señor bajo la guianza de San Patricio.
Aproximadamente 60 años después de la muerte de San Patricio, Colombo nació en la familia real de Fergus, en el norte de Irlanda, en el condado de Donegal. El llegó a ser un estudiante consagrado y sobresaliente, aprendiendo de memoria la mayoría de las Escrituras. Dios le llamó en una Voz audible a ser un misionero. Después de haber oído la Voz de Dios, nada lo pudo detener, y su maravilloso ministerio hizo que muchos historiadores lo colocaran juntamente con los apóstoles. Tan magnífico fue su ministerio, seguido de señales sobrenaturales, que algunos (especialmente los estudiantes de Roma) pensaron que los relatos fueron exagerados.
En uno de sus viajes misioneros, él llegó a una ciudad amurallada, cuyas puertas estaban cerradas para que él no entrara. El alzó su voz en oración a Dios y le pidió que interviniera permitiéndole entrar para predicar a la gente. Mientras él estaba orando, los magos de la corte empezaron a hacerle mofa con ruidos estrepitosos. Entonces él empezó a cantar un salmo.
Mientras él cantaba, Dios aumentó el volumen de su voz hasta sobrepujar el bullicio de los paganos. De repente, las puertas se abrieron espontáneamente. El entró y predicó el Evangelio ganando a muchos para el Señor.
En otra ocasión cuando también le fue prohibido el paso a cierta aldea, cuando él se volvió para marcharse, repentinamente el hijo del jefe cayó enfermo de muerte. Rápidamente buscaron a San Colombo y él regresó. Cuando hizo la oración de fe, el niño fue sanado instantáneamente, y el pueblo se abrió para la evangelización por la Palabra de Dios.
El Evangelio puro predicado por Colombo y sus colaboradores se esparció por toda Escocia, tornándola a Dios. También llegó a Irlanda y al norte de Europa. Su modo de esparcir el Evangelio fue tal, que tal vez una docena de hombres, bajo un líder, entrarían a un campo nuevo y literalmente construirían una ciudad basada y centralizada en el Evangelio. Entre estos doce hombres habría carpinteros, maestros, predicadores etc., todos maravillosamente versados en la Palabra y en una vida Santa. Esta pequeña colonia estaría rodeada por un muro. Dentro de poco tiempo este recinto estaría rodeado por estudiantes y sus familias en sus propias casas, aprendiendo la Palabra y preparándose para salir y servir al Señor como misioneros, líderes y predicadores. Los hombres estaban libres para casarse, aunque muchos no se casaron, para así servir mejor al Señor. Se mantenían libres de la ayuda del Estado y así también de la política. En vez de atacar las demás religiones, ellos enseñaron la verdad, porque creyeron que la verdad era suficiente arma para cumplir los resultados que Dios tenía preparados para ellos. Ellos eran absolutamente independientes de Roma.
San Colombo fue el fundador de una gran escuela Bíblica en la isla de Hy (situada cerca de la costa suroeste de Escocia). Cuando él fue allí, la isla era tan estéril y peñascosa que no podía producir suficiente alimento para todos ellos. Pero Colombo sembró la semilla con una mano mientras mantenía la otra alzada en oración. Hoy día aquella isla es una de las más fértiles de todo el mundo. Desde esta isla centralizada en la Palabra, salieron poderosos estudiantes dotados con
sabiduría y con el poder de Dios.
Cuando yo leí la historia de este gran siervo de Dios y la maravillosa obra que él hizo, me entristeció el corazón al hallar que el poder del Papa, en su deseo de traer a todos los hombres bajo su dominio, vino y con el tiempo corrompió estos campos misioneros, destruyendo la Verdad como fue enseñada por Colombo.
EL SALUDO ...El Hijo de Dios, que tiene sus ojos como llama de fuego, y sus pies semejantes al latón fino, dice estas cosas: (Apocalipsis 2:18).
La revelación de La Deidad a la Edad de Tiatira, es que Jesús es el Hijo de Dios. En los días que El estuvo aquí en la carne, El fue conocido como el Hijo del hombre. Pero ya no lo conocemos según la carne. El ya no es el Hijo del hombre, el Gran Profeta, Quien en Sí mismo juntó todas las profecías. El Unigénito está de nuevo en el seno del Padre. Ahora le conocemos según el poder de la resurrección. El ha resucitado y ha tomado a Sí mismo Su gran poder, el cual es sobre todo para la alabanza de Su propia gloria. El no compartirá Su gloria con otro. La dirección de su iglesia El no la entregará a ningún hombre.
El se fija en Tiatira y allí ve, en aquella ciudad y en aquella cuarta edad, que el honor que le pertenece solamente a El, ha sido dado a otro. Sus ojos arden con el fuego de su ira y justicia
mientras ve que Apolo es reverenciado como el Hijo de Dios, cuando El y solamente El es el Unigénito del Padre. Cuán terrible ha de ser Su juicio sobre la religión de la Edad de Tiatira, en la cual los miembros de la iglesia, así como los adoradores del hijo de dios (Apolo, el hijo de Zeus), elevan a un líder humano a la adoración, respaldados por el poder del Estado. Porque eso es exactamente lo que vio: A la Iglesia Católica Romana completamente sumergida en la idolatría basada sobre los ritos del dios del sol (Apolo), había elevado a un hombre (el Papa) a la posición de la Deidad por medio del matrimonio de la iglesia con el Estado. Porque Tomás Aquinas y Alverus Pelagius formularon y afirmaron que: "El Papa parece ser para aquellos que lo miran con ojos espirituales no un hombre, sino Dios. No hay límites en cuanto a su autoridad. El puede declarar ser correcto lo que él quiere y puede quitar los derechos de cualquiera como a él le parezca conveniente. El dudar este poder universal conduce a ser apartado de la salvación. Los grandes enemigos de la iglesia son los herejes, los cuales no llevarán el yugo de la verdadera obediencia." Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre (el Hijo de Dios). (I Timoteo 2:5).
Pero el Papa de Roma ha cambiado la Palabra. El ha hecho que diga: "un mediador entre Dios y el hombre (no hombres). " Así que ahora él media entre el mediador y los hombres. Pero no hay ningún otro mediador más que el Hijo. El Papa pronuncia salvación a través de la iglesia de
Roma. Pero no hay ninguna salvación fuera del Hijo de Dios. Con razón sus ojos arden con fuerte juicio, y sus pies son como latón fino porque El está allí listo para reducir al polvo los reinos malvados de este mundo. Demos gracias a Dios por aquellos pies tan fuertes como el latón.
Aquellos pies ya han pasado a través del juicio por nosotros. Ahora son nuestro fundamento porque lo que El ganó es de nosotros. Nosotros nos encontrarmos identificados en El, en Jesús el Hijo de Dios.
Fue en esta edad donde vemos el advenimiento del Mahometismo, el cual negó al Hijo de Dios y pronunció muerte sobre todos los que se llamaban Cristianos.
Fue también en esta edad cuando la iglesia falsa desafió el primer mandamiento del Dios Todopoderoso y se lanzaron precipitadamente al quebrantamiento del segundo, porque pusieron a su Papa en el lugar de Jesucristo y establecieron y ejecutaron la adoración idólatra, hasta el punto que significaba muerte para aquellos que rehusaron que las imágenes tuvieran un lugar dentro de la iglesia. Bajo la emperatriz Teodora, quien reinó desde al año 842 hasta el 867, más de 100.000 santos fueron muertos porque estimaron las imágenes sin ningún valor.
Seguramente esta edad tiene que arrepentirse o perder todo. Allí está el Señor de la Gloria, Dios verdaderamente Dios Su Palabra echada a un lado, Su Persona rechazada, sin
embargo, manos y corazones humanos no pueden destronarlo. Déjelos que lo rechacen, El permanece fiel. "No temáis rebaño pequeño; porque el buen deseo de vuestro Padre es daros el reino. Y cuando yo venga con pies de latón y ojos como llama de fuego, entonces recompensaré.
El juicio es mío, yo pagaré," dice el Señor.
EL ELOGIO Yo he conocido tus obras, y caridad, y servicio, y fe, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. (Apocalipsis 2:19).
De nuevo aquí, hallamos las mismas palabras de introducción: "Yo conozco tus obras." El mismo Hijo de Dios dijo: "Creedme por las mismas obras" (Juan 10:38). El puso énfasis en Sus propias obras mientras estuvo en la tierra. Las obras que El obró fueron preparadas por Dios para inspirar fe en El. Fueron gran parte de Su ministerio. El Espíritu Santo en Pablo dijo: Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas. (Efesios 2:10).
Estas obras fueron para inspirar fe en El, porque ellas mostrarían aquel parentesco con El, el cual Pablo describió como "criados en El." Ahora, las obras nunca tomarán el lugar de la fe en Dios para nuestra salvación. Pero las obras sí mostrarán nuestra fe puesta en El. Las buenas obras no le salvarán, pero saldrán de una vida salva como fruto hacia el Señor. Yo creo en las buenas obras. Aunque un hombre no sea
salvo, él debe hacer buenas obras y hacer lo mejor que pueda Lo que es horrible a los ojos de Dios, es que los hombres hagan obras malvadas y después digan que están haciendo la voluntad del Señor. Eso es lo que estaban haciendo los obispos, los Papas y toda la jerarquía de Roma.
Estaban asesinando, mutilando, y obrando toda clase de maldad en el Nombre del Señor. Ellos vivían vidas exactamente opuestas a lo que la Palabra enseña. En aquel día malvado aquellos verdaderos creyentes resplandecieron como una luz en un lugar oscuro, porque continuamente hicieron el bien; ellos devolvían bendición por maldición y vivieron la verdad para honrar a Dios, aunque por hacerlo muchos murieron.
En este versículo El está alabando a Sus hijos porque estaban viviendo vidas transformadas. Sus obras testificaban de un nuevo Espíritu morando dentro de ellos. Los hombres veían sus buenas obras y glorificaban a Dios. Sí señor, si Ud. es un Cristiano, Ud. hará lo que es correcto Sus obras testificarán que su corazón está bien. Y esto no será algo que Ud. estará fingiendo, porque Ud. hará Su voluntad aunque nadie más que Dios lo esté mirando, y además, Ud. hará Su voluntad aunque le cueste su vida.
"Yo he conocido tu caridad, servicio, fe y paciencia." Ud. notara que la caridad es puesta entre `obras' y `servicio'. Y ese es su lugar correcto, porque sin caridad nuestras obras no son aceptables ante Dios, como tampoco nuestro servicio. Pablo, hablando a los corintios, dijo: "Sin caridad, yo no soy nada, y todo lo que yo hiciere, será sin provecho alguno si no es hecho con
caridad." Ahora Ud. puede ver que estos creyentes no eran de la misma clase de los Nicolaítas, los cuales hacían las obras como un medio de salvación o para ser admirados de los hombres. Ellos hacían sus obras como consecuencia del amor de Dios que estaba derramado en sus corazones por el Espíritu Santo. Aquel amor en sus corazones era el amor de Dios para los Suyos. Jesús dijo: En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
(Juan 13:35).
Los paganos cuando vieron las vidas de los primeros Cristianos, dijeron: "Mirad pues, como se aman los unos a los otros." Juan dijo en 1 Juan 4:7: Cualquiera que ama, es nacido de Dios...
Aquí quiero darles una advertencia. La Biblia dice tocante a los últimos días, que por la abundancia de iniquidad, el amor de muchos se resfriará. En la edad de Laodicea, o sea la última edad, el amor a sí mismo y el amor a las cosas materiales ocupará el lugar del verdadero amor de Dios. Nos es necesario guardarnos del poder del pecado en estos últimos días. Muchos se están endureciendo porque no se han dado cuenta del efecto de este espíritu del último día. Es tiempo de acercarnos a Dios y dejarlo que llene nuestras vidas con Su amor, porque si no lo hacemos, entonces sentiremos la frialdad de la iglesia del último día y rechazaremos la verdad de Dios, la
cual es lo único que nos puede ayudar.
En aquellos años oscuros y temerosos, la Vid Verdadera mantuvo su amor para con Dios y para con los hermanos, y Dios les alabó por eso.
"He conocido tu servicio." Jesús dijo: "Aquel que es sobre todos es el siervo de todos." Una vez un hombre sabio comentó sobre este versículo y dijo: "Solamente la historia probará la verdad de esas palabras." Aquel hombre dijo la verdad. Todos los hombres de la historia que en verdad llegaron a ser grandes, fueron siervos. Aquellos que demandaron ser servidos, que oprimieron; que siempre tuvieron como meta estar a la cabeza de todos, han terminado en vergüenza. Aun los más ricos han sido condenados por Dios por no haber utilizado sus riquezas correctamente. Pero fíjese en la historia y notará que aquellos que en verdad fueron algo, fueron los que sirvieron a otros. La historia nunca podrá alabar a aquellos por los cuales se hizo mucho, pero para siempre alabará a aquellos que hicieron mucho por otros. Ahora, apliquemos eso a nosotros mismos. Por cuanto el Hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir, así también nosotros debemos seguir aquel ejemplo. Fíjese en El mientras se postra a los pies de los apóstoles y les lava sus pies tan cansados y sucios. El dijo: "Vosotros no entendéis ahora lo que estoy haciendo, pero lo entenderéis después. Mas lo que veáis que yo hago, vosotros también debéis hacerlo." El llegó a ser un siervo de manera que Dios pudiese elevarlo a las alturas. Y algún día en el juicio de los santos, le oiremos decir: "Bien hecho, buen y fiel siervo, entrad pues
al gozo del Señor." No es siempre fácil ser un siervo, pero aquellos que sirven y además son usados para servir a otros, algún día serán sentados con El en Su Trono. Entonces valdrá todo.
"Trabajemos por el Maestro, desde el alba al vislumbrar; siempre hablemos de Su amor y fiel bondad; Cuando todo aquí fenezca y nuestra obra cese ya, y que sea pasada lista, allí estaré." "He conocido tu fe." Ahora, El no dice aquí como dijo a la iglesia en Pérgamo: "no has negado mi fe." El ahora no está hablando de Su fe, sino que está encomiándoles por su fidelidad.
Y a medida que lo está haciendo, también menciona su paciencia. Fidelidad y paciencia van juntamente. Por cierto, la paciencia es el resultado de la fidelidad, porque en Santiago 1:3 dice así: Sabiendo que la prueba de vuestra fe obra paciencia.
No hay ninguna otra manera para obtener paciencia. Tiene que venir como resultado de la prueba de su fe. "... sabiendo que la tribulación produce paciencia" (Romanos 5:3). Es visto en Santiago 1:4 la alta consideración que Dios tiene en cuanto al desarrollo de nuestra fe: Mas tenga la paciencia perfecta su obra, para que seáis perfectos y cabales, sin faltar en alguna cosa.
La Voluntad de Dios para nosotros es la Perfección. Y esa perfección es paciencia, sirviendo a Dios y esperando en Dios. Este es el proceso del desarrollo del carácter. Cuan altamente Dios ha elogiado a estos santos de la Edad del Oscurantismo. Siendo guiados tan
pacientes como ovejas al matadero; fielmente sirvieron a Dios con amor. Eso es todo lo que ellos deseaban en esta vida: solamente servir a su Dios. ¡Cuán grande ha de ser su recompensa! "Yo he conocido que tus obras postreras son más que las primeras." Esto ciertamente es admirable. A medida que la oscuridad de la edad aumentó, y la lista de honor de los mártires llegó a ser más larga día tras día, ellos obraron todo esforzándose en lo máximo, sirviendo en abundancia, y su fe les fue aumentada. Cuan trágico fue ver en la Edad de Efeso que el amor disminuyó. Y verdaderamente, nada es mencionado del aumento de la labor de amor en las otras edades; pero en esta edad, en la edad más oscura de todas, le sirvieron a Dios en abundancia.
¡Qué grande lección es esa! No hubo merma de este afable servicio de amor hacia el Señor, sino más bien un aumento de labor. Ese es el secreto. Dejad al enemigo que trate de impedir nuestro servicio al Señor, y nuestra respuesta será un aumento de servicio. Cuando los abatidos están clamando de temor, entonces es el tiempo de gritar la victoria.
"Yo he conocido que tus obras postreras son más que las primeras." Ahora, como ya hemos dicho, esta edad es llamada la Edad del Oscurantismo, porque en verdad fue la época más oscura de la historia. Fue la edad del Papa Inocencio III, el cual reclamó ser el "vicario de Cristo, soberano y supremo sobre la iglesia y el mundo," quien instituyó la inquisición, la cual, bajo su dirección, derramó más sangre que en cualquier otro tiempo, con excepción de la Reforma de Lutero. Fue la edad de la pornografía, el dominio de las rameras. Sagario III tuvo una amante y
"llenó el coro papal con amantes e hijos bastardos y tornó el palacio papal en una habitación de ladrones." Anastacio III fue llevado a la muerte por Marozia, quien fue una amante de Segario.
Juan XI fue el hijo ilegítimo de Marozia. Juan XII fue el nieto de Marozia y él "ultrajó a las viudas y violó a las vírgenes, y mientras estaba en un acto de adulterio, fue muerto por el esposo enfurecido de la mujer." Fue la edad del Cisma Papal, porque las dos líneas papales (una reinando desde Aviñón, Francia y la otra reinando desde Roma) se maldecían y se peleaban entre sí mismos. Estos Papas no solamente eran culpables de actos sexuales inmorales (engendrando cientos de niños ilegítimos, cometiendo sodomía, etc.), sino también fueron culpables de haber vendido los oficios sacerdotales a los que pagaban el mejor precio.
Fue la edad cuando la luz brilló más débilmente, sin embargo, los pocos creyentes que habían, obraron más fervientemente a medida que la oscuridad aumentaba, hasta tal punto que al final de la edad muchos intentaron hacer reformas. Sus labores fueron tan fervorosas que ellos aparejaron el camino para la reforma que estaba por venir. Así es como la Palabra dice acerca de esa edad: "tus obras postreras (al fin de la edad) son más que las primeras." La palabra `Tiatira', tiene varios significados entre los cuales está "Sacrificio Continuo." Muchos retienen la creencia que esto es una profecía tocante a la misa, lo cual es una presentación continua del sacrificio de Cristo. Ese es un pensamiento excelente, pero también puede ser que signifique el sacrificio continuo en cuanto a vidas y labores de los verdaderos creyentes del Señor.
Seguramente estos santos de Tiatira eran excelentes, llenos de Espíritu Santo y fe, criados para buenas obras, mostrando Su alabanza, no teniendo sus vidas en aprecio personal, sino más bien rindiéndose totalmente como un sacrificio agradable al Señor.
LA REPRENSION Mas tengo unas pocas cosas contra ti: porque permites aquella mujer Jezabel (que se dice profetisa) enseñar, y engañar a mis siervos, a fornicar, y a comer cosas ofrecidas a los ídolos.
(Apocalipsis 2:20).
Ahora, juntamente con este versículo, quiero que se dé cuenta del versículo 23 y note la prueba de una gran verdad que he estado trayendo a su atención.
Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones...
A través de este mensaje yo he estado diciendo que en realidad hay dos iglesias, aunque en cada edad el Espíritu habla a las dos como si fueran solamente una. Aquí está enfáticamente declarado que hay iglesias; y también declara plenamente que algunas de estas iglesias claramente no saben que El es Aquel que escudriña los riñones y los corazones. El va a probarles a ellos que esto es cierto. Ahora pues, ¿cuales serán las iglesias que no conocen esta verdad? Desde luego,
serán aquellas que proceden de la vid falsa, porque los verdaderos creyentes ciertamente saben que el juicio comienza en la casa de Dios, y ellos siendo temerosos de Dios y observadores de Sus leyes, se juzgan a sí mismos para así no ser juzgados.
Ahora, ¿por qué es que Dios llama a estas iglesias Sus iglesias, aunque son de la vid falsa? La verdad del asunto es que ellos son Cristianos. Pero no son Cristianos del Espíritu. Son más bien Cristianos de la carne. Están llevando su Nombre en vano.
Y en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. (Marcos 7:7).
Pero ciertamente son Cristianos, porque ¿qué más podrían ser? Un Mahometano es un Mahometano. Esa es su religión, sea como quiera que la viva, porque se somete en teoría a lo que el Corán enseña; del mismo modo, un Cristiano es un Cristiano por cuanto él se somete al hecho de que Jesús es el Hijo de Dios, nacido de una virgen, que fue crucificado y murió y resucitó, que El es el Salvador de la humanidad, etc. (Por cierto, en la Edad de Laodicea, habrá aquellos que se llamarán Cristianos porque se someten a las finas cualidades de Jesús, mientras que reservan para sí mismos el derecho de negar Su Deidad. Los Cristianos Científicos ya han hecho eso como también multitudes que predican un Evangelio Social.) El es un Cristiano nominal y pertenece a la iglesia. Pero él no es un creyente verdadero o Espiritual. Ese tipo de creyente es aquel que ha sido bautizado en el Cuerpo de Jesús y es un miembro de El. Pero sin embargo, está en el orden de
Dios que la cizaña crezca juntamente con el trigo y no debe ser desarraigada. Ese es el mandamiento de Dios. Su día de ser juntada y quemada está por venir, pero todavía no.
Así que el Espíritu está hablando a este grupo mezclado. Por un lado El está alabando, y por el otro lado, El está reprendiendo. El ha dicho lo que es correcto al verdadero creyente.
Ahora El advierte a la vid falsa lo que debe hacer si es que ha de ser justificada ante el Señor.
AQUELLA MUJER JEZABEL El apóstol Santiago nos mostró el curso que toma el pecado: Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y cebado.
Y la concupiscencia, después que ha concebido, pare el pecado: y el pecado, siendo cumplido, engendra muerte. (Santiago 1:14-15).
Ahora, eso es una semejanza exacta de lo que está sucediendo en las Edades de la Iglesia.
Así como el pecado empezó con nada menos que una sensación, así también la muerte de la iglesia empezó con los hechos sencillos y poco notados de los Nicolaítas. De los hechos pasó a ser una doctrina. De una doctrina pasó a abarcar el poder del Estado y la introducción del paganismo. Ahora, en esta edad pasa a su propia profetisa (maestra), y así va continuando hasta que se halle algún día en el Lago de Fuego, porque allí es exactamente donde va a encontrar su fin, en la muerte segunda.
Ahora, el clamor de Dios en contra de esta cuarta edad se encuentra en Su denuncia en contra de esta profetisa Jezabel. Y para entender mejor el por qué de esa denuncia, tendremos que escudriñar su historia en la Biblia, y cuando hallemos lo que ella hizo en el pasado, entonces sabremos lo que está haciendo en este tiempo.
Lo primero y muy importante que aprendemos acerca de Jezabel es que ella NO ES una hija de Abraham, ni tampoco su admisión en las tribus de Israel fue de carácter espiritual como en el caso de Ruth la moabita. No señor. Esta mujer era la hija de Ethbaal, rey de los Sidonios (1 Reyes 16:31), quien fue el sacerdote de Astarte. El había obtenido el trono asesinando a Pheles su predecesor. Claramente vemos que es la hija de un asesino. (Ciertamente esto nos hace recordar a Caín). Y la manera en que ella llegó a ser una parte de Israel no fue por medio de los canales espirituales que Dios había ordenado para la admisión gentil; ella más bien entró por medio del MATRIMONIO con Achab, el rey de las diez tribus de Israel. Ahora esta unión, como hemos visto, no fue Espiritual; fue más bien política. Y así esta mujer que estaba tan compenetrada en la idolatría, no tenía ningún deseo de llegar a ser una adoradora del Unico Dios Verdadero, antes por el contrario ella vino con las intenciones declaradas de apartar a Israel del Señor. Ahora, Israel (las diez tribus) ya tenía el conocimiento de la adoración de los becerros de oro, pero todavía no estaba completamente dado a la idolatría porque ellos adoraban a Dios y reconocían la ley de Moisés. Pero desde el tiempo del matrimonio de Achab y Jezabel, la idolatría progresó de
una manera mortal. Fue cuando esta mujer llegó a ser sacerdotisa en los templos que ella edificó a Astarte (Venus) y a Baal (dios del sol) cuando Israel llegó al punto más crítico de su vida.
Con este conocimiento, podemos empezar a ver ahora lo que el Espíritu de Dios está dando a conocer en esta Edad de Tiatira. Aquí está: Achab se casó con Jezabel y lo hizo como una maniobra política para fortalecer y asegurar su reino. Eso es exactamente lo mismo que hizo la iglesia cuando se casó bajo Constantino. Los dos se juntaron por razones políticas, aunque le dieron una apariencia espiritual al asunto. Ahora, nadie me va a convencer a mí que Constantino fue un Cristiano. El era un pagano con un disfraz de Cristiano. El pintó cruces blancas en los escudos de los soldados, fue el originador de los Caballeros de Colón, colocó una cruz en la torre de la iglesia de Santa Sofía, y así dio comienzo a una tradición.
Fue idea de Constantino juntar a toda la gente: paganos, Cristianos nominales y Cristianos verdaderos. Y por un tiempo parecía que él tendría éxito porque los verdaderos creyentes vinieron para ver si podían persuadir a aquellos que se habían apartado de la Palabra a que volvieran. Cuando vieron que no los podían persuadir a que volviesen a la verdad, fueron 152 obligados a apartarse de aquel cuerpo político. Entonces cuando hicieron eso, fueron llamados herejes y fueron perseguidos.
Déjenme decirles aquí que hoy mismo está sucediendo la misma cosa. Toda la gente se está juntando. Están escribiendo una Biblia que será conveniente para todos, tanto para el judío como para el católico y protestante. Tienen su propio Concilio de Nicea, pero lo llaman Concilio Ecuménico. Y ¿sabe Ud. a quiénes son los que estas organizaciones están combatiendo constantemente? Ellos guerrean contra los verdaderos Pentecostales. No estoy refiriéndome a la organización llamada Pentecostal, me refiero a los que son verdaderos Pentecostales porque son llenos del Espíritu Santo y tienen las señales y los dones en su medio porque caminan en la verdad.
Cuando Achab se unió con Jezabel por razones políticas, él vendió su primogenitura.
Cuando Ud. se une con una organización, Ud. vende su primogenitura aunque Ud. quiera creerlo o no. Cada grupo protestante que una vez salió y luego entró de nuevo, vendió su primogenitura, y cuando Ud. vende su primogenitura, Ud. es exactamente como Esaú. Ud. puede llorar y arrepentirse todo lo que quiera, pero no tendrá resultados. Hay una sola cosa que Ud. puede hacer y eso es: "¡ Salid de ella mi pueblo y dejad de participar en sus pecados! " Ahora, si Ud.
piensa que esto no es correcto, contésteme esta sola pregunta: ¿Me puede decir alguien cuál iglesia o movimiento de Dios que en alguna ocasión tuvo un avivamiento, y que después de haberse organizado y llegar a ser una denominación haya regresado a ese avivamiento? Lean sus historias. Ud. no podrá hallar ni una sola.
Era la hora de la medianoche para Israel cuando se unió con el mundo y dejó lo Espiritual por lo político. Era la hora de la medianoche para la iglesia cuando en Nicea hizo la misma cosa.
Es la hora de la medianoche ahora mismo cuando las iglesias se están juntando.
Cuando Achab se casó con Jezabel, él permitió que ella tomara el dinero del Estado para edificar dos enormes edificios para la adoración a Astarte y Baal. La casa que edificó para Baal fue suficientemente grande que todo Israel podía entrar y adorar allí. Y cuando Constantino y la iglesia se casaron, él dio los edificios de las iglesias y colocó altares e imágenes y organizó la jerarquía que ya se había estado formando.
Cuando Jezabel obtuvo el respaldo del Estado, ella impuso su religión sobre el pueblo y mató a los profetas y a los sacerdotes de Dios. Este asunto llegó a tal grado de perversión, que Elías, el mensajero de su día, pensó que sólo él había quedado; pero Dios tenía a otros 7.000 que no habían doblado sus rodillas a Baal. Y hoy mismo, entre esas denominaciones de Bautistas, Metodistas, Presbiterianos, etc., hay algunos que saldrán y regresarán a Dios. Yo quiero que Ud.
sepa que yo nunca he estado en contra de la gente. Es contra la denominación, el sistema organizado, el cual, según mi modo de pensar, no es correcto. Tengo que estar en contra de eso porque Dios lo aborrece.
Ahora, detengámonos aquí por un momento para repasar lo que hemos descubierto acerca de la adoración en Tiatira. Yo dije que adoraban a Apolo (quien era el dios del sol) juntamente
con el emperador. Este Apolo fue llamado el `separador de maldad'. El apartaba a la gente de la maldad. El les bendecía y les fue un verdadero dios.
El les enseñaba acerca de la adoración, los ritos del templo, los servicios a los dioses, los sacrificios, la muerte y la vida después de la muerte. La manera en que hacía esto, era a través de una profetisa que estaba embelesada y estaba sentada en una silla de tres patas. ¡Oh! ¿Lo puede ver Ud.? Aquí está aquella profetisa llamada Jezabel enseñando a la gente. Y su enseñanza está seduciendo a los siervos de Dios y haciéndoles cometer fornicación. Fornicación quiere decir `adoración idólatra'. Ese es su significado espiritual. Es una unión ilegal. La unión de Achab y la unión de Constantino eran igualmente ilegales. Ambos cometieron fornicación espiritual. Todo fornicario tendrá su fin en el Lago de Fuego porque así lo dijo Dios.
Ahora pues, la enseñanza de la Iglesia Católica (la iglesia es femenina, es una mujer) reniega la Palabra de Dios. El Papa, que literalmente es Apolo en una versión moderna, ha enseñado a la gente cómo unirse a los ídolos. La Iglesia Romana ha llegado ahora a ser una profetisa falsa para la gente, porque ella ha quitado de entre la gente la Palabra del Señor y ha impuesto sus propias ideas en cuanto a lo que constituye el perdón de pecados, lo que trae las bendiciones de Dios; y los sacerdotes han llegado al punto de declarar categóricamente que no solamente tienen poder sobre la vida, sino también sobre la muerte. Ellos enseñan según su propio
razonamiento que hay un purgatorio, pero Ud. no puede hallar eso en la Palabra. Ellos enseñan que las oraciones, las misas y el dinero pueden sacarlo a Ud. del purgatorio y llevarlo al Cielo. El sistema entero, que está basado sobre sus enseñanzas, es falso. No está basado sobre el seguro fundamento de la revelación de Dios en Su Palabra, sino que está basado sobre las arenas movedizas y sumergibles de sus propias mentiras diabólicas.
La iglesia fue de organización a denominación, y después a la enseñanza falsa. Eso es correcto. Los Católicos Romanos no creen que Dios está en Su Palabra. No señor. Si lo creyeran tendrían que arrepentirse y retroceder, pero ellos dicen que Dios está en Su iglesia. Eso haría entonces que la Biblia fuera la historia de la Iglesia Católica, pero no es así. Fíjese en lo que hicieron solamente con el bautismo en agua. Tomaron el bautismo y en vez de ser Bautismo Cristiano lo convirtieron en un bautismo pagano de títulos. Déjenme citarles una experiencia que tuve con un sacerdote Católico. En una ocasión, yo bauticé a una jovencita, la cual después se volvió al Catolicismo, y luego el sacerdote quería obtener algunos informes acerca de ella. El me preguntó qué clase de bautismo había tenido la joven. Yo le respondí que la bauticé en el Bautismo Cristiano, el cual, según mi conocimiento, era el único que había. La había sumergido en el agua en el Nombre del Señor Jesucristo. El sacerdote mencionó que en el tiempo pasado la Iglesia Católica hacía eso. Inmediatamente le pregunté cuándo la Iglesia Católica hizo eso, porque yo había leído sus historias y no había encontrado lo que él decía. El me dijo que se encontraba en
la Biblia y que Jesús había organizado la Iglesia Católica. Yo le pregunté que si él creía que Pedro en verdad era el primer Papa. El dijo enfáticamente que Pedro sí fue el primer Papa. Yo le pregunté que si las misas se decían en latín para así asegurar que estaban correctas y que nunca cambiaran. El dijo que eso era cierto. Entonces le dije que yo pensaba que se habían alejado bastante de lo que tenían en el principio. Le hice saber que si la Iglesia Católica en verdad creía en el libro de los Hechos, entonces yo era uno que creía como los primeros Católicos. El me dijo que la Biblia era el registro de la Iglesia Católica y que Dios estaba en la iglesia. Yo estuve en desacuerdo con él porque Dios está en Su Palabra. Dejad que Dios sea verdadero, mas todo hombre mentiroso. Si Ud. agrega o le quita a ese libro, Dios ha prometido que El agregará plagas a aquellos que le agregan y quitará su parte del Libro de la Vida si se atreven a quitarle algo (Apocalipsis 22:18-19).
Déjenme mostrarles como es que cree la Iglesia Católica Romana que Dios está en la iglesia en vez de estar en la Palabra. Aquí está una cita del diario del Papa Juan XXIII: "Mi experiencia durante estos tres años como Papa, desde que en temor y temblor acepté este servicio en obediencia pura a la Voluntad del Señor, comunicaba a mí por medio del Sagrado Colegio de Cardenales en cónclave, testifica a este máximo y es una razón durable y conmovedora por la cual debo ser fiel a ello; confianza absoluta en Dios, en todo lo que tiene que ver con el presente y
perfecta tranquilidad en cuanto al futuro." Este Papa declara que Dios habló por medio de la iglesia revelando Su Voluntad. ¡Cuán falso! Dios está en Su Palabra y habla por medio de la Palabra revelando Su Voluntad. También dijo que ponía confianza absoluta en la palabra de los hombres y consecuentemente la obedecía con tranquilidad. Todo esto suena tan hermoso, pero es tan falso. Igual a la perversión en el Huerto del Edén.
Ahora, pasemos al capítulo 17 de Apocalipsis para ver esta mujer, la iglesia, que está viviendo por profecías falsas y no por la Palabra de Dios. En el versículo uno, Dios la llama la gran ramera ¿Por qué es una ramera? Porque está en idolatría, y ha conducido a la gente a la misma cosa. ¿Cuál es el remedio para la idolatría? La Palabra de Dios. Así que esta mujer es una ramera porque ha dejado la Palabra. Allí está sentada sobre muchas aguas, lo cual significa multitudes de gente. Esto seguramente tiene que ser la iglesia falsa, porque la iglesia de Dios es pequeña: "Pocos son los que la hallan" (Mateo 7:14).
Fíjese cómo aparece ella a los ojos de Dios, no importando cuán maravillosa ella parezca a la gente y cuán filosófica ella suene. Ella está sumamente embriagada con sus fornicaciones.
Ahora, ella estaba embriagada con la sangre de los mártires. Igual como Jezabel, quien mató a los profetas y sacerdotes y destruyó a la gente de Dios porque no se arrodillaron para adorar a Baal.
Y eso es exactamente lo que hizo la Iglesia Católica. Ella mató a todos aquellos que no se arrodillaron ante la autoridad del Papa. Aquellos que desearon mejor la Palabra de Dios que las
palabras de los hombres, fueron asesinados generalmente por métodos sumamente crueles. Pero esta iglesia que aplicaba la muerte, ella misma estaba muerta y no lo sabía. No había nada de vida en ella y ninguna señal jamás la siguió.
TIEMPO PARA ARREPENTIRSE Y le he dado tiempo para que se arrepienta de la fornicación; y no se ha arrepentido.
(Apocalipsis 2:21).
¿Sabe Ud. que esta iglesia fue en verdad más malvada que Achab? ¿Sabía Ud. que él se arrepintió por un tiempo y anduvo rectamente delante de Dios? Ud. no puede decir eso de la Iglesia Católica Romana. No señor. Ella nunca se ha arrepentido, antes ha destruido obstinadamente a cualquiera y a todos los que se han esforzado por persuadirla a que se arrepienta. Eso es historia. Ahora, Dios no solamente siguió levantando a los mensajeros para cada edad, sino también levantó a unos maravillosos ayudantes para aquellos mensajeros. El dio a cada edad maravillosos hombres de Dios y ellos hicieron todo lo que pudieron para traer la iglesia de nuevo a Dios. Dios ciertamente le concedió a ella la oportunidad y la ayuda para arrepentirse.
¿Hubo alguna ocasión cuando ella se arrepintió y mostró por medio de su fruto que lo había hecho? No señor. Ella nunca lo ha hecho y nunca lo hará. Ella está embriagada. Ella ha perdido sus facultades en cuanto a las cosas espirituales.
Ahora, no se engañe Ud. pensando que la Iglesia de Roma se ha arrepentido de la matanza
de los santos sólo porque se está esforzando por unirse con los Protestantes al cambiar sus credos para que estén más acordes con los Credos Protestantes. Ni una sola vez se ha disculpado ni ha dicho que erró en sus enormes matanzas. Y nunca lo hará tampoco. Y no importa cuan dulce y agradable aparezca en este tiempo, aún se levantará para matar, porque eso es lo que mora en su corazón malvado e impenitente.
LA SENTENCIA ES DICTADA SOBRE LA RAMERA He aquí, yo la echo en cama, y a los que adulteran con ella, en muy grande tribulación, si no se arrepintieren de sus obras: Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones: y daré a cada uno de vosotros según sus obras. (Apocalipsis 2:22-23).
¿Qué es esto? ¿Esta mujer tiene hijos siendo ella una ramera? Si ese es el caso, teniendo hijos por medio de sus fornicaciones, entonces tiene que ser quemada con fuego como la Palabra lo ha dicho. Eso es exactamente correcto. Ese es su fin porque ella será quemada con fuego. Su fin es el Lago de Fuego. Pero deténgase un momento para pensar sobre estos hijos. La mujer es el medio a través del cual vienen los hijos. Es evidente que esta mujer tuvo hijos que vinieron por ella, y ellos hicieron la misma cosa que hizo ella. Muéstreme una sola iglesia que salió de una
organización que no entró de nuevo en ella. No hay ni una sola. Ni una. Los Luteranos salieron y luego se organizaron de nuevo, y hoy día están mano a mano con este movimiento ecuménico.
Los Metodistas salieron y se organizaron de nuevo. Los Pentecostales salieron y luego se organizaron. Habrá otro movimiento que saldrá, pero gloria a Dios, ellos no se organizarán, porque conocen la verdad. Aquel grupo será la Novia del último día.
Ahora, aquí nos es dicho que esta ramera tuvo hijos. Ahora, ¿qué fueron? Hijas (hembras) porque son iglesias iguales a ella. Ahora, aquí hay un punto muy interesante. Achab y Jezabel tuvieron una hija, la cual se casó con Joram, hijo de Josaphat, y en 2 Reyes 8:18, la Palabra dice que "Joram anduvo en los pasos de su suegro." Por medio de ese matrimonio, él entró directamente a la idolatría. El impuso la idolatría en Judá, siendo éste un pueblo que temía y adoraba a Dios. Eso es exactamente lo que han hecho todas estas hijas iglesias, así como se los he mostrado. Ellas comienzan en la verdad y se casan con organizaciones y dejan la Palabra por las tradiciones, los credos, etc. Ahora, déjenme aclararles esto. En Hebreos 13:7, la Palabra dice: Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios...
La Palabra es nuestro pastor, no los hombres. Ahora, un hombre como esposo es la cabeza de la mujer. El la gobierna. La iglesia es una mujer también y su cabeza es la Palabra. Jesús es la Palabra. Si ella rechaza la Palabra y toma cualquier otra cabeza, ella es una adúltera. Ahora
dígame Ud. de una sola iglesia que no haya rechazado la Palabra por las tradiciones y los credos.
Todas son adúlteras; así como es la madre, también serán las hijas.
¿Cuál será el castigo de la ramera y sus hijas? Pues será un doble castigo. Primeramente, El dijo: "Yo la echo en una cama." Según la última parte del versículo 22, será una cama de tribulación, o sea la gran tribulación. Eso es exactamente lo que Jesús dijo en Mateo 25:1-13.
Habían diez vírgenes. Cinco eran prudentes y cinco fatuas. Las cinco prudentes tenían aceite (el Espíritu Santo), pero las otras cinco no tenían aceite. Cuando se oyó el clamor: "He aquí el Esposo viene," las cinco vírgenes fatuas tuvieron que correr a buscar aceite, mientras que las cinco vírgenes prudentes entraron a las bodas. Las cinco que permanecieron afuera, fueron dejadas para sufrir la gran tribulación. Eso es lo que sucederá con todos los que no suben en el rapto. Eso es lo que vendrá sobre la ramera y sus hijas. En segundo lugar, la Palabra dice que El las matará con muerte, o como dice una traducción literal, "Que sean puestos a muerte con muerte." Esta es una cosa extraña. Puede ser que nosotros digamos: "déjelo que muera por medio de la horca o por medio de la silla eléctrica o de alguna otra manera." Pero aquí dice: "Que sean puestos a la muerte por muerte." La muerte misma es la causa de su muerte. Ahora quiero que vea esto claramente; así que volveremos a la ilustración de la hija de Jezabel uniéndose con la casa de Judá y así trayéndola directamente a la idolatría y haciendo que Dios entregara a Judá a la
muerte. Eso es lo que hizo Balaam también. Así que aquí estaba Jezabel con su paganismo. Allá está Judá justamente adorando a Dios y viviendo bajo la Palabra Entonces Jezabel une su hija con Joram. En el momento en que se llevó a cabo eso, Joram hizo que la gente fuera idólatra En el momento que se realizó aquel matrimonio, Joram fue muerto. La muerte espiritual entró. En el momento en que la primera iglesia de Roma se organizó, allí mismo ella murió. En el momento en que los Luteranos se organizaron, allí entró la muerte y ellos murieron. Ultimamente llegaron los Pentecostales y ellos también se organizaron. El Espíritu salió de en medio de ellos, aunque ellos no lo creen. Pero sí se fue. Aquel matrimonio produjo muerte. Entonces llegó la luz sobre la Unidad de la Deidad (los Unitarios). Ellos también se organizaron y murieron. Después que el Fuego de Dios cayó sobre el Río Ohio (en Jeffersonville, Indiana, E. U. A.) en 1933, un avivamiento de sanidad rodeó el mundo, pero no vino por medio de ninguna organización. Dios obró fuera de los grupos Pentecostales, fuera de la organización; y lo que va a hacer en el futuro, será fuera de la organización también. Dios no puede obrar por medio de los muertos. Solamente puede obrar a través de los miembros vivientes. Aquellos miembros vivientes están fuera de Babilonia.
Así que Ud. puede ver que "muerte" u "organización" vino y la iglesia murió; y para aclarar esto aun más, la muerte llegó a ser un habitante en donde reinaba la Vida apenas un poco antes. Así como la Eva original trajo muerte a la humanidad, así también ahora la organización ha
traído muerte, porque organización es un producto de una doble corrupción, Nicolaísmo y Balaamismo, la cual ha sido propagada por la profetisa Jezabel. Ahora, Eva debió haber sido quemada juntamente con la serpiente por causa de su hecho horrible, pero Adam se interpuso, tomándola prontamente a sí mismo, y así fue salva. Pero cuando esta religión satánica ha recorrido el curso completo de las edades, no habrá nadie que se pueda interponer, y ella será quemada juntamente con su engañador, porque la ramera, sus hijas, el anticristo y Satanás, todos, hallarán su lugar en el Lago de Fuego.
Ahora, puede ser que me esté adelantando un poco y quizás deba reservar esto para el mensaje sobre la última edad, pero parece ser tan perfecto introducirlo aquí, pues trata tan claramente con la organización y lo que va a suceder por medio de la organización, y quiero prevenirles.
Y yo me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia subir del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y sobre sus cuernos diez diademas; y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia.
Y la bestia que vi, era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder, y su trono, y grande potestad.
Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fue curada: y se
maravilló toda la tierra en pos de la bestia.
Y adoraron al dragón que había dado la potestad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién podrá lidiar con ella? Y le fue dada boca que hablaba grandes cosas y blasfemias: y le fue dada potencia de obrar cuarenta y dos meses.
Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, y a los que moran en el cielo.
Y le fue dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fue dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente.
Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo.
Si alguno tiene oído, oiga.
El que lleva en cautividad, va en cautividad: el que a cuchillo matare, es necesario que a cuchillo sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.
Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, más hablaba como un dragón.
Y ejerce todo el poder de la primera bestia en presencia de ella; y hace a la tierra y a los
moradores de ella adorar la primera bestia, cuya llaga de muerte fue curada.
Y hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.
Y engaña a los moradores de la tierra por las señales que le ha sido dado hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que hagan la imagen de la bestia que tiene la herida de cuchillo, y vivió.
Y le fue dado que diese espíritu a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hable; y hará que cualesquiera que no adoraren la imagen de la bestia sean muertos.
Y hacía que a todos, a los pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, ó en sus frentes: Y que ninguno pudiese comprar ó vender, sino que tuviera la señal, ó el nombre de la bestia, ó el número de su nombre.
Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento cuente el número de la bestia; porque es el número de hombre: y el número de ella, seiscientos sesenta y seis. (Apocalipsis 13:1-18).
Este capítulo muestra el poder de la Iglesia Católica Romana y lo que ella hará por medio de la organización. Recuerde que esta es la vid falsa. Déjela que invoque el Nombre del Señor, solo lo hará mentirosamente. Su cabeza no es el Señor, sino Satanás. En el final se halla completamente identificada con la bestia. La ramera montada sobre la bestia bermeja claramente
muestra que su poder es el dios de fuerza (Satanás), y no nuestro Dios, el Señor Jesucristo.
El versículo 17 enfáticamente muestra que ella obtendrá dominio completo del comercio de la tierra, porque ningún hombre puede vender o comprar fuera de ella. Esto está afirmado en Apocalipsis 18:9-17, donde habla de sus tratos con reyes, príncipes y comerciantes, los cuales todos tienen que ver directamente con Roma y el comercio.
En Apocalipsis 13:14, aprendemos que la bestia esparce su influencia por medio de la imagen que fue edificada en su honor. La imagen que es hecha es un concilio ecuménico mundial, en el cual todas las iglesias organizadas se juntarán con los Católicos Romanos (lo están haciendo ahora mismo). Es muy posible que se realice esta unión para parar el poder del Comunismo; pero siendo que el Comunismo, así como Nabucodonosor, ha sido traído a existencia para quemar la carne de la ramera, Roma será subyugada y destruida. Note Ud. que dondequiera que la iglesia de Roma iba, el comunismo la seguía. Así tiene que ser. Y déjenme advertirles, no vaya Ud. a pensar que el Comunismo es su único enemigo. No señor. También lo es la Iglesia Católica, y aun peor.
Ahora, leamos Apocalipsis 13:14 para comparar esto con Apocalipsis 12:15.
Y yo me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia subir del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y sobre sus cuernos diez diademas; y sobre las cabezas de ella nombre
de blasfemia Y la bestia que vi, era semejante a un leopardo y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder, y su trono, y grande potestad.
Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fue curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.
Y adoraron al dragón que había dado la potestad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quien podrá lidiar con ella? (Apocalipsis 13:14).
Y una grande señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.
Y estando preñada, clamaba con dolores de parto, y sufría tormento por parir.
Y fue vista otra señal en el cielo: y he aquí un grande dragón bermejo, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas.
Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las echó en tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba para parir, a fin de devorar a su hijo cuando hubiese parido.
Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono. (Apocalipsis 12:15).
Satanás y su religión están en ambas bestias. En Apocalipsis 13, la bestia que fue herida de muerte pero vivió de nuevo fue la Roma pagana imperial que cayó bajo el asalto de los bárbaros salvajes y por eso perdió su poder temporal, pero ella recobró este poder en la Roma papal. ¿Lo puede ver Ud.? La nación que reinó sometiendo bajo sus pies a todos, llegando a ser el imperio más poderoso que jamás se había conocido, al fin fue herida de muerte. Su poder, así como el control que ejerció por medio de ejércitos, estaba terminado. Pero bajo Constantino, ella tornó a vivir, porque la Roma papal se ha infiltrado en el mundo entero, y su poder es absoluto. Ella utiliza reyes y comerciantes, y en su venenoso poder religioso y financiero, ella está gobernando como la diosa de esta edad presente. Ella también es el dragón que estuvo esperando para devorar al hijo varón cuando naciese. Herodes trató de matar al Señor Jesucristo y falló. Después Jesús fue crucificado por los soldados romanos, pero ahora está en el Trono.
Ahora, juntamente con lo que acabo de decir, recuerde la visión de Daniel. La última parte de la imagen, la última fuerza mundial, estaba en los pies. Eso fue hierro y barro. El hierro representaba al Imperio Romano. Pero ahora ya no es hierro puro, sino que está mezclado con barro, sin embargo, está allí y está dirigiendo los asuntos mundiales, tanto en las naciones democráticas como también en las naciones más despóticas. La Iglesia Romana está en toda nación. Está metida en todo.
Déjeme mostrarle algo acerca del hierro y el barro. ¿Recuerda Ud. la ocasión cuando
Krushchev sonó su zapato sobre el escritorio en las Naciones Unidas? Pues en aquella ocasión, estuvieron presentes cinco naciones occidentales y cinco orientales. El Sr. Krushchev habló por el oriente y el Presidente Eisenhower habló por el occidente. En el idioma ruso, "Kruschev" quiere decir barro y "Eisenhower" quiere decir hierro. Los dos líderes más importantes del mundo, los dos dedos grandes de los dos pies de hierro y barro estaban lado a lado. Estamos en el fin de todo.
En el versículo cuatro está la pregunta: "¿Quién podrá lidiar (guerrear) con la bestia? " Hoy día hay ciertos nombres grandes en el mundo, hay varias naciones poderosas, pero de todas maneras, Roma está dirigiendo el asunto. El Papa está en el lugar del conductor; y su poder va en aumento. Nadie puede contender con él.
El versículo seis dice: "Y abrió su boca en blasfemia." (Enseñando doctrinas y mandamientos de hombres arrebatados, hinchados, amadores de los deleites, teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella.) El blasfemó el Nombre de Dios, al cambiarlo por títulos, y negando hacerlo de otro modo.
El versículo siete dice: "Y le fue dado hacer guerra contra los santos:" Persecución, muerte para el verdadero creyente, y todo esto fue hecho en el Nombre del Señor, de manera que el Nombre de Dios fue blasfemado, aun como es en Rusia, por lo que la religión Católica hizo allí.
El versículo ocho dice: "Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo." Gracias a Dios que las ovejas no la adorarán. Todos menos los escogidos serán engañados; ellos no serán engañados, porque oyen la Voz del Pastor y le siguen.
Ahora pues, fíjese en esto, lo que le hemos tratado de mostrar: Esta simiente de muerte que empezó en la primera edad, esta simiente de organización, ha crecido llegando a ser el árbol en el cual mora toda ave inmunda. A pesar de sus demandas de que ella es la fuente de vida, ella es la fuente de muerte. Su fruto es MUERTE. Aquellos que toman de ella, son muertos. Este poderoso sistema mundial de la iglesia que engaña al mundo diciendo que en ella mora salvación espiritual y física, está destruyendo a las multitudes. No solamente es muerte personificada, sino que esta misma creación, esta carroña de muerte, será muerta con muerte, lo cual será en el Lago de Fuego. ¡Ay, que los hombres percibieran lo que será su fin solamente por quedarse dentro de ella! "Salid de ella, ¿por qué moriréis?" UNA AMONESTACION FINAL Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones: y daré a cada uno de vosotros según sus obras. (Apocalipsis 2:23).
Dios mira al corazón, eso nunca ha cambiado, ni tampoco cambiará jamás. Aquí, como a través de todas las edades, hay dos grupos, y ambos reclaman tener revelación y parentesco de
Dios.
Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos: (2 Timoteo 2:19).
"El Señor escudriña los riñones." La palabra `escudriñar' quiere decir: rastrear o inquirir.
Dios rastrea nuestros pensamientos (riñones), El sabe lo que está en nuestros corazones, El ve nuestras obras, las cuales son una manifestación clara de lo que mora en nosotros. Es del corazón de donde procede la justicia o la maldad. Nuestros motivos, nuestros propósitos, todo es conocido por El, siendo que El toma cuenta de toda acción. Y toda acción y toda palabra será traída a juicio cuando sea presentada la cuenta de nuestra vida. No hubo temor de Dios en la vid falsa, y caramente pagarán. Porque todos los que invocan Su Nombre, deben vivir como conviene a santos. Puede ser que engañemos a la gente, pero nunca engañaremos a Dios.
LA PROMESA EN AQUELLOS DIAS OSCUROS Pero yo digo a vosotros, y a los demás que estáis en Tiatira, cualesquiera que no tienen esta doctrina, y que no han conocido las profundidades de Satanás, como dicen: Yo no enviaré sobre vosotros otra carga.
Empero la que tenéis, tenedla hasta que yo venga. (Apocalipsis 2:24-25).
Ahora, antes de entrar en la promesa, déjeme mostrarle de nuevo que la iglesia, así como el Espíritu habla de ella en este libro, está compuesta de dos vides entrelazadas "Pero yo digo a
160 vosotros, y a los demás que estáis en Tiatira, cualesquiera que no tienen esta doctrina." Allí está.
El está hablando a los dos grupos. Uno tiene la doctrina, el otro no la tiene. Allí están, esparcidos entre las naciones con la doctrina de uno en oposición a la del otro. Uno es de Dios, conociendo Sus profundidades; y el otro es de Satanás, conociendo las profundidades de Satanás.
"Yo no enviaré sobre vosotros otra carga." La palabra `carga' significa peso o presión. La presión de las Edades del Oscurantismo era sujetarse o ser quebrantado, doblar la rodilla o morir.
Era la inquisición, el poder del imperio respaldando la adoración satánica. Ud. se organiza o paga con su vida. Cada edad tuvo sus presiones. Por ejemplo, una gran carga de la última edad es la presión de las riquezas, del vivir cómodo, y las tensiones nerviosas en una edad compleja, en la cual no parece que estamos hechos para vivir. Parece que esta cuarta edad tuvo una carga definida, la cual era de oponerse a Roma, manteniéndose con la Palabra aun hasta la muerte.
"No han conocido las profundidades de Satanás." Parece que los comentaristas han omitido este versículo porque no les fue posible averiguar cuál doctrina o experiencias envuelven el significado de esta frase. En realidad es sencillo conocer lo que esto quiere decir. Primeramente conozcamos cual es la profundidad de Dios, y entonces lo opuesto, será claramente la profundidad de Satanás.
Que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser corroborados con potencia en el
hombre interior por su Espíritu.
Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones; para que, arraigados y fundados en amor, Podáis bien comprender con todos los santos cuál sea la anchura y la longura y la profundidad y la altura, Y conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. (Efesios 3:16-19).
Ahora, según estos versículos, cuando un hombre conoce la profundidad de Dios en su vida, es en realidad una experiencia personal del Espíritu de Dios viniendo a morar en él, y su mente es iluminada por la sabiduría y el conocimiento de Dios por medio de la Palabra. Pero la profundidad de Satanás se esforzará por destruir esto. El se esforzará, como siempre, por manufacturar un sustituto para esta realidad de Dios. ¿Cómo lo hará? El quitará el conocimiento de la verdad de Dios, destruirá la Palabra interponiendo su propia palabra. ("¿Con que Dios os ha dicho...?") Entonces él sustituirá al Cristo personal en nuestros espíritus. Satanás lo hará así como logró que Israel lo hiciera cuando pidieron que un hombre reinara sobre ellos, en lugar de Dios.
La experiencia de ser renacido será reemplazada por unirse a una iglesia. En esa edad habían entrado en las profundidades de Satanás, y entonces se manifestaron los frutos de esa profundidad, los cuales fueron mentiras, asesinatos y crímenes horribles.
LAS RECOMPENSAS Y al que hubiere vencido, y hubiere guardado mis obras hasta el fin, yo le daré potestad sobre las gentes; Y las regirá con vara de hierro, y serán quebrantados como vaso de alfarero, como también yo he recibido de mi Padre: Y le daré la estrella de la mañana.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. (Apocalipsis 2:26-29).
"Al que hubiere vencido, y hubiere guardado mis obras hasta el fin." Es muy claro, según las palabras del Espíritu en cuanto a obras se refiere, que el Señor se está esforzando por hacer que los Suyos vean Su opinión acerca de las obras justas. El menciona obras cuatro veces. Y ahora dice que aquel que sigue haciendo Sus obras fielmente hasta el fin, le será dada potestad sobre las naciones, y será fuerte y capaz, y gobernará con justicia, y podrá resistir tan poderosamente cualquier situación, que aun el enemigo más peligroso será quebrantado si es necesario Su demostración de un régimen de poder, será semejante a la del mismo Hijo. Esto es muy asombroso. Pero veamos esta promesa a la luz de la edad. La Roma poderosa, con el respaldo del Estado empleando reyes, ejércitos y legisladores, quebranta y destruye todo lo que se le opone. Ella ha matado a millones y tiene hambre de matar a otros millones más, los cuales no se
arrodillaran ante ella. Intolerantemente, cuando pueda, ella pone o quita a tal rey. Ciertamente, su intervención ha causado la caída de naciones, porque ella se ha propuesto destruir a los elegidos de Dios. Sus obras son las obras del diablo, porque ella asesina y miente como lo hace él. Pero viene el día cuando el Señor dirá: "Traed mis enemigos ante mí y matadlos." Entonces, cuando Su justa indignación caiga sobre los blasfemos, será cuando los justos estarán con su Señor. Los justos, viniendo con El en gloria, destruirán a aquellos que destruyeron la tierra e hicieron ruina a los santos de Dios. Esta era la edad de volver la mejilla, de sufrimiento terrible; pero viene un día cuando la verdad prevalecerá, y ¿quién podrá resistir su fuego y permanecer salvo? Solamente los redimidos del Señor.
"Y le daré la estrella de la mañana." Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente, y de la mañana.
(Apocalipsis 22:16).
...hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mariana salga en vuestros corazones. (2 Pedro 1:19).
Según estos versículos, Jesús es la Estrella de la Mañana. El Espíritu está haciendo una promesa a los escogidos de las Edades del Oscurantismo en relación a Sí mismo, y luego a las edades por venir.
Como ya hemos mencionado, Jesús se identifica con el mensajero de cada edad. Ellos
reciben de El la revelación de la Palabra para cada edad. Esta revelación de la Palabra saca del mundo a los escogidos de Dios y los coloca en unión completa con Cristo Jesús. Estos mensajeros son llamados estrellas porque brillan con una Luz prestada o reflejada, la Luz del Hijo, Jesús.
También son llamados estrellas porque son `portadores de luz' en la noche. Así que en la oscuridad del pecado, ellos traen la Luz de Dios a Su pueblo.
Esta es la Edad del Oscurantismo. Es especialmente oscuro porque la Palabra del Señor está casi enteramente escondida de la gente. El conocimiento del Altísimo casi ha cesado. La muerte se ha llevado a gran número de creyentes, hasta que sus filas han sido casi destruidas. Las cosas de Dios estaban en su nivel más bajo en ese tiempo, y parecía que Satanás ciertamente conquistaría al pueblo de Dios.
Si en alguna ocasión alguna gente ha tenido necesidad de una promesa de una tierra donde no hubiese noche, fue la gente de la Edad del Oscurantismo. Y por eso es que el Espíritu les está prometiendo la Estrella de la Mañana. El les está diciendo que la Estrella Mayor, Jesús, Quien mora en una Luz a la cual ningún hombre puede llegarse, en el reino futuro los iluminará por medio de Su presencia personal. El ya no estará utilizando las estrellas (mensajeros) para dar Luz en la oscuridad. Será Jesús mismo hablando con ellos cara a cara, mientras El comparte Su reino con ellos.
Es la estrella de la mañana que se ve cuando la luz del sol empieza a brillar. Cuando venga
nuestro Sol (Jesús), no habrá más necesidad de mensajeros; El mismo nos traerá Su Mensaje de Regocijo; y a medida que El gobierna Su reino, y nosotros vivimos en Su presencia, la Luz de la Palabra llegará a ser más y más brillante en nuestro día perfecto.
¿Qué más podríamos desear que a Jesús mismo? ¿No es El el todo, el Todo Perfecto? El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Amén. Y así, Señor Dios, por medio de Tu Espíritu, déjanos oír Tu Verdad.